Blogia
El Blog de Sergio del Molino

THE FAMILY IS BACK

THE FAMILY IS BACK

Por fin estoy viendo la sexta y última temporada de Los Soprano. Se suponía que iba a salir en DVD en junio, pero no ha aparecido hasta este mes, cuando precisamente acaba de ganar el Emy a la mejor serie dramática, aunque mi amado James Gandolfini se ha ido a casa sin premio. Podéis leer tranquilos, que no voy a reventar nada de las tramas.

Sólo diré que los cameos son tremendos en esta temporada (Lauren Bacall, la gran Lauren Bacall asoma la nariz haciendo de sí misma en un capítulo), y Steve Buscemi se aviene a dirigir un episodio. Nuestra querida familia se enfrenta a situaciones bastante jodidas, no ya por el acoso del FBI sino por su necesidad de adaptarse al siglo XXI. Menos mal que Tony mantiene las cosas en su sitio y sabe evitar que cuestionen su liderazgo.

Una idea que no sé si he propuesto ya en este blog: habría que hacer un libro de recetas con los platos que salen en la serie. A lo mejor, incluso daba para dos tomos. Qué barbaridad, qué manera de comer, y qué gusto. De hecho, esta idea existe con la mafia real: el ex mafioso neoyorquino Joseph Iannuzzi, que dejó el crimen a cambio de integrarse en el programa de protección de testigos del FBI, publicó en 1993 un best seller: The Mafia Cookbook, donde explica cuáles eran las recetas favoritas de los capos, cómo les gustaba comerlas y, lo más morboso, qué les apetecía comer antes o después de un ajuste de cuentas. Iannuzzi era su cocinero.

Mi libro de Los Soprano sería más light. Al fin y al cabo, es ficción. Estaría el pollo a la marsala que prepara Carmela y los escalopines de Artie Bucco. Me encantaría cenar un día en el Vesuvio y que Artie Bucco me agasajara con su plato del día. En fin, os dejo, que me está entrando hambre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

S. del Molino -

Qué hambre a estas horas.

anro -

Un amigo siciliano, no es coña, me pasó una receta de raviolis cuando trabajabamos juntos.
Primero hay que hervir los raviolis al dente. Enfriarlos para que no se pasen.
Se pican setas, ajos, perejil y un poquito de jemjibre fresco. Se pasa todo por aceite de oliva. Cuando esté un poco doradito se le riega con un buen brandy y se flambea.
Despues se espolvorea con un poquito de harina. Se le da unas vueltas y se añade caldo de carne.Llegados a este punto probamos para ver como anda de sal y pimienta. Se lleva al hervor hasta que espese. Finalmente se le añade nata. Esta salsa se vierte sobre los raviolis. Para llevar a la mesa se pica un poquito de perejil y se esparce.
¡buen provecho¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres