Blogia
El Blog de Sergio del Molino

ANDREA Y LAS TETAS DE LA VIRGEN

ANDREA Y LAS TETAS DE LA VIRGEN

"Ustedes los españoles se cagan en todo: en Dios, en la hostia, en las tetas de la Virgen... Por favor, qué feo todo". Pequeña bronca de Andrea Echeverri, alma y cuerpo de Aterciopelados, a los que fuimos a verla anoche en directo en la sala Jai Alai de Huesca. Era un alegato por el buen rollo, por que no estemos siempre de mal humor y que nos llevemos todos un poquito mejor. Andrea lo tiene fácil. Sólo un amargado patológico podría enfadarse con ella. Al menos, con esa "ella" que vemos sobre el escenario, entregada y risueña. Pero al resto de mortales, que segregamos hormonas normales en lugar de sustancias psicotrópicas caribeñas, nos viene bien cagarnos de vez en cuando en algo. Aunque, a decir verdad, lo de las tetas de la Virgen no me lo sabía -y mira que mi repertorio hispano anticlerical, presente en mi malhablada familia desde el siglo XII o asín, es prolijo, pero yo utilizo el copón bendito, san cristo resucitado, san dios, la hostia consagrada y sin consagrar y, si me apuran, la sota de bastos y el rey de oros, pero nunca se me hubiera ocurrido hacerlo en unas tetas, quizá por lo incómodo de la postura-. Ya me han dado una nueva idea. Creo que estaré una temporada eligiendo sus celestiales senos para defecar mis frustraciones. 

No hará ni un año desde que vi a Aterciopelados en Zaragoza, pero el concierto de anoche en el festival Periferias me gustó más. Fue más "rocero", más intenso, más kármico, por utilizar una palabra que seguro que Andrea aceptaría. De telonero, actúo el músico local Pecker, de quien no puedo decir nada, porque durante su concierto nosotros luchábamos por que nos sirvieran una tortilla de patatas en una tasca cercana. En fin, Andrea y sus chicos colombianos estuvieron sublimes. Una joyita de espectáculo, buenos amigos, una ciudad en la que siempre me lo paso bien -normal, casi siempre voy allí de juerga...- y un festival que este año, según me dicen, flojea un poco con respecto a otras brillantes ediciones. Periferias es un festival temático que esta vez ha elegido "La fiesta" como pie forzado. Es un contenedor amplio, quizá demasiado amplio, donde cabe cualquier cosa, aunque creo que en las exposiciones no se ha explotado esa inconcreción. Las obras expuestas hacen referencia a un concepto bastante restringido de fiesta, que viene a resumirse en la fórmula "juventud + música + baile". Pese a ello, en la muestra Vive la Fiesta! Live the Fiesta! -en la Diputación Provincial- hay varios momentos memorables. Yo me quedo con la proyección Tecnocharro, de Kaoru Katayama, que muestra en un único plano-secuencia a un cuadro de baile de jota charra danzando sus pasos a ritmo de música electrónica pinchada por un DJ. 

Luis Lles, el responsable de todo este tinglado desde el ayuntamiento de Huesca, rondaba por los escenarios del festival contando lo satisfecho que estaba de la respuesta de la gente, que hace que, año tras año, esta cita, que empezó siendo underground, comience a situarse en la mainstream (aún le queda mucho para ello, de todas formas). 

Nada de esto preocupaba a E., nuestro colega colombiano. Para él, cada concierto de Aterciopelados es como volver a saborear la fruta tropical de su tierra. Es un reencuentro con parte de sí mismo, algo que los demás no podemos entender. Al final del espectáculo, pudo colarse en el camerino de Andrea y darle las gracias por formar parte de su imaginario. Hablando de las felicidades endógenas y exógenas del otro día, creo que E. pudo decir durante unas horas que era feliz. Aterciopelados contagió sus virus de buen rollo a todo el mundo. Todos fuimos felices durante un rato. Incluida la Virgen y sus tetas. Pero a ésta se le ha acabado ya la felicidad, porque sospecho que no soy el único que va a incorporarla a su repertorio de retrete. Ay, Andrea, qué flaco favor le has hecho a la "madresita".

Foto: la colombiana Andrea Echeverri. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Dieguito -

Me cago en los cuernos que le puso María Magdalena a Cristo, y en el equipo de costureras de la virgen María. Así mismo, me me cago en Dios, en Mahoma y en los curnos de su puta madre.
Por otra parte, me cago en todos los apóstoles incluyendo a los de todas las religiones del mundo.
"Vamos a reventar cómo el lagarto Juancho"
Ahora vás y se lo cuentas a la perra de tu vecina"

S. del Molino -

Lo de "que el niño mame mierda" suena a maldición gitana, pero creo que el premio debo dárselo a esa Virgen que se caga en Dios. Me descubro ante usted y los de su pueblo, Javivi.

Javivi -

En mi pueblo, hace unos años, escuché la sublimación máxima de la blasfemia, la hipostatización de lo sacrofóbico. Una de las frases más geniales y brutales jamás escuchadas por el ser humano: "Hace un frío que la Virgen se caga en Dios".
Amén.

un manuel -

la primera vez que oí lo de las tetas de la virgen también me sorprendió. pero no por la frase que decís, sino porque completa es : "me cago en las tetas de la virgen pa que el niño mame mierda"
qué. acojona ¿eh?
(con perdón)

Antonio Alcántara -

"Me cago en la leche" ya lo tengo yo registrado. Y si quieres te cuento cómo pasó, bribón.

S. del Molino -

Cómo??????
Voy a resgistrar yo también algún vocablo de uso común, a ver si me financio unas vacaciones.

Rondabandarra Batutista -

Genial, Anakrix, gracias por el aviso. Ya se lo he agradecido al mozo también en "Libros viajeros".
Por cierto, que se me ha olvidado antes: cada vez que os echáis un Cagondios™ en internet, 0,50 € van derechitos a mi cuenta corriente. ¡VIVA LA SGAE Y QUIEN LA TRUJO!

Anakrix -

Y ahora ya sigo con Andreíta Echeverri. A mí es que esta mujer me parece la reina de las buenas vibraciones. Cada vez que la veo en directo salgo del concierto con una sonrisa boba en la cara y con la sensación de que el mundo es maravilloso. Tiene un don. O eso, o como dice un amigo mío, que me digan qué drogas toma esta mujer, que yo quiero las mismas.

Anakrix -

Chicos, siento cambiar de tema, pero ¡¡¡¡han encontrado un libro viajero!!! menos mal, porque ya me tenía mosqueada esto de que todos los libros cayeran en manos de gente que se niega a soltarlos...

S. del Molino -

Mis genes me hicieron de una sustancia muy torpe, con cansina tendencia a tropezarse con esquinas, muebles y barreras arquitectónicas. Además, al cocinar suelo quemarme y cortarme los dedos con fruición. Así que mi repertorio cagón me viene muy bien para sobrellevar esos trances.

Rondabandarra carretero -

Yo también tengo boca de carretero; de hecho, en el ciberespacio tengo el Cagondios™ registrado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres