Blogia
El Blog de Sergio del Molino

GRANDES DILEMAS, GRANDES CULTURAS

GRANDES DILEMAS, GRANDES CULTURAS

Ojito al dilema que se debate en la Feria de Francfort, sólo comparable a la confrontación filosófica entre fe y razón: ¿qué es la cultura catalana?, me preguntas mientras bla, bla, bla. Unos dicen que cultura catalana es la producida en Cataluña, independientemente del idioma en el que se regurgite, sea este catalán, castellano, polaco de Cracovia o portugués de las Azores parcialmente dialectalizado por una estancia no menor a diez años en un pintoresco villorrio del Alentejo. Otros, sin embargo, dicen que la cultura catalana es la cultura hecha en catalán. Y en estas pasan el rato, se gastan algunos milloncejos del contribuyente, se ponen a parir en ambos idiomas y se fuman un puro fabricado en Santo Domingo con capital de un potentado guineano descendiente de labradores gallegos (por lo que, en rigor, el puro no puede llamarse dominicano, pero tampoco gallego ni guineano).

Y digo yo: ¿tan aburrida es la cultura catalana que sólo puede albergar debates de este jaez? Y aún rizo más el rizo: en el caso de un escritor catalán residente en la isla de Saint Michel, territorio de soberanía francesa situado en Canadá, que escribe en francés y en inglés, pero cuya obra se traduce al castellano y al catalán... ¿Pertenece este señor a la cultura catalana, a la francesa, a la quebecouaise, a la canadiense o a la británica, por aquello de que la reina Isabel II es soberana de los pagos de alrededor? En rigor, sólo la traducción al catalán debería pertenecer a la cultura catalana. Para quienes defiendan esta tesis, sólo el traductor es un miembro del mundo cultural catalán. Pero, ¿y si el libro traducido ha sido impreso en Madrid? ¿No cambia eso un poco las tornas? Enviaré una protesta formal al Institut Raimon Llull.

No me extraña que Barcelona sea crisol de modernidad y faro del sur de Europa. Con debates de tanta altura, la cultura catalana brillará en Francfort y deslumbrará a los (posiblemente plurilingües) lectores germanos. Por cierto, algunas de las fantásticas aportaciones a este debate lamentan que la catalana es una cultura "sin normalizar". Quienes así hablan ansían normalizarse, no toleran vivir en el desorden. ¡Que alguien les guíe, por Dios! Para empezar a normalizarse, quizá podrían ir rellenando unos cuadernos Rubio: hasta que la letra no les salga perfecta, que no cejen en su empeño. Recuerda, ente cultural sin normalizar: la eme tiene tres montañitas y la ene sólo dos. Seguro que puedes seguir tú solito, aunque, si lo necesitas, te podemos asignar un consejero o una cátedra universitaria, que las paga el ciudadano de a pie, encantado con tu normalización.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Àlex -

Encuentro un poco de mal gusto fribolizar con estos temas...

La verdad, es que seguramente para muchos es una polémica absurda, pero la realidad, es otra muy distinta. Seguramente desde la seguridad de una lengua hablada por más de cuatrocientos millones de personas, oficial en decenas de países, y con su futurabilidad asegurada, es fácil. Pero una lengua, que no tiene país ni estado (perdonene los andorranos que no los tenga en cuenta), que agoniza en un territorio, debe de buscar maneras de sobrevivir.

¿No parece lógico, que se diga cultura catalana a lo hecho en catalán? En cuanto la lengua es de las pocas cosas que tenemos.

Y otra pregunta (afirmación): ¿Es cultura española lo escrito en catalán, vasco, gallego, y castellano? O sólo lo escrito en castellano. Porque disculpen, pero yo en la escuela, en literatura española, sólo estudie autores en castellano, y textos en castellano.

PD: entiendo que cree malsabor en mucha gente, pero creo recordar una estádística de hace unos meses de un periódico, que decía que en catalunya de cada diez libros, uno era leído en catalán, y nueve en castellano (no es esto agonizar?)

Un abrazo!

Joan -

O sea, que los últimos libros de Tom Sharpe son literatura catalana, desde que vive en el Empordà. Me alegra saberlo.

S. del Molino -

A este respecto, ahí va una canción del maestro Rosendo:

Como me gusta el pa amb tomaca.
Como me va el orujo de Lalín.
Soy monitor de patinaje en Jaca.
Como destaca,
eso sí que destaca.

Suelo desparramar en Mojacar.
Siempre me ligo un puente en San Fermín.
Voy p'a Triana en Semana Santa.
Que bien se aguanta,
eso sí que se aguanta.

Díselo compadre díselo
que se normalice, díselo.
Díselo compadre díselo
que se localice díselo.
Díselo compadre díselo,

S. del Molino -

¡Cide! No sabía que habías recaído en el vicio bloguero. Te linkaré.
En cuanto a todo lo demás, el tópico de por sí, ya es lamentable, pero cuando encima lo promociona la administración, es para cagarse (de miedo, especialmente esa mayoría silenciosa a la que el tópico ni le va ni le viene).

Anakrix -

Lo terrible es que la política acaba contaminando la cultura y lleva hasta la feria de Francfort las batallas entre nacionalistas y no nacionalistas. Al final, lo de menos son los autores y la calidad de sus obras Se trata, simplemente, de una demostración de fuerza de quienes están en el poder. Y es una pena, la verdad, porque era una muy buena oportunidad para promocionar a los muchos y buenos escritores (catalanoparlantes y no) que hay en Cataluña...

Severiano Delgado -

A mí todos esos debates me parecen estériles y peligrosos, sobre todo cuando se propone hacer todo tipo de leyes y reglamentos para "normalizar" la sociedad y la cultura. O sea, definir por la vía de la ley y de lo políticamente correcto en qué consiste ser un buen catalán, un buen vasco, un buen aragonés... Ya hubo quien intentó que todos fuéramos buenos españoles, a martillazos.

Cide -

Precisamente ayer hablaba yo de lo mismo. Aunque no con tanto acierto como tú, desde luego.
¿Se pueden poner apellidos a la cultura? ¿No es eso una catetada? Pero lo cierto es que los telediarios, las radios, los periiódicos no paran de hacerlo. El 23 de Abril hablan de esas costumbres "tan catalanas", entrevistan a Belloch en Buenafuente y sacan a Fluvi hablando en matraco ¿Acaso sacaron a Cobi con barretina con un bocata de butifarra o agachado con los pantalones bajos en un belén?. Nada, a normalizar se ha dicho. A partir de ahora quedan prohibidos los cachirulos morados, el cachirulo es rojo de toda la vida, sólo existe un tipo de jota, y la de picadillo es un subtipo de la principal.

Que San Javier Ruibal nos rescate este domingo de esta locura.

Jessica Acuña -

pero al menos, tienen la posibilidad de gastar algunos céntimos de los ciudadanos, aquí (en Chile y peor aún en la provincia) los artistas están muy tirados a su suerte, con un fondo concursable que todavía es risible, (no financia por ejemplo ediciones de libros, a excepción de aquellos fuera de circulación que en forma de rescate alguien desee desenterrar. Saludos y un abrazo desde este otro lado del mundo

Jessica Acuña -

pero al menos, tienen la posibilidad de gastar algunos céntimos de los ciudadanos, aquí (en Chile y peor aún en la provincia) los artistas están muy tirados a su suerte, con un fondo concursable que todavía es risible, (no financia por ejemplo ediciones de libros, a excepción de aquellos fuera de circulación que en forma de rescate alguien desee desenterrar)

S. del Molino -

Sí, si en todas partes cuecen habas, pero estas falsas polémicas deberían causar vergüenza ajena (propia, en el caso de los instigadores).

Chewi -

Pues eso es lo que pasa, que falta mucha cultura y mucha más educación. Pero en todas partes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres