Blogia
El Blog de Sergio del Molino

LADIES AND GENTLEMEN, MR. BRAD PITT!

LADIES AND GENTLEMEN, MR. BRAD PITT!

Cuando ayer me senté en el cine a ver Babel, una radio iraquí ya había anunciado que a Sadam le quedaban pocas horas para ser colgado del cuello, pero nada se sabía de esas toneladas de hormigón que se iban a caer sobre un par de ecuatorianos acurrucados en un coche (si es que eso es lo que ha pasado en Barajas, que todavía no está confirmado). En una sala de cine el mundo siempre parece ajeno, pero el estado mental que me había provocado saber que alguien -me importa una mierda cómo se llame o lo que haya hecho- podría estar siendo ahorcado mientras yo zampaba palomitas, me predispuso de otra forma hacia la peli de Iñárritu-Arriaga. Los cuentos que contiene se convirtieron en... ¿reveladores? ¿Se dice así cuando algo te hace cosquillas en el cogote y te provoca un escalofrío?

No quería ver Babel en el cine, porque en la ciudad donde vivo, como en tantas otras, no hay una maldita sala que proyecte cine en versión original, y me daba pampurrias pensar en el doblaje de una peli donde los personajes hablan árabe, japonés, español e inglés. Debería estar penado con cárcel destrozar con el doblaje el trabajo de los actores y privar a los espectadores del 50 por ciento de su interpretación, compuesta por su entonación, sus inflexiones y su capacidad para expresar emociones y estados de ánimo del personaje con la voz. Pienso que el doblaje es un acto tan aberrante como pintarle un bigote a la Gioconda, y no me puedo aguantar la risa siempre que oigo aquello de "los dobladores españoles, dentro de lo malo, son muy buenos". El que pinta el bigote a la Gioconda también puede ser un hábil dibujante, pero no deja de ser un criminal por ello.

Soy especialmente radical y picajoso con este tema cuando la peli me gusta y cuando aprecio que el director se ha esforzado especialmente en cuidar los aspectos orales de su obra. Pero si la carne es débil, el celuloide todavía lo es más, y no iba a poder soportar a mis amigos dándome la brasa y contándome lo maravillosa que era sin haberla visto yo. Y no me arrepiento de haber ido. He de decir que, con doblaje y todo, Babel es inmensa, algo que no puede sorprender a quienes hayan visto Amores perros y 21 gramos (y yo lo he hecho con reiteración casi obsesiva, y volveré a verlas de nuevo). Creo, sin embargo, que esta última es la menos cruda de las tres, quizá porque uno de sus temas es ese galimatías que a muchos nos amarga la vida: las relaciones -o las no relaciones- entre padres e hijos. Mi admirado Arriaga ha echado un pelín el freno a su emotividad desbocada.

No voy a disertar más sobre la apocalíptica, totalizadora y, sin embargo, humanista visión del mundo de Arriaga-Iñárritu, porque soy muy pesado con mis filias y mis fobias, pero sí que tengo que unirme al carro de todos los que han puesto por las nubes la interpretación de Brad Pitt (incluso doblada, en serio). Yo ya estaba convencido desde hacía mucho tiempo de que detrás de ese guaperas cabecita de limón había un actor como la copa de un pino al que su propio físico no le dejaba despuntar. Pitt es uno de los grandes, y creo que todavía no ha dado lo mejor que tiene dentro. Espero que le ofrezcan papeles donde pueda envejecer como el titán que es. Antes de ver Babel leí en algún sitio que lo mejor de esta peli era la secuencia en la que Pitt habla por teléfono. Obviamente, me pasé toda la cinta esperando la maldita escena, y cuando llegó, se me encogió el alma. Este hombre pide el Oscar a gritos.

No debería decir esto, porque son rumores vagos que circulan de cuarta mano y está feo que alguien que se dedica al periodismo difunda chismes, pero ahí va esto: se cuenta que esta es la última peli que Arriaga e Iñárritu van a hacer juntos y que, al parecer, han partido peras. Algo huele a podrido en su bella amistad. O no, a lo mejor son chismorreos de envidiosos y maledicentes que no tienen base alguna, pero yo es lo que he leído por ahí a gente sin escrúpulos que no quiero citar.

Vaya fin de año más intenso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Milagros -

La pelicula es buena, pero demasiado larga, podria haber sido mas corta y sin perder sentido ni mensaje

S. del Molino -

Elemental, querido tocayo. Sospecho que tienes algo que ver con esos cines que empezaron proyectando en VOSE (cadena de salas que en Madrid y Barcelona sigue ofreciendo versión original sin problemas). Evidentemente, no manejo los datos, pero creo que, en términos de rentabilidad misma, esa cadena hizo mal dejando de apostar tan pronto por la VOSE en Zaragoza (¿Qué aguantó, uno o dos años?). Es una inversión a largo plazo en la que deberían involucrarse las instituciones. El público de la versión original no surge de la noche a la mañana, y si nadie se atreve a hacerlo, nunca fermentará. No pienso que los zaragozanos nos ganemos a pulso que los empresarios y las instituciones nos dejen tirados, sinceramente, pero es obvio que una empresa que busque rentabilidad inmediata haciendo una cosa que no tiene tradición en la ciudad, no la va a obtener.

sergio -

sergio, si en esta santa ciudad de zgz no hay VOSE es porque la gente que le/nos gusta es una minoría. La mayoría, cuando llegan al cine que empezó proyectando VOSE y ahora lo hace doblado preguntan si es de "las de leer" porque si lo es no entran. Y una copia en 35 mm vale un pastón y los cines comerciales viven de sus espectadores, que no pueden ser unos poquitos, sino unos bastantes. ZGZ lamentablemente se ha ganado a pulso no tener VOSE

Anakrix -

Sí, sí.... la historia es mérito de Arriaga, por supuesto. Pero yo me refería a la dirección de actores, y eso es cosa de Iñarritu.

S. del Molino -

Anakrix, te olvidas de Arriaga.
En cualquier caso, amén a todo.

Anakrix -

Con un poco de retraso, porque complicaciones laborales me impidieron ir a verla el día del estreno, ya he visto Babel. Y me ha encantado. La película, además, confirma lo buen cineasta que el Iñárritu. Ha hecho tres películas y las tres son verdaderas joyas. En cuanto a Brad Pitt, estoy contigo Sergio. Qué pedazo de intérprete. Su trabajo te mantiene con el corazón encogido toda la película. Aunque no hace sombra a otros actores de Babel, como el padre marroquí que ve cómo se arruina su existencia por una travesura, o la niñera mexicana que acaba perdiéndolo todo. Me emocionaron. Y eso que no eran actores profesionales, sino gente que Iñárritu encontró en los lugares donde trabajaba. Por eso, y sin quitarle mérito a Pitt -que ha demostrado su talento en muchas otras películas- creo que gran parte del mérito de los actores de Babel es del director, que demuestra tener un toque especial para sacar de las personas las emociones más intensas. Y lo consigue, vaya si lo consigue

acróbatas -

De Iñárritu vi "Amores perros" y pese a lo cruda que es, me pereció una película que no olvidaría jamás, genial! No he visto Babel pero seguramente la veré en breve, estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas de las versiones originales, siempre que puedo intento verlas así.

Un beso y feliz año nuevo!!! :-)

ENRIQUE -

Vengo precisamente de ver la peli y la vuelvo a encontrar en tu blog. Es la primera que veo de González Iñárritu. Veré las dos anteriores. La película me ha gustado. Me ha parecido dura, un bajón en estas fiestas de turrón y mazapán en que vivimos. Es una buena peli. El Bradpis, como dice Sergio, hace una buena actuación. No se me ha hecho especialmente larga, al contrario de lo que les ha sucedido a algunos de mis acompañantes. Cada día soporto menos, sin embargo, el que al director se le vaya la mano con la duración de "la cinta" (que dicen los horteras). Se trata de un privilegio que ya sólo estoy dispuesto a conceder a ciertos clásicos. El espectador agradece, agradecemos, cierta consideración. ¿Cómo es eso de que la historia que no se puede contar en poco tiempo no es una buena historia? Pues eso...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres