Blogia
El Blog de Sergio del Molino

OUTSIDERS

OUTSIDERS

En el paseo de la Constitución, una mujer me grita casi todos los días: "¡Ahí va el griego!". Si voy con Cristina, grita: "¡Ahí va el griego con la puta de la navarra!" (¿Hay que aclarar que ni yo soy griego ni ella navarra y que no tenemos ni idea de dónde se ha sacado los gentilicios?). Cuando hace mucho frío, su banco está desierto.

Todos los dueños de los cafés del centro conocen a Lenín (sí, con acento en la i). Le llaman así por su parecido con el revolucionario. Astrado y borracho, siempre está sentado junto a uno de los carísimos escaparates de la zona. Nunca mendiga, nunca hace nada. Los camareros, con la complicidad o la ignorancia de los dueños de los bares, le sacan de vez en cuando un café con leche y un bocadillo.

Una chica joven, inverosímilmente joven, pasea a su perro todos los días por esas mismas calles. Sin detener la marcha, va pidiendo amablemente unas monedas "pa el chucho".

En la avenida de Cesáreo Alierta, en el cruce donde está el hotel Boston, una vez al año alguien deja una corona de flores en la embocadura del túnel. En el mismo sitio donde, hace tiempo, unos sanos chicos con ganas de diversión tiraron a un mendigo desde lo alto del puente que él había elegido para dormir y dejar sus trastos.

Nos los cruzamos todos los días, y un día dejaremos de hacerlo y no nos importará. Quizá una noche amanezca alguno muerto: aterido de frío o rociado de gasolina o arrojado desde lo alto de un puente. Entonces haremos reportajes, nos movilizaremos y pondremos cara de circunstancias en las conversaciones. Ya lo dijo Joe Gillis (William Holden) en el arranque de Sunset Boulevard, mientras su cuerpo flotaba en la piscina de la mansión de Norma Desmond: "Ahora que estoy muerto, todo son atenciones. Cuando estaba vivo, no le importé nada a nadie".

Foto: el Passage de la Brie, de Paris, transformado en el Passage des Sans Abris (Pasaje de los Sin Techo).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Mapi -

Así soy yo, siempre presta a desfacer entuertos.

Por alusiones -

Mapi, corasón. Quedas nombrada mi caballera andante, defensora de mi honra. Y tú, Del Moulin, aprende, hombre, aprende...

Sergio del Molino -

De la mano de Mapi, abrimos nueva sección de aclaraciones sobre las afirmaciones que vierte la gente de la calle que grita a otras personas. Venga, vale, bueno, salvaré el mancillado honor de Cristina, y quien vuelva a ponerlo en duda, probará el despiadado fierro de mi espada. ¿Mejor asín?

Mapi -

Si voy con Cristina, grita: "¡Ahí va el griego con la puta de la navarra!" (¿Hay que aclarar que ni yo soy griego ni ella navarra y que no tenemos ni idea de dónde se ha sacado los gentilicios?)

Yo aprovecho para aclarar que Cristina, además de no ser navarra, tampoco es puta, que hijo, no tienes ni un detalle...

Sergio del Molino -

Por más que lo pienso no logro entender qué pasa por las cabezas, rapadas o no, de esta gentuza. No creo que haya teoría psicológica capaz de explicarlo.

Sergio Navarro -

Mi amigo sin nombre, que invariable y puntualmente se sitúa en la confluencia de las calles Méndez Núñez y Santa Cruz, me contaba esta tarde que unos "cabezas rapadas" le pegaron hace unos días, durmiendo en la calle, y por eso llevaba el brazo en cabestrilo. Al hilo de tu texto, me asaltan varias preguntas y alguna certeza: ¿estos hijos de puta actúan con toda impunidad? ¿mi amigo sin nombre habrá denunciado la agresión? y en Zaragoza sigue habiendo amigos invisibles que duermen en la calle. Tampoco sé si esta noche se habrá acordado de tomarse los antiinflamatorios que, al parecer, le han recetado.

Anakrix -

Trabajo en el centro, y muchos días veo a Lenin (sin tilde. Es así como yo lo llamo) tirado en el suelo, dormido en cualquier acera. Paso de largo, como todo el mundo. Pero a veces me pregunto qué pasaría si el viejo mendigo estuviera muerto. Suponque que nadie se daría cuenta y que seguiríamos pasando a su lado como si nada, como si el bulto inerte de su cuerpo fuera invisible. Qué triste este mundo en el que somos ciegos para lo que no queremos ver.

Cide -

Recuerdo perfectamente el caso que cuentas. Parece que se ha puesto de moda esta temporada, pero lleva bastante tiempo pasando. ¿Hace cuántos años de eso?
A ver cuando se pone de moda ser cívico y piadoso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres