Blogia
El Blog de Sergio del Molino

VOLPI Y LA HISTORIA

VOLPI Y LA HISTORIA

(Publicado en el suplemento Artes y Letras, de Heraldo de Aragón) 

Siete años después, Jorge Volpi ha puesto punto final a su trilogía. “No será la Tierra” (Alfaguara, 2006; 524 pp.) cierra un ciclo de tres novelas sobre el siglo XX que empezó con “En busca de Klingsor” (Premio Biblioteca Breve en 1999) y “El fin de la locura” (2004). Las tres constituyen una especie de “Episodios nacionales” galdosianos a escala mundial y, aunque se pueden leer por separado y sin orden, las tres suponen una vasta reflexión retroactiva sobre la condición humana en un siglo violento, trágico y vertiginoso.

Si “En busca de Klingsor” reflexionaba sobre las responsabilidades de la ciencia en la era atómica, y “El fin de la locura” repasaba la ascensión y caída de las utopías y los sueños revolucionarios de los años 60, “No será la Tierra” se centra en los últimos años del socialismo realmente existente y en la ascensión de un capitalismo salvaje y triunfante que cabalga a lomos de unos científicos amorales y dominados por la ambición.

A ratos se lee como una narración convencional con destellos intimistas, a ratos como un reportaje periodístico y a ratos como un ensayo histórico y científico. Para ello, Volpi cuida el punto de vista y pone la narración en la pluma de un periodista ruso que ha descubierto un gran escándalo financiero que liga las tres tramas que discurren paralelas a lo largo de la narración y que sólo confluyen trágicamente la noche del 30 de diciembre de 2000.

Cada línea está protagonizada por una mujer y sus circunstancias. Éva Halász, norteamericana de origen húngaro, genio de la informática y de los números y devoradora de hombres, incapaz de encontrar su sitio en el mundo fuera de los laboratorios. Irina Gránina, bióloga soviética casada con el también científico Arkadi Granin, recluido en el “gulag” y activista corrupto de los derechos humanos con Boris Yeltsin. Y Jennifer Moore, despiadada economista del Fondo Monetario Internacional y responsable de aplicar las “recetas” neoliberales que llevarán a la ruina y al pillaje a la nueva Rusia.

Son tres historias independientes, más que autónomas, tan sólo ligadas por una argucia narrativa que no las altera. Ninguna cobra un significado nuevo tras la revelación que las une. Sólo el azar, como sucede con los genes, amalgama mimbres tan distintos. A diferencia de las dos anteriores entregas de la trilogía, aquí no hay ningún misterio que resolver. El desenlace se conoce desde el principio, lo que permite a Volpi divagar sin prisa y recorrer con morosidad los vericuetos históricos de los últimos veinte años. Y lo hace a lo largo de más de 500 páginas desiguales en intensidad y en logro. Volpi utiliza técnicas de “best seller” y abruma en ocasiones con cifras, fechas, nombres y jergas técnicas. Hay un exceso de documentación que está a punto de ahogar la acción. Y lo haría si no fuera porque Volpi actúa como un experimentado cocinero literario y sabe compensar la saturación de sal con unas cucharadas de azúcar en forma de intimismo y pasión. El amor y los sentimientos, condicionados por los genes de unos personajes dominados por su destino -como en toda tragedia que se precie- se mezclan tormentosamente con el imparable y devastador avance de la historia. La paradoja: aunque los protagonistas -ejecutivos, científicos, grandes empresarios- aparecen como responsables de la debacle, en realidad son títeres de ella.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

El Fary (y 3) -

Y en este sitio húngaro me comparan con Los Beatles:

Mivel mindenki a bé betűnél keresi a The Beatles-t, és persze ott is van az iTunes Music library-ben. Meg az iPodon is. Kipróbáltam a teóriámat El Fary-val is (mit csináljak, ez volt kéznél :) , az iPod tud spanyolul is.

El Fary -

También puedes bajarte algunas al movil algunas de mis canciones en sueco:

El Fary med El Cuponazo.

Ringsignal El Cuponazo med El Fary till din mobil.

Tjänsten fungerar för alla telefoner som har stöd för polyfoniska ringsignaler och WAP.

El Fary -

Yo soy un hombre sencillo, pero modestamente digo que tengo más virtudes de lo que se piensa. Mira lo que dicen de mí en Eslovaquia:


História Fary:
* September 26th, 2005

Ako na každej dedine či mestečku, začal sa život obce rozvíjať od kostola a Farnosti. Gajarská Farnosť prešla dlhým vývojom. Preto sa musíme vrátiť ďaleko nazad na začiatok minulého tisícročia, keď sa objavovali prvé kostolíky a prví Farári.

S. del Molino -

jajajajajajjajajajajajaja.
Me rindo. ¿De dónde sacas un texto celta o qué sé yo con el Fary y Klingsor?
Klingsor debió ser corista del Fary en el oscuro periodo que va de 1983 a 1987, unos años difíciles para el maestro.

El Fary -

Yo también he escrito varios libros, otro día os lo cuento, pero a lo que iba, han traducido uno mío al inglés en el que sale también Klingsor:

Wha's done it?' said a dreadful voice from the chimney, and the boy made one leap into bed as the old Fary shot down on to the floor. 'My ainsel! My ainsel!' said the little Fary. 'Why then,' said her mother, 'what's all this noise for: there's nyon to blame!' And she kicked Ainsel up the chimney. In Marbella, Fary's mother was rescued by Torrente from the clutches of Klingsor.

gilgamesh -

... que es lo que hago yo con mi pila de libros pendientes: colar de cuando en cuando alguno (especialmente si es de Borges, del ue por cierto, sólo me falta uno para completar la colección de 34 volúmenes de la Biblioteca Borges de Alianza...)

Chewi -

Uy! y yo y yo! esta misma tarde voy a por él. Lo malo que va a pasar al final de la lista de una pila que espera en mi mesilla. Aunque igual le cuelo unos puestos...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres