Blogia
El Blog de Sergio del Molino

KEVIN SMITH Y EL CÓMIC

KEVIN SMITH Y EL CÓMIC

En los últimos días, el director, productor y actor Kevin Smith se ha cruzado un par de veces por mi vida. Y eso es reseñable, porque se trata de un personaje casi "de culto" difícil de ver por los medios españoles. Hoy he vuelto a ver algunos trocitos de Mallrats (1995), su segundo largo de ficción, después de Clerks (1994), que me gusta mucho más. El otro día, leyendo las reediciones del cómic Predicador, de Garth Ennis, me encontré con su firma al pie del prólogo de una de las compilaciones. Ante ambas coincidencias, me he preguntado, ¿en qué andará metido? Pues atención, para que luego digáis que aquí no se entera uno de ninguna noticia: Kevin Smith está en postproducción de la segunda parte de Clerks, que se estrenará a lo largo de este año, lo que me hace debatirme entre el miedo y la ilusión.

Smith es un cómico excesivo e irregular, hijo del grunge, como lo es en parte Garth Ennis, y es, además, un erudito del cómic. Por eso no es extraño que rinda homenaje a Predicador. Pero, como narrador, no le llega a su admirado Garth Ennis a la suela del zapato. Mientras que Ennis se maneja con destreza de novelista por callejones de novela negra, submundos de violencia desparramada y alegorías turbias y sutiles, Smith es, más bien, un cómico ingenioso que quizá funcionaría muy bien en una serie de televisión (de hecho, tiene una, pero no la he visto), pero que se pierde en el formato largo porque no sabe dar el salto de la colección de gags a la concreción narrativa. Sus películas son un chiste prolongado, a veces innecesariamente. De todas formas, para quienes gustan de ese humor ácido y escatológico norteamericano tan propio de los últimos diez años y cultivado por gente tan dispar como Matt Groening y los hermanos Cohen (sí, El Gran Lebowsky, por ejemplo), Kevin Smith es una referencia. Aunque se vino bastante abajo cuando quiso lanzar a primer plano a sus dos geniales secundarios, Jay y Bob el Silencioso.

Ejemplo de guiño freak a los comiqueros, extraído de un diálogo de Mallrats (cito de memoria):

-Cómo me gustaría ser Supermán y tirarme a Lois sin problemas.
-¿Qué dices? Supermán no puede follarse a una humana: su superesperma le destrozaría la vagina. Su eyaculación le saldría como ácido disparado por la espalda. Por no hablar de tener hijos. Ningún útero podría soportar al feto engendrado por Supermán, se lo reventaría a la primera patadita y la madre explotaría.
-Qué drama.
-Sí, la única solución que podría encontrar Supermán para follar sería ponerse un condón de criptonita, el único material que contendría su esperma. Pero eso le mataría.
-Claro, tienes razón.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Rondabandarra -

¡Ah! Y con cameos, cómo no, de Jason Lee y Ben Affleck

Rondabandarra -

En www.clerks2.com podéis ir haciendo boca con el trailer (http://www.clerks2.com/teaser/index.html), o si le echas paciencia, bajarte documentos “meiquinoferos”. Para estos últimos, ordenadores sin ADSL abstenerse.

Sergio del Molino -

Amén. Resumiendo: Arriba Clerks, abajo Jay y Bob el Silencioso contraatacan y Jersey Girl.
Y cuidado cuando intentéis chuparos la polla a vosotros mismos, porque os podéis partir la columna.

Rondabandarra -

Ah, y la peli que comentábais es "The green hornet" (el avispón verde, más o menos – OJO, NO CONFUNDIR CON THE GREEN ARROW DE DC COMICS), una serie de los 60 en la que salía Bruce Lee, basada a su vez en un serial radiofónico de los 40. También tuvo su versión en comic; vino a ser un poco como el Llanero Solitario, pero por aquí no tuvo tanta difusión como el vaquero. De todos modos, se te nota el oficio de periodista, Sergio, porque manejas otras fuentes distintas de las mías: yo tengo entendido que escribió el guión, pero después de algunas movidas con los amigos Weinstein no la iba a dirigir, y en principio el prota sería el chico de moda en Hollywood, Jake Gyllenhaal y el chinito sería Jet Li. Por algunos mentideros de internet se decía que lo iba a interpretar Jason Mewes, pero… ¿tú te imaginas a Jay con el pelo corto y defendiendo el bien?
Saludos

P.S.: He puesto en dos comentarios lo que ayer intenté poner en uno solo, hasta que me he dado cuenta que quizá me excedí de longitud.

Rondabandarra -

Espero con ANSIA la segunda parte de, SIN DUDA ALGUNA, la mejor película de Kevin Smith, coincido al 100 % con el Futurible. Tengo entendido que los protagonistas están algunos casados, con hijos, etc. Cuando ví "Clerks", lo flipé y desde entonces he sido un fan total suyo. Y sí, he de reconocer que después de la "Trilogía de New Jersey", ha hecho cositas muy regulares, quizá lastradas por la presencia en ellas de su amigo Ben Affleck; igual estoy siendo demasiado subjetivo, pero no puedo con ese tío desde que le robó el Oscar a Woody Allen (la de "Jersey Girl" ni me molesté en ir a verla). Sea como sea, estoy deseando que vuelva el "espíritu Clerks" a su cine y saber qué ha sido del viejo amigo Dante y la demás tropa y a ver si sirve para dar un espaldarazo a la carrera de Brian O’Halloran, de quien me enamoré en "Clerks" (en la medida de lo que un hombre heterosexual se pueda enamorar de otro); cómo me dolió el papel de pringao que le dio en "Mallrats", Dios mío.

Mario -

¿Qué voy a decir? Yo me harté de reír la primera vez que vi Mallrats. Y no digamos con Clerks. Un día le puse Mallrats a un amigo que vive fuera, muy lejos en el extranjero, y que regresa de cuando en cuando; con él me une la adolescencia, la juventud, los años 20 y la edad adulta, aunque sea en las antípodads... y nos hartamos de reír juntos viéndola. Pero a pesar de eso, y de lo que me han divertido todas las películas de Kevin Smith (exceptuemos Jay y Bob El Silencioso Contraatacan...) siento que no puedo defenderlas. No sé por qué. Porque mi diversión es demasiado subjetiva y está sostenida en algo que tiene poco o nada que ver con la película. A lo mejor, y odio decir esto, porque son demasiado masculinas, su punto de vista es masculino, sus chistes o su forma ociosa de mirar a las cosas son masculinos, en cuanto a que nos recuerdan que los tíos (aunque vayamos a la Filmoteca a ver películas de Bergman, leamos compulsivamente y pasemos el tiempo reflexionando), siempre estaremos dispuestos a ceder esa seriedad para comportarnos y sentirnos, aunque sea un ratito, como "inmaduros perennes". Aunque no lo seamos, Sergio. Todos sabemos que los hombres, con 15 o con 50 años, actuamos esencialmente igual y queremos lo mismo. Y no hablo de sexo. Queremos un modo de divertirnos y de mirar el mundo. Kevin Smith apela a eso, probablemente porque le pasa igual. Pero sabe (o ha sabido) qué teclas tocar. Nada que ver con las películas de American Pie o Torrente o las de Austin Powers. Hay una torva inteligencia en su manera de contar. O a lo mejor no hay ningún motivo. Pero estoy contigo, Sergio.

Sergio del Molino -

The Green Arrow está ya terminada y a puntito de estrenarse.

El futurible ingeniero -

Me he tragado todas la pelis de kevin smith, salvo jersey girl (una basura que le rodó a su amigo ben afleck cuando estaba con Jenny Farlopez).
No están mal la verdad (salvo lo antes reseñado del humor niño que tiene a veces), la mejor sin duda es Clerks. Se rodó con muy poco dinero (se observa obviamente) que se obtuvo de la venta de toda su colección de cómics.
Además de lo que ha dicho me hermano (¡uys!¡se me ha escapado!), kevin smith está ahora haciendo una peli de un superheore del cómic: the green arrow (algo así como la flecha verde).

Anakrix -

No, si el planteamiento está muy bien. Sólo que luego se limitan al caca, culo, pedo, pis, y ni reflexión ni crítica ni un poquito de cinismo y de mala baba para justificar tanta tontada. Chico, que no, que a mi esta peli no me hace gracia.

Sergio del Molino -

Efectivamente, es un humor simplón de caca, culo, pedo, pis para inmaduros perennes como yo. Pero también es una "reflexión" (añade las comillas que quieras) sobre la "generación X" que le da mil vueltas a ese pastelón pretencioso llamado Reality Bites. ¿Qué más quieres? Mallrats son unos tíos que no tienen otra cosa que hacer que pasar su vida en un centro comercial y crean un mundo dentro de él. Son ratas de centro comercial. A mí, el planteamiento, me parece incluso brillante.

Anakrix -

Me senté anoche ante la tele para ver Mallrats y no aguanté demasiado. Llegue, eso sí, al divertido diálogo sobre superhéroes que reproduces arriba, pero poco más. A lo mejor es que el domingo de resaca y sofá había dejado un poco amodorrado mi sentido del humor, pero la peli -o al menos, lo que vi- me pareció la clásica bobada para adolescentes bobos. No he visto Clarks, y después de leerte creo que le daré una oportunidad, a ver si le encuentro la gracia a Kevin Smith. Pero no prometo nada...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres