Blogia
El Blog de Sergio del Molino

MITOS DE LOS 80

MITOS DE LOS 80

Por aquel entonces, a mi sólo me preocupaban las pegatinas de los bollicaos y de los phoskitos. Demasiado ocupado estaba yo completando mi colección de cromos de coches como para preocuparme por semejantes melonadas, pero amigos más viejos y más sabios, que por aquel lejano 1987 se dedicaban a levantar barricadas y a tirar piedros a la policía, sí lo recuerdan con claridad. Y uno de ellos, muy activista, desde Móstoles y Carabanchel, de la memorable huelga estudiantil de aquel año, odia al Cojo Manteca. "Joder, tanto discurso, tanta organización y tanta lucha, para que al final sólo quedara de aquello el cabrón del Cojo Manteca destrozando con la muleta el cartel del metro de Banco de España". Profunda indignación por la capacidad de los medios para crear iconos.

Otro amigo, también más viejo y más sabio que yo, no puede oír hablar de la Movida madrileña ni de Enrique Tierno Galván. Cuando encuentra un reportaje laudatorio y nostálgico, empieza a refunfuñar y rememora la misma anécdota: "Currábamos acondicionando locales de Madrid. Y, una noche, nos metimos una soba de casi 20 horas para dejar listo un garito que al día siguiente tenían que inaugurar Nacho Cano, Alaska y toda esa peña. Y, ya para el final, cuando estamos reventados de dejarnos la piel, mi compañero va y dice: ’Yo admiro mucho a esta gente, porque son artistas’. ¡Artistas! ¡Artistas, dice el tío! Me faltó esto para estamparle la máquina en la cabeza. Y esa noche hubiera dormido en Carabanchel, pero a pierna suelta". De Enrique Tierno Galván cuenta: "Yo estaba allí cuando se subió a un escenario, le dio una calada a un porro y soltó: ’¡Yo me enrrollo, tú te enrrollas!’ Sí, hombre. Por eso estaban los maderos en la puerta, por si se me ocurría enrrollarme, darme dos hostias. Menudo fraude".

Pero como yo ni soy viejo ni sabio, me hace mucha gracia todo esto, pero una gracia un poco amarga. Ahora que los 80 están mitificados por la cultura neo-pop dominante, yo los evoco como algo amargo. No sé, recuerdo mi casa, el papel pintado, las ropas, la música, y me da un poco de pena. TVE ha emitido una antología de La Edad de Oro y me lo he pasado pipa viéndola, pero no creo que haya nada que rescatar de aquel entonces. Prefiero ver cómo se indignan mis viejos y sabios amigos, sobrios militantes de base de un Madrid duro y jodido, muy distante de la Movida de colores que se ha reinventado ahora.

Foto: El Cojo Manteca (Efe).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Conde -

Socio, "enrrollo" se escribe con una r... con acierto te llamas periodista.

¿80? -

En los 80 ni dios pensaba que lo que se hacía duraría algo más que el bourbon que se tomaban mientras lo hacían. Se prostituyeron cuando la industria vió el negocio....Lo demás es historia...y lo de ahora más euros para los de siempre.

Marceli -

Os queda Pepe Rubianes....

Antonio Pérez Morte -

Quizá se haya magnificado en exceso la época y sobre todo algunos protagonistas que poco aportaron a nuestra cultura, pero, sin duda alguna, los ochenta fueron años de absoluta efervescencia cultural en todo el país (no sólo en Madrid). Años de asombrosa \"ebullición\" artística en todos los ámbitos artísticos: Plástica, Teatro, Música, Literatura...

Hubo mucho de todo: bueno y malo. Salían grupos hasta debajo de las piedras. Radio 3 emitía unos programas maravillosos con el mejor pop de aquel momento...

Al mismo tiempo, los cantautores españoles siguieron pariendo discos hermosos, que pasaban sin pena ni gloria, eclipsados por la música imperante y la falta de interés de una "izquierda" gobernante, a la que ya empezaban a molestar las críticas de los intelectuales...

Anakrix -

Por supuesto que sí, Cide. Los 80 tuvieron cosas buenas -incluso buenísimas, como esa maravillosa Bola de Cristal-, pero también mucha mediocridad. No critico la década, sino el hecho de que ahora la hayamos magnificado. Y sobre todo que, con la mentalidad tontipop dominante, lo que se haya rescatado no sea la música de Radio Futura o el \"si no quieres ser como estos, lee\", sino el pelo cardado, los vaqueros dentro de las botas y una pose frívola y acrítica que quizá no fuera mayoritaria en esos años, pero también existía.

Cide -

pues yo no estoy de acuerdo en todo. Reconozco que la propia palabra es horrible "movida". ¿Es que antes no se "movían"? o es que no se les hacía caso. Pero es indudable que hubo una generación que se encontró de golpe con unas posibilidades que no había hasta entonces. Se les dieron oportunidades a muchos grupos musicales, que ahora no tendrían ni un minuto en una radio de barrio. La industria discográfica estaba en bragas en España y todavía no sabían controlar el mercado como ahora hacen.

El año antes de la primera camada de triunfitos decían que no invertían en grupos porque se vendía más lo extranjero y porque el mercado de grupos nacionales estaba saturado. De repente un fenómeno hizo que salieran de golpe 16 "artistas" más. Hablaban de que no se podían bajar los precios de los discos porque la promoción, los costes, bla, bla, y ahora por el mismo precio te dan un disco doble con un DVD. En fin, que hacen lo que les da la gana. Creo qeu en lo ochenta, no era tan exagerado, se permitía inventar y se tenían menos complejos. ¿Sería posible ahora que alguien se subiera a un escenario disfrazado de doble de Hitler? Glutamato Ye Ye lo hacían.

¿Qué harías tú, en un ataque preventivo de George Bush? / Mi novia se llamaba Ramón ¿Eso qué más da? Era una chica muy lista.

Yendo más allá. ¿Sería posible hoy en día un programa como La Bola de Cristal? Recuerdo a unos neonazis desfilando mientras una voz en off decía: "si no quieres ser como estos, lee". Recuerdo también la pantalla en blanco y una voz: "Imagina" a los 20 segundos aproximadamente, la misma voz: "si no has imaginado nada, deberías ver menos la tele". Impensable hoy en día.

Eso sí, por mí, el musical de Mecano se puede ir al metro de Banco de España a hacer el chorras.

Anakrix -

Estoy completamente de acuerdo. Y aunque los 80 me traen una sonrisa nostálgica a la memoria, no termino de entender este \'revival\' que se han sacado de la manga los modernos y que ha convertido esa década en \"lo más de lo más\". Sobre todo, porque lo que hoy más se halaga de esa época es lo que, personalmente, más soplapollas me parece. Pero sólo es una opinión...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres