Blogia
El Blog de Sergio del Molino

MARCHA FÚNEBRE

MARCHA FÚNEBRE

Columna publicada el viernes 9 de febrero en el suplemento MVT de Heraldo. 

Hay dos matracas que uno está condenado a escuchar a lo largo de su vida. Una, en las bodas y fiestas familiares, es la letanía constante de la abuela, con distintas variantes según se trate de un bautizo ("a ver si vivo lo bastante como para ver su comunión"), una comunión ("a ver si vivo lo bastante como para ver su boda") o una boda ("a ver si vivo lo bastante como para ver el bautizo de su hijo"). La segunda matraca, tan machacona como ésta, se lee y se escucha en la pluma y la boca de los más sagaces y reiterativos "coolhunters": "El rock ha muerto". A lo que siempre responde alguien: "¡Viva el rock!".

A mí, esta muerte me sonaba tan increíble como la que machaconamente profetiza la abuela en los saraos familiares. Y, así como la abuela, lejos de morirse, va enterrando a sus hermanos, hijos y sobrinos ("a ver si vivo lo bastante como para asistir al funeral de Fulanito"), el rock ya ha visto desfilar por el cementerio de las tendencias a algún que otro vástago. Aunque no hay que engañarse: llegará el día en que la abuela fenecerá, y los herederos descubrirán con horror que toda su herencia son deudas. También al rock le llegará un día su verdadero San Martín. Quizá, de hecho, le ha alcanzado ya el filo de la guadaña, porque la noticia que acabo de leer me suena a marcha fúnebre.

Las autoridades de Reino Unidos quieren convertir el rock en leitmotiv turístico, con rutas, guías, azafatas y touroperadores especializados. Lo han lanzado en la página web institucional "visitbritain.com", donde ofrecen viajes y excursiones a The Cavern de Liverpool o a los estudios de Abbey Road.

No descubren el Mediterráneo, claro. Yo soy uno de esos millones de flipados transeúntes que ha viajado a Londres y a Nueva York con el solo objetivo de retratarse en ese hotel donde Jimi holgaba, o en ese bar donde Bob emborronaba partituras, o en ese edificio que aparece en la portada de aquel disco. Es lógico que busquen sacar tajada financiera de nuestras peregrinaciones laicas, pero el hecho de que hayan decidido ponerse a ello indica que el rock ha muerto, ya que lo tratan con honores turísticos de finado ilustre.

Alégrense, "coolhunters": sus plegarias han sido escuchadas al fin.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

David (david.sizigia@hotmail.com) -

El rock no ha muerto, al menos mientras siga habiendo grupos de rock que componen y tocan rock y por lo tanto sigue habiendo y se sigue escuchando por lo que el rock no está muerto.Hay muchos grupos de rock en la actualidad, sólo hay que buscarlos. Así que el rock está muy vivo gracias a grupos como Savia o Mägo de Oz, si hasta vuelve ahora Héroes del Silencio después de diez años.
Y sobra decir que el rock no es para nada comercial. Sólo hay que ver la cantidad de gente que odia, critica, insulta y no escuchan grupos de rock simplemente por su forma de vestir por ejemplo. Razón más que suficiente para que much@s descarten a un grupo, si no visten como yo y el resto del mundo no los escucho, y no contentos con esto toca humillar a l@s que no son igual, criticarl@s, reírse de ell@s e insultarl@s a placer. Si total que más da sabes que casi todo el mundo opina como tú y no te va a pasar nada, te escondes y proteges en la masa. La valentía se demuestra cuando se es una minoría y se protesta y se lucha hasta conseguir lo que reivindicas.
La conclusión es que el rock no está muerto por mucho que le joda a muchos. El rock está vivo joda a quien joda. Salud y larga vida al rock, la reina de la música. Que se nos note coño que cada vez somos más. Con mano izquierda lo nuestro es luchar. Al rock no lo hace desaparecer ni Dios.

Anónimo -

Bah! Eso se viene haciendo desde tiempos casi inmemorables.

manuel -

¿el rock ha muerto?
amos anda!!

poco o nada hay que se escape del negocio. con el rock se ha negociado desde sus comienzos y a lo largo de su historia. que se organicen tours para visitar abbey road -suponiendo que los beatles sean rock- es lo mismo que los tours por graceland, o a la tumba de jim morrison. anécdotas destacables dentro de la comercialización de una música que nació para el negocio y ha vivido siempre de su mano. incluso los transgresores anticomerciales, como dylan han terminado por ser fagocitados y venerados por "distintos" haciéndoles partícipes de esta forma del circo. (el momento de máximo disgusto: dylan besando la mano del papa) ¿cómo puede morir si el "negocio" cada vez está más vivo?

El Fary -

A mí también se me había ocurrido, después de los siete brejes que me tiré en el tasis, organizar una cosita turística por mi querido barrio de Ventas, para rememorar mis orígenes, un homenaje a mi gente, pero la verdad es que ya voy muy poquito por allí, más que nada porque no reconozco el barrio: todo ha cambiado. Cuando murió mi madre, dejé de frecuentarlo. Pero la idea es buena, majo, a todo el mundo le gusta la cosa esa de pisar donde pisaron sus ídolos y hacerse una foto si se tercia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres