Blogia
El Blog de Sergio del Molino

MUNDO CARPETOVETÓNICO (1)

Nueva serie del blog: Mundo carpetovetónico, que no sé qué continuidad tendrá ni si gozará de seguimiento. A lo mejor es una serie de un solo capítulo, pero tiene papeletas para engordar, dado el buen fajo de periódicos antiguos que tengo sobre mi mesa para documentar esos reportajes de belle époque que nunca saldrán y esos libros que se quedarán a medio hacer. Para todos los que se quejan de que si los jóvenes son esto o los jóvenes son aquello y apenas les llega el coco para asimilar la más elemental gramática, aquí va esta joya, perteneciente al Heraldo de Aragón del 17 de septiembre de 1935, titulada "La Universidad considera necesario abordar tajantemente los conatos de ordinariez en el ambiente universitario":

"La Universidad nos remite la siguiente nota: 'Viene observando el rectorado, de algún tiempo a esta parte, como entre la masa escolar comienza a olvidarse ese mínimum de buenas maneras que hasta ahora representaba un límite de convivencia entre personas de educación corriente. Hasta no hace mucho, la Universidad merecía de los estudiantes un respeto y una consideración tal que producía asombro el ver algún caso de desaliño en las formas de actuar y en los modos de vestir. Ahora, en que la excepción comienza a crecer, es necesario abordar tajantemente los conatos de ordinariez que nos producen preocupación y sonrojo, procurando entonar y dignificar el comportamiento de todos en el ambiente universitario. Y comenzando por el aspecto más externo del problema, se advierte por el presente a los escolares que no les será permitida la entrada en los edificios universitarios si no vienen vestidos con el mínimo de decencia y dignidad con que toda persona culta, por modesta que sea, debe presentarse en nuestro ambiente. El rectorado espera una estrecha colaboración de todos en este orden de mejoras y principalmente de los escolares, que en su inmensa mayoría son modelo de discreción y correcta crianza.'

(Esta era la nota oficial. Ahora viene el comentario editorial del periódico)

Registramos el interés que merece la nota precedente. No es una cuestión nimia lo que en ella se aborda, siquiera se contraiga la admonición del rectorado a llamar la atención de los escolares sobre aquellos extremos que atañen a la dignidad de su presencia en los centros docentes. Las lamentables costumbres que se observan en ciertas minorías de nuestras juventudes habían llegado incluso a los sectores universitarios, en los que se iba a perder poco a poco el tono y severa dignidad del ambiente. El rectorado, bien percatado de que en el fondo esto es un problema de cultura, sale al paso de esos modos de zafiedad, que en escala reducida por fortuna, se adueñaban incluso de las juventudes escolares, que son las indicadas para representar precisamente lo contrario. Aquí sí que es de citar el ejemplo del extranjero. Los universitarios, reclutados en gran número de las clases modestas, y compartiendo muchos de ellos sus afanes académicos con oficios manuales en los que buscan la ayuda para soportar los largos estudios, acuden a las aulas presentados con la pulcra corrección que es permitida a toda persona. La nota es, pues, oportunísima, y la campaña educativa que se anuncia como propósito debe llevarse con todo celo, tendiendo a un afinamiento de las prácticas sociales -urbanidad- venidas tan a menos...".

Como para hablarles a estos de piercings y botellones. Anda, anda.

PS: En esa misma página (portada de periódico, ni más ni menos) aparece una foto de "la encantadora señorita Encarnita Ramón", proclamada Miss Ejea 1935, lo que me recuerda la canción de Javier Krahe: "Cogieron a la Jacinta, / la moza de mejor pinta, / y en la misma plazoleta / la pusieron en porretas / y la echaron al pilón / sin mayor vacilación. / Luego fue una comitiva / a Villatripas de Arriba, / a decirles que bajaran, / miraran y compararan. / Comparando las dos Venus, / ¿cuál es más y cuál es menus? / Excepto algún poetastro. / que alabó a la de alabastro, / y el pelma de Don Simón, / que de un vuelo fue al pilón, / se oyó gritar a compás: / la Jacinta mucho más, / la Jacinta mucho más. / Y con grandiosa vehemencia, / añadió la concurrencia: / (sobre todo, los varones), / que en lo tocante a erecciones, / la Jacinta en el pilón, / matarilerilerón."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Gilgamesh -

Con todo y con eso, es verdad que la universidad ha perdido la mayor parte de la "severa dignidad" que se le supone. No me parece para tanto la nota esta del 35.

S. del Molino -

Pues nada, si mis obligaciones me lo permiten, allí estaré, que la última vez que vino a Zaragoza no pude ir y me dio rabia.

ENRIQUE -

Desde la Universidad, y con mi torpe aliño indumentario, escribo este comentario, que sólo ha de recordar que en enero Javier Krahe ocupará el escenario de un Teatro del Mercado de ironía a rebosar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres