Blogia
El Blog de Sergio del Molino

ADIÓS, SHELLEY WINTERS

ADIÓS, SHELLEY WINTERS

El periódico, que nunca es pródigo en buenas noticias, trae este domingo de resaca la necrológica de Shelley Winters, que para mí siempre será la frágil Willa Harper, la viuda sureña cruelmente seducida por el predicador al que Robert Mitchum prestaba su cuerpo en La noche del cazador. También fue, en eso que llaman la "vida real", la esposa de Vittorio Gassman, y quizá la última de esa raza de actores del studio system, no del star system, que llevaban su oficio con la actitud de un abnegado artesano, dejando más de 100 películas. Quizá por eso vivió apartada del relumbrón, aunque consiguió dos merecidos óscars.

Shelley Winters. Tenía nombre de rubia tontita compañera de gánster. Iba a cumplir 86 años. Hasta siempre, Shelley Winters. Hasta siempre, Willa Harper.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres