Blogia
El Blog de Sergio del Molino

MÁS LIBROS VIAJEROS

Rondabandarra va a liberar otro libro, mañana viernes, en Zaragoza. Tenéis los datos pinchando aquí. Suerte para el que lo encuentre.

Os recuerdo que si queréis participar en la iniciativa de Libros Viajeros tenéis que enviar un mail a sergio.delmolino@gmail.com.

Salud.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Anakrix -

Je, je... al final va a ser una ventaja que nadie diga ni mú de los libros. ¡Esto abre un montón de posibilidades mucho más interesantes! Yo, de todos modos, y aunque no he conseguido pillar ni un ejemplar (a ver si sueltas el de cuentos franceses y me avisas, Sergio), me declaro fan incondicional de la idea. ¡No tenéis éxito pero sois muy majos, chicos!

S. del Molino -

¿Libros que se cuelan en universos paralelos? ¿Qué acaban en manos de gente que intenta desentrañar la página web como si de un jeroglífico se tratase y que a estas horas ha desistido exhausta? ¿Libros que se lleva el camión de la basura cuando pasa por allí? ¿O que son recogidos por un inmigrante de Ghana que los utiliza en su aprendizaje del castellano? Hay mil posibilidades.
Yo soltaré otro también, pero quizá deberíamos prometer un premio falso, rollo un piso en multipropiedad, para animar a la gente a que entre en la web.

Rondabandarra -

¡Y dale molino! (nombre común). ¿Y si está el pobre yayo leyendo y preguntándose qué demonios son esas haches tes tes pes? Sé más compasivo, hombre.
Ahora, yo que no sé de qué tengo más, si de romántico o de cabezón, la semana que viene suelto otro y como el que lo coja vuelva a guardar silencio, nos inventamos un supuesto receptor y nos hacemos una paja mental tipo "Juegos de la edad tardía" y ya no sabremos si hemos dejado el libro o lo hemos encontrado o estamos respondiéndonos a nosotros mismos, o si la página libros viajeros la ha hecho el Arquitecto de Matrix o si... ¡Ays, sacadme de aquí!

S. del Molino -

Es verdad, se me ha ido el verbo, pero como el cabrón tira al monte, se suele llevar el libro para su cueva. Aunque también puede haber sido un octogenario sin internet que se lo haya regalado a su nieto.
Pues sí, un poco ingenuos ya somos. Sólo espero que quien encontró los libros y se los quedó se los lea y su lectura le provoque algún tipo de reflexión trascendental sin bicarbonato sódico para el alma a mano. Un poco de acidez cerebral como castigo a su maldad...

Rondabandarra -

Bueno, tampoco hay que faltar; ya nos exponíamos a ello (al margen de que puede haber razones de peso, que el afortunado no tenga internet, etc). Esto nos pasa por romanticones, Sergio.
De los dos que soltaste tú, tampoco sabemos nada, ¿no?

S. del Molino -

Pues sí, algún cabrón-a

Rondabandarra -

No sé quién lo habrá cogido, pero no ha dicho ni mú.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres