Blogia
El Blog de Sergio del Molino

LO QUE DE VERDAD IMPORTA

LO QUE DE VERDAD IMPORTA

Hay días horribles. Días nefastos en los que te das cuenta de la cantidad de tiempo que se va por el desagüe manteniendo discusiones sin sentido, echando cuerpo y alma en algo que no merecería ni un comentario y metiéndote de lleno, sin saber cómo salir, en ese torbellino desquiciado del día a día donde todos dicen tener razón. Es en esos días, cuando el hartazgo por lo cotidiano te colma los poros y te obliga a arrastrar los pies, cuando necesitas que algo te recuerde lo que de verdad importa. Los que de verdad importan. A mí me lo suele recordar Lluís Llach con su voz de acogida y sus versos que hablan de amigos lejanos. Esta canción habla de un amigo muerto, Eudald Solà, y de una cita prometida y nunca realizada en la plaza de Folegandros. Lo transcribo primero en catalán y hago una traducción libre e improvisada debajo:

ENS VEIEM A FOLEGANDROS

Hauran quedat el fulls oberts
damunt la taula que pot ser,
t’espera encara en un retorn incert.
El vell Kavafis i també
el teu poeta que a l’Alguer
ens va conmoure més enllà del cor.

Amb mi aprengueres de la mar,
jo amb tu el sentit de cada far
i així plegats vam ormejar un vell port
on la paraula i la passió,
els déus, uns versos i aquell cos
aixoplugarem somnis i cançons.

Ara sols queda la música, Eudald.
Ah, si no fos per la música, Eudald.
Que ens obre empares
a tantes ànsies
que omplen d’angoixa el cor.

Mira com sona la música, Eudald.
Encara ens queda la música, Eudald.
Perquè ens commogui,
perquè ens uneixi,
perquè ens transmudi enllà i més lluny,
lluny i enllà quan...

Amami Alfredo
i rodi el món...
Fa tant de fred al cor
si ens deixes sols.

I així, tossuts, anem sempre endevant
per por de morir-nos d’amor y amistat
veient com l’amic s’en va.

Vivim com si no fos morint
que anem anant aquest camí
a un horitzó d’absències infinit.
Tu hi ets i em veus com vaig venint,
fes-me un recer, Eudald, amic,
i encetarem el joc dels vells marins.

A Itaca el gest pel bell retorn,
a Amalfi un full on deixar un nom
i a Ponza el lloc per viure en pau la mort.
I si cansats d’eternitat
a Folegandros fem un tast,
ja saps la plaça on hi dorm el món.

Ah, si no fos per la música, Eudald.
Mira com sona la música, Eudald.
Que ens posa l’aire sota les ales
i així ens permet el vol...

Ah, que no pari la música, Eudald.
Que s'ens emporti la música, Eudald.
Perquè ens commogui,
perquè ens exalti,
perquè ens transmudi enllà i més lluny.
Lluny i enllà quan...

NOS VEMOS EN FOLEGANDROS

Habrán quedado los folios abiertos
sobre la mesa que quizá
aún espera tu incierto regreso.
El viejo Kavafis y también
tu poeta que, en el Alghero,
nos conmovió más allá del corazón.

Conmigo aprendiste de la mar,
yo, contigo, el sentido de cada faro,
y así, juntos, atracamos en un viejo puerto
donde la palabra y la pasión,
los dioses, unos versos y aquel cuerpo
guarecieron sueños y canciones.

Ahora sólo queda la música, Eudald.
Ah, si no fuera por la música, Eudald.
Que ofrece amparo
a tantas ansias
que llenan de angustia el corazón.

Mira cómo suena la música, Eudald.
Todavía nos queda la música, Eudald.
Porque nos conmueve,
porque nos une,
porque nos traslada allá y más lejos,
allá y más lejos, cuando...

Amami Alfredo
y que ruede el mundo.
Hace tanto frío en el corazón
si nos dejas solos.

Y así, tozudos, vamos siempre hacia adelante,
por miedo a morirnos de amor y amistad,
viendo cómo el amigo se va.

Vivimos como si no fuera muriendo
como avanzamos por este camino
hacia un horizonte de ausencias infinito.
Tú estás y ves cómo me voy acercando,
cobíjame, Eudald, amigo,
y entablaremos el juego de los viejos marinos.

En Itaca, el gesto por el feliz regreso,
en Amalfi, la hoja donde dejar un nombre,
y en Ponza, el lugar para vivir en paz la muerte.
Y, si cansados de eternidad,
en Folegandros echamos un vino,
ya conoces la plaza donde duerme el mundo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Dimitris -

Hace muchos anos que conoci Alexis como consul honorario de Chipre,un hombre que hablaba el Griego mejor que los Griegos y que encerraba todo lo significa Grecia.
Hablaba siempre de Cafavis y a veces de Sikelianos y Elitis.Y me decia "..la Barcelona que ves en esta pelicula de Almodovar, no es la mia.." porque era algo mas.Como se huia de estos conciertos con los amigos, lleno de vita, sabiendo muy bien lo que queria y mejor lo que no queria.No perder tiempo.Esto si que puedo decirlo con toda certeza;Vivia todos sus momentos y sabia vivirlos.Sabia muy bien que el tiempo no existe.
Y es como dice este website.Es una cita perdida y llena de tristeza para nosotros.

Anakrix -

Ánimo, amigo. Y comparte la carga de este día oscuro con quienes te quieren. Veras como pesa menos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres