Blogia
El Blog de Sergio del Molino

TÓPICOS DE VERANO (2): LOS AMORES

TÓPICOS DE VERANO (2): LOS AMORES

En verano, todo parece más sencillo. Incluso el amor. Hay amores de invierno, acatarrados y de chimenea; hay amores primaverales, que se parecen a las drogas psicotrópicas y a algunas alergias, y amores otoñales, melancólicos y suicidas. Y ya está, porque los amores de verano son una invención de las marcas de helados y de los productores de cine californianos.

En 1967, una panda de insatisfechos ingleses, hartos de oír hablar a sus padres de los bombardeos de Londres y de cómo ellos solos derribaron una escuadrilla de la Luftwaffe, decidieron enamorarse un poco para huir de tanta monserga. Como eran ingleses, decidieron llamar a aquel gélido verano británico "The Summer Of Love", el verano del amor. Desde entonces, tenemos que sufrir la obligación de enamorarnos en cuanto aprieta el calor.

Cuánto daño ha hecho esa ocurrencia inglesa, recogida con provecho por las agencias de publicidad. Ay de aquel jovenzano pecoso que se atreva a empezar un nuevo curso sin una arrebatadora historia de amor que contar en el futbolín. Ay de aquel que no haya dejado un corazón hecho trizas en un banco del paseo marítimo.

Porque, admitámoslo, lo que de verdad le pide el cuerpo a un chaval es irse de juerga, hacer un poco el ganso, quemarse saltando olas en el mar y hacerle aguadillas al primo de Orense que no puede sumergir la cabeza debido a una pertinaz otitis. Y sí, aprecian al sexo contrario, les provoca turbias reacciones y tratan de desfogarlas en la medida de lo posible, pero no quieren saber nada de amores desgarradores ni de llantos al atardecer. Si lo hacen es porque, a ciertas edades, se ha comprendido el valor de la presión social.

Y con presiones, no hay quien se enamore. Nada más bajar del coche y dejar a la abuela en una tumbona con la cabeza en la sombrilla, el adolescente activa sus radares del amor. Se vuelve risueño, aunque maldita sea la gracia, y ficha o descarta a posibles candidatas o candidatos a la velocidad del rayo. Una vez descartados los cuerpos danone y el equipo mixto de voleibol, la percepción se afina más y se posa sobre esa chica que lee "El Código Da Vinci" en la toalla o ese chico que mira el mar con gesto entre melancólico y atontado.

Siguen unas semanas de forzada trascendentalidad, de intensidad fingida y de nervios a flor de úlcera. Esporádicamente, algo de sexo apresurado y malo, pero no suele ser habitual. Lo importante es que, para cuando el padre empiece a refunfuñar porque no le caben las maletas en el coche tan bien como a la ida, el adolescente haya procesado ya un amor de verano. Así, Antonio Mercero podrá hacer una secuela de "Verano azul" y el adolescente habrá pasado sus vacaciones en un sinvivir. Todos contentos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

florencia -

Los amores de verano realmente existen, y si este no existiera tampoco deberían los de las demás estaciones. Y uno no esta obligado a enamorarse "en cuanto aprieta el calor" simplemente pasa, conocés a alguien y ambos se dejan llevar, solo se caracterizan porque tienen fecha de caducidad, cosa que no ocurre en otras estaciones porque en el verano es en la única estacion que hay vacaciones por 2 meses y al mayoría suele irse de su lugar propio lo que hace que se desprenda de sus caracteristicas tipicas de su persona y se vuelva mas accesible y ahi es cuando uno se abre a conocer mas gente y nacen los mal llamados amores de verano, y no mal llamados por la parte donde dice "verano" sino por la parte en la que dice "amor" porque solo en un bajo porcentaje (muy bajo) es realemente amor, pero de que existen, existen y no es invento de marketing, es una realidad, sé porque lo digo...

Rondabandarra Lezama Lima -

Yo aprovecho el verano para ir contracorriente y leer clásicos que sin tiempo libre y fortaleza de ánimo no podría. El año pasado fue Voltaire y este año ha sido "Paradiso". No he entendido un pijo y le he pedido a una amiga "La sombra del viento". Qué descanso, ufff...

S. del Molino -

Perdón, mi he equivocau: es Terry Pratchet, no Gillian. Sorry.

S. del Molino -

Hay una teoría sobre los libros veraniegos cortesía de Terry Gillian: según él, hay una ley física que hace que todo libro llevado a la playa engorda y triplica su número de páginas, y a la portada le suele salir una hoz y un martillo o alguna palabra griega. Es una ley inexorable. Otra decía que todo cassette que pasa más de dos meses en un coche se convierte irremediablemente en los "Grandes éxitos" de Queen. El verano tiene esas cosas.

ENRIQUE -

Muy buenos los retratos. Este domingo leí en Heraldo el del turista en el pueblo. El comentario de Severino también muy acertado: si en el tiempo del descanso y el calor leen cosas tan graves, ¿qué no devorarán en la placidez del invierno, junto al calor del fuego y una copa de brandy? (porque sin brandy y fuego y una casa rural no hay invierno para ellos). Yo conocía a uno en la playa que leía -bajo el sol poderoso- la "Metafísica" de Aristóteles...

Severiano Delgado -

Está bien tu serie de retratos, Sergio, muy graciosa. A falta de que la termines de publicar, no sé si habrás incluido el especimen llamado "lector voracis pedantibus". Suele ser un literato o similar al que los periódicos, siempre tan originales, entrevistan en esas encuestas de comienzos del verano tituladas "¿Qué va a leer usted este verano?".

El lector voracis pedantibus por lo general responde algo así como: "Aprovecharé para revisitar a Faulkner y leeré otra vez el Quijote, al que siempre le encuentro algo nuevo cada vez que lo veo. Tengo también unos deliciosos libros de cuentos de... (aquí va un autor desconocido por la mayoría de los mortales), la última audacia de Houellebecq y varias obras menores, pero no menos interesantes, de Benet y de Marías. Y por la noche siempre me gusta airear el espíritu con algo de los clásicos, Lope, Garcilaso, sin olvidar a algunos jóvenes modernos."

La encuesta buena sería saber qué es lo que realmente han leído. ¿El folleto de precios de Telepizza?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres