Blogia
El Blog de Sergio del Molino

¡RONDABANDARRA EXISTE!

¡RONDABANDARRA EXISTE!

No fue en la tercera fase, sino en un bar debidamente resguardado del cierzo, con unas buenas pintas cerveciles y cuerda conversadora para rato. Al fin, Rondabandarra y servidor han tenido un encuentro, el primero de muchos, y tan feliz circunstancia sirve para festejar el añito de vida de este blog, que ha marchado paralelo al rondabandárrico.

Tenía muchas ganas de conocer a la persona que se escondía tras esa caricatura de Alberto Calvo, y casi me siento poderoso al conocer su secreto, pero no voy a desvelarlo. Dejemos que Rondabandarra siga siendo Rondabandarra, con sus jotas de picadillo, sus certeros comentarios sobre su última lectura (sí puedo decir que es un tremebundo lector), la guasa que despilfarra hablando de esa peculiar fauna nocturna y charradora de la que vive rodeado y su somardismo militante, como no podía ser de otra forma tratándose de un aragonés vocacional.

Qué curiosos son estos encuentros. Yo no soy nada amigo de acudir a "bloguellones" o "quedadas" cibernéticas. Soy demasiado tímido y creo que para emborracharse ya están los amigos. Las relaciones del blog forman parte del blog. Pero lo de Rondabandarra era distinto. Muy distinto. El colegueo y el buen rollo que nos hemos traido este año en ambas páginas bien merecía unas cervezas y una comprobación de que el ingenio de las jotas de picadillo era genuinamente suyo, y que no tenía un negro a sueldo. Doy fe de que, al natural, Rondabandarra es incluso mejor, que ya es decir. Tanto, que me hizo un regalo que me va a ser imposible corresponder: un ejemplar de la Enciclopedia de Educación y Mundología de 1959 que cité en el artículo del sinsombrerismo. Lo mío fue un sinpalabrismo cuando me vi con el libro en mis manos. Le sacaré partido, lo prometo, y vosotros lo leeréis (espero).

Aquí os pego lo que Rondabandarra, en un infame ejercicio de exageración, ha escrito sobre este encuentro en su blog:

"Tampoco es que ande yo todo el día saltando de blog en blog, pero si hay uno que no me pierdo a diario es el del periodista y ya puedo decir amigo Sergio del Molino. Su lucidez en el análisis del día a día, sus gotitas de erudición aunque él modestamente se resista a reconocerlo, su mucho sentido del humor y su todavía más retranca hacen que me desayune a diario desde hace casi un año con su “apología de la intrascendencia”. (A veces hasta habla en serio). Tantos meses dejándonos comentarios, tirándonos puyas y debiéndonos libros el uno al otro, requerían que chateáramos de una vez pero de verdad, o sea, con chatos de vino. En nuestro caso fueron pintas de cerveza que ayer nos acompañaron las dos horas largas en las que por fin nos vimos las caras y pudimos hablar sobre lo mismo que lo hacemos en los blogs pero con la inmediatez de la mesa del bar y el calor humano. Fueron las cuatro primeras pintas de muchas otras que espero que vengan porque nos dejamos muchas cosas de las que hablar (yo hablo mucho, pero él no se queda corto).
Precisamente en el día que su blog cumple un añito, va este saludo muy cordial y sincero para él y la ferviente recomendación de que lo visitéis siempre que podáis. Merece muchísimo la pena. ¡Felicidades, Sergio!"

A veces me preguntan que por qué escribo en el blog, y la verdad es que no encuentro una respuesta. Bueno, en realidad, improviso algo sobre la marcha para cumplir las expectativas del preguntón, pero no me suelo creer lo que digo. No sé por qué me he metido en este embolado, aunque tengo claro que me lo paso muy bien. No sé si eso cuenta como razón, pero si la consecuencia es ganar un amigo, las razones sobran. ¡Salud!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

S. del Molino -

¿Ya empezamos con las susceptibilidades? Que no, que lo de la fealdad es en conjunto. Cada uno, como individuos, somos hermosos.

Mapi -

Si es que hasta el cibermundo es un pañuelo, maño. A ver si nos vemos un día de estos. Sergio, lo de feos y voces malsonantes no va por mi, no?

Rondabandarra -

Saludos efusivos de vuelta a Mapi, ahora que sé quién es Mapi.
¡Saludos, Mapi!
P.S.: ¿Me ha quedado muy repetitivo? :P

S. del Molino -

Dios mío, he abierto la caja de los truenos! ¿Pero no véis que somos todos muy feos y con voces atipladas y malsonantes? Y, además, muy borrachos y tragaldabas: seguro que la cuenta de la quedada iba a ser fina...

Mapi -

No sé yo si al señor del Molino le apetecerá la idea, pero por mi que no quede! Ves, Sergete, como esto es sólo el principio? Aprovecho para mandar saludos efusivos a Rondabandarra, que seguro que me está leyendo.

Javivi -

Oye, y ¿por qué no una blog-quedada? Tengo curiosidad por ponerle cara al futurible, a Anakrix, a Mapi, a Rondabandarra, al Fary, a tu radiador...

S. del Molino -

Eso, eso, adoptemos una viril indiferencia, que ya está bien de peloteo.

El Fary -

Luego dicen que el feo soy yo.

Rondabandarra azorado -

Snifs, snifs... Digo...¡bueno, dejemos ya de chuparnos las pollas!, que dijo el Señor Lobo.
¡Feliz cumpleaños y hasta pronto!

manuel -

pues nada nada. felicidades a los dos y cumpleaños feliz.
(es bueno lo de los "bloguellones") :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres