Blogia
El Blog de Sergio del Molino

EL ALCALDE ARAGONÉS QUE FUE VÍCTIMA DE LOS NAZIS

EL ALCALDE ARAGONÉS QUE FUE VÍCTIMA DE LOS NAZIS

Reportaje publicado ayer en Heraldo Domingo

Fernando Sancho, primer edil de Almonacid de la Cuba durante la República, falleció en el campo de exterminio de Gusen en 1941 

Un frío formulario en alemán, sellado por un funcionario austriaco en el municipio de Bad Arolsen el 30 de mayo de 1997, certifica el fallecimiento, casi 56 años antes -el 2 de noviembre de 1941-, de Fernando Sancho Gracia, nacido en Cucalón (Teruel) y con último domicilio conocido en Almonacid de la Cuba (Zaragoza). Nada especifica el documento sobre la causa de la muerte, pero el lugar del óbito es más que significativo: Gusen, una minúscula aldea austriaca situada a diez kilómetros escasos de Mauthausen.

¿Fue Fernando Sancho ejecutado en el campo de exterminio nazi, como todo parece indicar, o simplemente sucumbió al terror y al hambre? ¿Acaso importa?: “Para mí, está claro que murió asesinado, como todos los que acabaron allí”, sentencia su nieta, Teresa Grasa Sancho.

Como sucede con la mayoría de los casi 500 aragoneses que perdieron la vida en Mauthausen y Gusen, la historia de Fernando Sancho ha quedado ahogada por el peso de décadas de silencio. Silencio en su pueblo, donde muchos testimonios recuerdan al que fuera alcalde durante la República, aunque hasta la fecha no ha aparecido un documento que lo confirme (probablemente se encontrará en una caja del Archivo de Salamanca, junto al resto de la documentación de la localidad de aquella época). Silencio en su familia, donde su ausencia era un tabú doloroso. Silencio, finalmente, en los libros de historia y en los recuerdos de los supervivientes del horror nazi. Su historia, hasta ahora, ha pasado totalmente desapercibida.

Ha sido el tesón de su nieta Teresa, que apenas sabía nada de su abuelo, el que ha recuperado el trágico periplo de uno de los últimos alcaldes republicanos de Aragón, reuniendo los poquísimos documentos que lo corroboran.

El 5 de mayo de 1945 -el viernes se cumplieron 61 años-, las tropas aliadas entraron en los campos de Mauthausen y Gusen, liberando a los supervivientes. Fernando Sancho no estaba entre ellos. Había muerto más de tres años antes, casi a la vez que otros dos convecinos de Almonacid de la Cuba que probablemente le acompañaron en el exilio: Tomás Mínguez Soriano y Antonio Teresa Martínez.

El molinero republicano

Fernando Sancho era un hombre de 33 años cuando se proclamó la Segunda República en 1931, y tenía 38 cuando estalló la guerra. Por su edad, no entró en combate y nunca perdió su condición de civil. Según los testimonios que ha recogido la familia, era un hombre pacífico, de hondas convicciones republicanas, que desde los años 20 participó febrilmente en la implantación del republicanismo en Almonacid. Por eso se afilió al Partido Radical Socialista (de ideario ecléctico, situado en un centro político que basculaba entre la derecha y la izquierda) y participó en el Casino Republicano de la localidad, una institución político-social muy común en el Aragón de entonces. Era molinero, como su padre, y disfrutaba de una situación económica desahogada que le permitía dedicarse también a sus otras dos pasiones: la caza y los caballos, pues tenía fama de ser un excelente jinete.

Como era una persona respetada y querida, fue elegido alcalde durante el período republicano. Al igual que les pasó a casi todos los primeros ediles aragoneses de aquellos años, su principal cometido fue repartir las tierras comunales entre los campesinos más pobres, tal y como exigía la Ley para la Reforma Agraria aprobada por las Cortes. No queda rastro de ese reparto, pero no cabe duda de que la aplicación de esa polémica norma (tachada de revolucionaria por las derechas y de tibia por las izquierdas) fue el origen de las más graves tensiones políticas en Almonacid.

Tras el estallido de la guerra, Aragón quedó partido en dos zonas, y la línea de separación pasaba muy cerca de Almonacid de la Cuba, que acabó en el lado republicano, controlado por las milicias anarquistas y adscrito al llamado Consejo de Aragón. El Ayuntamiento se transformó en Consejo Municipal, y Fernando Sancho continuó trabajando en él.

Así siguieron las cosas, más o menos estables, hasta el 11 de marzo de 1938, cuando las tropas regulares marroquíes entraron en Almonacid de la Cuba, conquistándolo para el bando franquista. Unos días antes, Fernando Sancho y su familia huyeron, pero su mujer y sus hijos decidieron volver tras avanzar unos pocos kilómetros, por miedo a perder las tierras y la casa si las abandonaban. Sancho siguió camino a Barcelona, junto a un grupo de republicanos del pueblo. Su familia quedó en el otro lado del frente.

En enero de 1939, poco antes de que el Ejército franquista entrara en la capital catalana, el depuesto alcalde de Almonacid de la Cuba cruzó la frontera con Francia, junto a otro medio millón de refugiados que huían de la represión. Atendido por unas autoridades francesas desbordadas, fue internado en el campo de refugiados de Saint Cyprien, junto con otros 80.000 compatriotas. Fue allí, en unas condiciones míseras, donde retomó el contacto con su esposa a través de unos familiares de Zaragoza que se ofrecieron a hacer de intermediarios para burlar, en la medida de lo posible, la censura postal.
Aparentemente, Sancho estaba a salvo y bien acompañado, como dice en algunas misivas para tranquilizar a su familia. Le arropaban al menos tres vecinos de Almonacid. Uno de ellos, Francisco Mínguez, que no fue deportado a Mauthausen y murió en Toulouse en 1998, fue clave para desenmarañar la oscura historia posterior.

Sancho envió media docena de postales entre abril de 1939 y mayo de 1940 que permiten seguir su itinerario hasta su internamiento en Mauthausen. Desde la última postal, su esposa y sus tres hijos no supieron nada más de él hasta los años 50. Ni siquiera sabían si estaba vivo o muerto, y no fue hasta 1959 -21 años después de despedirse de él en las afueras de Almonacid- cuando su mujer recibió la confirmación oficial de que el prisionero 10.617 de Gusen, fallecido el 2 de noviembre de 1941, era Fernando Sancho. El certificado de defunción se selló en 1997. ¿Cómo era posible, se preguntaba su familia, si él no había combatido y jamás había empuñado un arma contra una persona? Su único crimen: haber sido un alcalde elegido democráticamente.
Aunque los escasos párrafos de las postales son parcos en detalles, contrastados con los datos históricos, bastan para reconstruir el periplo.

Refugiados con condiciones

En abril de 1939, el Gobierno de París decretó que todos los extranjeros de entre 20 y 48 años que gozaban de asilo político en suelo francés debían alistarse a la Legión Extranjera del Ejército o, si querían seguir siendo civiles, integrarse en una de las Compañías de Trabajadores Extranjeros (CTE) creadas en los mismos campos del sur del país. Desobedecer el decreto implicaba perder la condición de refugiado.

Al parecer, Fernando Sancho se integró en la CTE número 4, que fue destinada después del verano a la pequeña localidad alpina de Touët-sur-Var. Su misión: construir defensas en el área fronteriza para repeler un posible ataque de la Italia de Benito Mussolini. Las CTE estaban mal dotadas y las condiciones de trabajo eran muy duras. La paga, escasa, y la comida, mala. Sin embargo, Fernando dice, en una carta fechada el 29 de diciembre de 1939, que el trabajo (sin especificar en qué consistía) no era duro y que en Navidad cenaron bien y comieron turrón. Probablemente, mentiras piadosas para no preocupar a su familia.

Durante algún permiso, Fernando visitó en compañía de sus convecinos almonacidenses la cercana ciudad de Niza, que debió gustarle mucho. En ella se hizo con un paquete de postales, de donde se nutrió para comunicarse con su familia, pues ya no aparecen estampas de ningún otro lugar en el resto de sus misivas.

En febrero de 1940, la CTE de Fernado Sancho fue llamada a reforzar el flanco más amenazado: la línea Maginot, que pretendía frenar a los nazis por el norte. Se embarcó en un tren que, tras 44 horas de tortuoso viaje, le dejó en Nancy, una ciudad que le resultó deprimente y gris.
Desde allí envió sus últimos testimonios, pocos días antes de que Hitler lanzara la gran ofensiva de mayo de 1940 sobre los Países Bajos, Bélgica y el norte de Francia. Cuando los nazis rebasaron las líneas francesas, unos 42.000 civiles españoles encuadrados en las CTE -entre ellos, Fernando Sancho y sus amigos aragoneses- quedaron atrapados en territorio ocupado por los alemanes, que no supieron al principio qué hacer con ellos.

El 25 de mayo, con los alemanes marchando triunfantes y sin resistencia sobre París, Sancho envió la última postal para felicitar el cumpleaños de su esposa. “Me considero tan solitario como el que está sentado en el banco de este hermoso paseo”, dice, en referencia a la ilustración de la tarjeta. Poco después, el alcalde republicano de Almonacid cayó en manos del Ejército alemán.

Enemigos políticos

Los españoles de las CTE eran civiles. Por tanto, Hitler no les concedió el estatus de prisioneros de guerra. Tratados como enemigos políticos, la mayoría de los españoles fueron deportados en trenes a los campos de exterminio. En septiembre de 1940, empezaron a llegar los primeros convoyes de republicanos asustados, ignorantes de su suerte.

Fernando Sancho pasó por varias dependencias hasta que el 27 de enero de 1941 le tatuaron el número 6.538. Fue en Mauthausen, un minúsculo pueblo a orillas del Danubio, en Austria, que no sospechaba que iba a convertirse en sinónimo del horror. Un mes después, fue trasladado a Gusen, un campo auxiliar a unos 10 kilómetros de Mauthausen donde murieron cientos de aragoneses. Sólo resistió ocho meses. Su historia ha aguantado 65 años de olvido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

falsos democratas -

Que curioso pueblo.Sorpresa y agradecimientos de unos, los democratas y cuchicheos de viejas derechonas en la ermita San Jorge e indignacion y malestar de otros los 5 ó 6 fascistas antidemocratas reunidos en conclabe en un bar que aun viviendo en democracia les jode se sepa la verdad se conozca la historia y se hagan reconocimientos de memoria historica a gente que mucho sufrio.Gracias a la esquela publicada en Heraldo Aragon el 23 abril Aragon entero conocio la historia.VIVA LA DEMOCRACIA Y LA VERDAD HISTORICA.Gracias fernando sancho nuestro alcalde historico y gracias a los otros 3 convecinos asesinados por los nacis en matausen austria.

32 aniversario DEMOCRACIA -

El proximo dia 23 Abril de 2009, San Jorge Patron de Aragon y 2ª Patron d Almonacid de la Cuba.Habra en Heraldo Aragon una sorpresa sobre este tema.Dios mediante y si nadie lo impide.QUIERO HACER ESTE CARO Y GRAN REGALO PAGADO D MI BOLSILLO

ANIMO Y SUERTE -

La familia del asesinado de izquierdas y clase media alta guardo silencio que se sepa y jamas conto nada si sabian algo.SE OLVIDA Y SE PERDONA PERO SU CUERPO TIENE QUE ESTAR EN ALMONACID DE LA CUBA

justicia y esperanza -

De Luis Marco Español joven republicano solo se sabe de cuando llego el parte de guerra al pueblo oralmente tras tres generaciones llego a la cuarta. HAN MUERTO AL LUIS "EL LEON" HAN MUERTO A LUIS "EL LEON" ASI SE CORRIO POR TODO EL PUEBLO HASTA LLEGAR A SU NOVIA que lo trasmitio a su madre y a una sobrina.Ni se sabe la zona ni el lugar ni si lejos del pueblo o cerca.QUE INJUSTICIA

esperanza -

otros dos o tres hombres de almonacid de la cuba fueron asesinados en los campos nazis. y alguno mas sin salir de españa sigue desaparecido abandonado tirado como un perro o como basura en alguna fosa o cuneta. pido a dios si de verdar existe ayude a encontralo para que sus restos puedan descansar en paz en el camposanto municipal. este joven desaparecido se llama luis marco español y murio defendiendo la constitucion la democracia y las libertades luxando en el campo de batalla por la defensa del ayuntamiento de almonacid y del gobierno español elegido elegido democraticamente

LUIS BADENAS MARCO -

GRACIAS NIETA TERESA GRACIAS JULIO JOSE PANADERO DEL MUNICIPIO ESCRITOR Y LITERATO GRACIAS MUXAS MUXAS GRACIAS EXCELENTE PERIODISTA SERGIO DEL MOLINO Y GRACIAS HERALDO ARAGON QUE PESE A SER DE DEREXAS TE ATREVISTE A PUBLICAR Y DIFUNDIR ESTE REPORTAJE CULTURAL E HISTORICO. Fdo. LUIS BADENAS MARCO concejal del PARTIDO ARAGONES y Ex Secretario de Organizacion del ROLDE CHOBEN,Jovenes del PAR

jose antonio -

Estimados compañeros, compañeras y camadas:

Os comunico que el 15 de diciembre de 2007, se va a celebrar en Argeles sur mer, (Francia), un acto conmemorativo de los exiliados que estuvieron en dicha playa durante la retirada de los demócratas replublicanos en dicha localidad de Francia.

Para más información os podeis dirigir a éste correo electrónico

pierrefuentes@maire-argeles-sur-mer.fr

Tambien comunicaros que se abrirá un centro de estudio y museo sobre ello, digno de visita, ya que con ello se homenajea a todos los españoles y españolas que por culpa del golpe de estado fascista perdieron todo en España y ayudaron a levantar paises y democracias en Europa tras la II Guerra Mundial

Saludos de Jose Antonio.

alban -

Acabo de recibir una informacion sobre este articulo y tu blog. La historia de Fernando Sancho Gracia coincide con la de mi abuelo que tuvo el tambien con muchos de sus amigos de la compania 11 de CTE el mismo tragico destino.

Hemos podidio con mi apdre publicar las cartas que enviaba a su familia y que hablan de su historia, de nuestra historia...

Aqui en Francia donde vivo casi nada existe sobre las companias de trabajadores extranjeros y la memoria historica deberia aplicarse tambien aqui por esos espanoles que murieron olvidados de todos hasta ahora .

Saludos

losilla ortiz grande -

No tenía ni idea que pudiera haber existido un alcalde tan bueno para su pueblo y que no se le realice un homenaje en Almonacid de la Cuba.

Verguenza debe de darle al consistorio de ese pueblo, por no nombrarle hijo predilecto y ponerle su nombre a una calle.

Alfonso (Matrix) -

Os he estado siguiendo en el tema de las palabras que más se han tecleado desde Aragon a través de Google.

Pero creo que la Recuperación de la Memoria Histórica, gente que se dejó la piel por la legitimidad, la restitución de la dignidad los hombres y mujeres que se dejaron la vida, familia y propiedades, por el hecho de creer en la democracia, libertad y en la educación durante la II República, creo que es importante que se trate más a menudo en el Blog para que sea una manera de homenajear a dichas personas.

Espero vuestras respuestas.

Saludos.

Ana Veracruz -

Os he estado leyendo y pienso que se tienen que recuperar los cuerpos de los asesinados durante y tras la Guerra Civil, y además con la ayuda del ejercito, ya que fue el Ejercito De España, el que comenzó la guerra y tuvo ayuda del ejercito alemán y del italiano, al envíar éstos gobiernos fascistas tropas regulares, con las mismas que empezaron la II Guerra Mundial.

En cuanto a la Memoria Histórica, decir a aquellos que afirman que abre heridas del pasado, tan solo las heridas se abren en los perdedores de la democracia y la dignidad que fue la II República, lo que tienen es miedo y verguenza de las atrocidades que hicieron con la población civil y militar cuando caían en sus manos, asesinados incluso a bayonetazos.

Las cunetas de Jaca y sus pueblos aledaños están llenas de cadáveres, porque al sacarlos de la cárcel no tenían donde asesinarlos y los dejaban por las cunetas.

Hoy por hoy se puede realizar la Memoria Histórica con dignidad y veracidad, al haberse abierto archivos civiles del gobierno, privados y alguno militar, pero la verguenza del ejército hace que los esconda y no dejen estudiarlos.

Leeros el artículo de El País Digital de fecha 6-9-2006, sobre la localización y exhumación de los cuerpos de civiles, (hombres y mujeres de izquierda asesinados en en pueblecito de Burgos, donde la tradición oral indicaba que ahí estaban dichos cuerpos.

No hay nada como el pico y pala para desenterrar el pasado y hacer digna la libertad.

Saludos de Veracruz.

Eduardo Vallejo -

Desde que he leído el artículo en vuestro blog, me siento identificado con numerosos familiares y amigos que sufrieron la represión en sus pueblos, estando callados durante 40 años y todavía no pueden superar el trauma que les dejó la Guerra Civil.

Sus vecinos no les paraban de recordar que eran unos rojos asesinos, cuando la cultura de los republicanos era y es de la concordia y del saber, (Lengua de Mariposa).

Éste Sábado he estado en Almudevar, (Huesca), en la presentación del libro de Hombres y Sueños, donde se relata la represión sanguinaria de los fascistas sobre la población civil, contado a través de relatos de supervivientes y sus familiares.

Emotivo el acto y muy humano.

Hay que desenterrar a los muertos asesinados por los fascistas de Franco y que están por las cunetas de Jaca, (Huesca) y sus aledaños.

Hemos de generar una plataforma civil de Pico y Pala, para que una vez desentarrado un resto óseo humano, se de parte al juzgado y se levantado. Sabemos donde están, quienes son y quienes lo han matado.

Saludos.

Pedro Alfajeme -

El artículo que colgais en el Blog es una ventana abierta a la verdad y a la crueldad que sufrieron los demócratas en toda España durante y tras la Guerra Civil.

Indicaros que cuando los militantes y simpatizantes del P.P hablan de las heridas que se abren, sólo se abren aquellas de los que han padecido el horror, su totura y la muerte, que son los que "perdieron la guerra", por defender la democracia y la libertad, ya que la iglesia, el ejercito y los terratenientes oligarcas, veían que dicha democracia se iba a asentar y perderían su poder despótico, machado por la cultura de los hombres y mujeres que se estaban alfabetizando y no comulgaban con el ropero de olor a naftalina de las piadosas de sacristía.

Si leeís la edición digital de El Pais de fecha 30-08-06, observareís que en Francia sen ha juzgado el caso de la red estatal de ferrocarriles del año 1944 y la han condenado por colaborar con los nazis, al trasladar a seres humanos a los campos de concentración donde se asesinaba a todas las personas.

Francia no perdona ni olvida todo aquello que han realizado los colaboracionistas.

Gracias por leer éstas líneas y a tí Sergio por tu Blog.

Saludos.

Luis del rio -

Muy interesante el artículo que leo del alcalde de Almonacid de la Cuba, una lástima que no se facilite éste tipo de historia contemporánea en los colegios.

Teresa Grasa Sancho -

Quiero agradecer a Julio José Ordovas y a Luis Badenas Marco vuestros comentarios. No os conozco personalmente pero si a vuestras familias. Han sido excasas las noticias que me han llegado desde Almonacid sobre el artículo de mi abuelo, por eso vuestros comentarios los agradezco de corazón. Quiero pensar, y vosotros soís una realidad que me lo confirma, que hay descendientes de Almonacid que piensan, sienten y buscan la verdad. Solo esta realidad puede dar sentido al sacrificio de tantas vidas y al dolor causado en sus familias por la búsqueda de la democracia, la justicia social y, en definitiva, por la paz.. Un abrazo, Teresa.

LUIS BADENAS MARCO -

Q SE SEPA D 1 VEZ LA MEMORIA ISTORICA, silenciada,ocultada censurada y manipulada durante tantos años.Enorabuena y muchas gracias TERESA GRASA SANCHO (nieta dl Alcalde muerto y/o asesinado)por desvelarnos sta gran istoria,tu esfuerzo tu teson y tu valentia nunca podran ser reconpensados.VIVA LA LIBERTAD VIVA LA DEMOCRACIA Y Q VIVAN TODOS ESOS GRANDES OMBRES Y MUJERS ALCALDES Y CONCEJALES DEMOCRATICOS DE LA REPUBLICA.PAZ Y CONCORDIA ENTRE ERMANOS y ante todo la verdad istorica

julio -

Piso el pueblo en muy contadas ocasiones. La noche de Navidad, por ejemplo. Y en las viejas sillas en las que nos sentamos a cenar, siguen, visibles a pesar de las sucesivas capas de barniz, las inscripciones de los milicianos anarquistas que se alojaron en casa de mi abuela.
Gracias por descorrer ese tupido -y venenoso- velo.Insisto: un gran trabajo. Por la democracia, por la historia y por esa otra dama tan maltratada, por unos y por otros, llamada verdad.

Sergio del Molino -

Ah, Julio, al menos tres convecinos tuyos murieron en Mauthausen en 1941, y sus apellidos -lo he comprobado- siguen en el pueblo. Hay familiares suyos en Almonacid. Sospecho que tampoco se habla de ellos.

Sergio del Molino -

Gracias, Julio José.
Este hombre no era socialista, era del partido de Lerroux, por lo que ni siquiera puede decirse que fuera de izquierdas ni, mucho menos, socialista. No me extraña que el PSOE no le nombre. Además, es lógico (con la extraña lógica que rige en este país) que no se hable de él en ningún sitio, pues la documentación municipal de la época se llevó a Salamanca y las nuevas autoridades, formadas en parte por ciudadanos de derechas refugiados en Zaragoza durante la guerra, corrieron un tupido velo, como se suele decir. Oficialmente, sólo figura como miembro del consejo municipal anarquista en 1937 y militante de conveniencia de la CNT.
Su historia es una entre miles. Si fueran franceses, tendrían un busto en la plaza de su pueblo.

julio josé ordovás -

Increíble. Yo soy de allí, de Almonacid, un pueblo pequeño y muy de derechas de toda la vida, mucho, y nunca jamás había oído hablar de este hombre, que, extrañamente, no aparece siquiera en el libro que el PSOE le dedicó a los republicanos socialistas y de izquierda en Zaragoza y provincia, del 31 al 36, publicado en 2003. Has hecho un trabajo excelente, como siempre. Acojonante la losa de olvido que pesaba sobre este hombre. Puto país éste.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres