Blogia
El Blog de Sergio del Molino

COMUNISMO A LA AMERICANA

COMUNISMO A LA AMERICANA

Esta vez parece que la cosa va en serio. El Ayuntamiento de Nueva York va a crear una zona wifi de acceso gratuito en Central Park. Te vas con tu portátil, te sientas en la hierba y lees este blog sin pasar por caja de ninguna operadora privada, por cortesía del municipio de Nueva York. Ése será el embrión de una gran zona wifi que alcanzará a toda la isla de Manhattan. Las operadoras están que trinan y van a hacer todo lo posible para tirar por tierra el proyecto. Otras ciudades americanas, como Filadelfia, están desarrollando zonas wifi gratuitas en sus centros financieros, pero Nueva York da un paso más y vuelca su mirada en los ciudadanos corrientes en vez de en los brokers. Bravo.

Estas cosas no debieran ser noticia. Pagar por circular por internet empieza a ser tan absurdo como pagar por pasar por una calle. Es algo feudal, maleducado y prepotente. Como cuando el señor cobraba al siervo el derecho de paso. Una de las cosas que más me chocaron de México es que casi todos los puentes tienen un peaje y que hay que pagar una pequeña tasa para entrar a los espacios naturales protegidos. A quienes estamos acostumbrados a movernos tan panchos sin sacar la billetera a cada tramo, nos causaba mucha extrañeza.

En 2004, el Ayuntamiento de Barcelona quiso crear una red wifi gratuita sólo para las páginas oficiales municipales, pero la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones dijo que aquello era competencia desleal para sus amigos de Telefónica y clausuró el asunto. Y eso que era un proyecto muchísimo menos ambicioso que el de Nueva York y en un país donde -al menos yo creía eso- vemos con muy buenos ojos las iniciativas socializantes. Para que te fíes de la cándida Europa. Hay que joderse, pero Nueva York nos está dando una soberana lección de comunismo práctico.

Igual me equivoco, pero no creo que los diques construidos por las grandes compañías aguanten mucho tiempo más. No está lejos el día en el que recordaremos como algo excéntrico y anticuado pagar por meternos en internet. ¿Qué pensaríamos si nos obligasen a pagar un peaje cada vez que arrancamos el coche? Hay quien juzga intolerable, y así lo razona, incluso pagar por el metro o el autobús. ¿No se financian con los impuestos que esos mismos ciudadanos abonan cada año? Pues con una generosa asignación presupuestaria anual van que arden. Y si hay que subir los tributos, que se suban. Algo así debería pasar con internet. La tecnología existe, pero está en manos privadas que cobran lo que se les antoja por un servicio que, realmente, no prestan. ¿Por qué? ¿Por una patente? También alguien se inventó las aceras y los semáforos -y los patentó- y eso no impide que los ayuntamientos construyan aceras y semáforos sin cobrarnos por pisar las baldosas o por cruzar en un paso de peatones.

Internet ya ha dejado de ser un capricho o un lujo. En nuestra sociedad actual, vivir al margen de internet significa, en cierta forma, vivir al margen del mundo. ¿Es descabellado que las administraciones públicas busquen la manera de garantizar el acceso público y universal a la red, como lo garantizan para la educación, la sanidad o la movilidad de los ciudadanos? ¿Y por qué esas administraciones tienen que pasar por el aro de las operadoras privadas cuando pueden crear sus propias redes a muy bajo coste? En algunos pueblos españoles, el ayuntamiento ha cableado las calles, ofreciendo accesos gratuitos, y eso ha servido para fijar la población. Si tienes internet, tienes muchas de las cosas que puede ofrecer una ciudad. Al menos, operativamente.

Por si alguien no lo sabe, la prensa de papel, la impresa, está subvencionada, y ésa es una de las razones por las que el precio del producto (un euro) es menor que el coste de producción, algo que no sucede con casi ninguna mercancía en el capitalismo. Una de las subvenciones más frecuentes consiste en eximir a los editores del impuesto sobre el papel a cambio de que compren ese papel a empresas nacionales y engrosen, así, el PIB del país. ¿Por qué ese trato de favor? Teóricamente -dejo al margen intereses oscuros y conspiraciones políticas-, porque se considera que la prensa es una institución fundamental para la democracia, y debe garantizarse su existencia y el acceso de los ciudadanos a sus contenidos, aunque las empresas editoras sean a veces ruinosos negocios. Pues un criterio semejante debería aplicarse con internet, sólo que en este caso no es necesario subvencionar a nadie. Bastaría con desmantelar las casetas de peaje.

¡Viva el comunismo neoyorquino!

Foto: Sacco y Vanzetti, anarquistas neoyorquinos ejecutados en 1921. ¿Su espíritu vive?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

S. del Molino -

El R2D2, con versión en dorado con un punto gay llamada C3PO

Anakrix -

Eso, eso!!! Red gratis para todos!!! Por cierto, tengo que comprarme un portátil. Alguien sabe de un modelo güeno, bonito y barato?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres