Blogia
El Blog de Sergio del Molino

LA ESCOPETA NACIONAL (BRITÁNICA)

LA ESCOPETA NACIONAL (BRITÁNICA)

Como todos los grandes descubrimientos, mi encontronazo con la literatura de Jonathan Coe fue pura e inesperada casualidad. Empecé leyendo El club de los canallas y proseguí con todas sus obras editadas en España y, aprovechando algún escarceo en el extranjero, me hice con otras en su idioma materno, como esta edición de Penguin de What a Carve Up! que creo que compré en Edinburgo (por cierto, ¿cómo una editorial tan afamada y tan importante para la cultura anglosajona tiene tan pésimo gusto a la hora de editar? Todos los libros de Penguin que tengo parecen hechos por un tacaño ahorrapapel y diseñados por un esquizofrénico sin mucho talento. Cualquier minúscula editorial española edita mil veces mejor que la todopoderosa Penguin).

What a Carve Up! (en España, ¡Menudo reparto!, y está en Anagrama, aunque creo que agotado) fue un bombazo en la Inglaterra de 1994. Por relativa equivalencia de momentos históricos y planteamientos narrativos, podría considerarse La escopeta nacional británica.

La peli de Berlanga-Azcona, primera parte de una brillante trilogía, se rodó en 1977, pero se refiere al tardofranquismo recién abandonado. El libro de Coe se publicó en 1994, pero se refiere al thatcherismo recién abandonado. La peli narra una cacería de la sociedad aristocrática muy ligada a los tejemanejes del régimen. El libro cuenta la trayectoria de una rancia y decadente familia que también tiene mucho que ver en la ascensión y caída de Margaret Thatcher. Ambas son farsas, con grandes dosis de enredo y mucho sentido del humor, pero detrás de la máscara sonriente ocultan unos autores seriamente afectados por la realidad que parodian. El humor, como casi siempre, no es más que una barrera analgésica ante algo que, enunciado de otra forma, sería insoportablemente doloroso.

El libro de Coe también podría ser el reverso cómico de Ada o el ardor de Vladimir Nabokov, en el sentido de que da la vuelta a las sagas aristocráticas del ruso-americano como si fueran un calcetín. Pero sobre todo es una parodia nacional, y como tal, imprescindible para entender el Reino Unido. Una familia de bastardos hipócritas que lo mismo mangonean en el Partido Laborista que en el Tory, y en este último, lo mismo encumbran a Thatcher que sentencian: "A esa zorra le ha llegado su hora". Una familia que introduce la horrible alimentación industrial en los hogares ingleses con métodos ganaderos más propios del doctor Mengele que de un esforzado veterinario. Una familia que lucha por destruir el sistema de salud público. Una familia -cómo no- con una mansión en los páramos donde sólo se dan cita para despellejarse vivos los unos a los otros. Una familia con una tía loca obsesionada con la desaparición de un hermano suyo en la Segunda Guerra Mundial. Una tía que encarga a un escritor en paro una biografía de la familia para que descubra la verdad sobre lo que le sucedió a su hermano. Y un escritor en paro patético, acomplejado y desgraciado que, pese a ser incapaz de cumplir el encargo, articula la trama.

La génesis del Reino Unido moderno con jirones del antiguo. Una gran novela de la Inglaterra actual. Algo que falta en este país nuestro, donde nos hemos reído mucho de Franco, es decir, de nuestros abuelos, pero apenas nada -literariamente hablando- de nuestros padres ni de nosotros mismos.

PS: Me adelanto a posibles críticas. Sí, Thatcher fue elegida democráticamente y Franco no, y eso los hace incomparables y tal y cual. A efectos políticos, es cierto. A efectos paródicos, monta tanto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres