Blogia
El Blog de Sergio del Molino

DECEPCIONES

DECEPCIONES

Leo en elmundo.es (perversiones que tiene uno): "Paul Auster decepciona a la crítica en San Sebastián con su nueva película". No sabía yo que los críticos de cine, esos cínicos bon vivants, eran tan ingenuos. Para que algo te decepcione, primero tiene que crearte expectativas. Vamos, que si una noche me ligo a Natalie Portman (por un suponer plausible) y, cuando se desnuda, descubro que tiene más vello en el pecho que yo, está claro que me llevaré una decepción. Sin embargo, si me ligo a un interventor de hacienda, no habrá lugar a decepción alguna, pues es bien sabido que tener una buena mata de pelo en el pecho es requisito indispensable para entrar en el cuerpo de interventores de hacienda. ¿Qué les pasa a estos críticos, pues? ¿Que se han llevado a la cama a un interventor de Hacienda creyendo que era Natalie Portman? Pues que se gradúen la vista, reduzcan su dosis diaria de White Label o dejen de leer El País. O las tres cosas a la vez. Menos mal que estoy convencido de que los críticos no son (tan) lerdos y que ese titular es fruto de la pereza dominical del redactor de guardia, que ha apañado la crónica de la agencia Efe con la primera frase que le ha venido a las meninges, sin parar mientes en el significado del verbo "decepcionar".

Porque, ¿alguien pensaba que, visto lo visto (y por visto me refiero básicamente a Lulu on the Bridge, que sé que tiene sus buenos fans, entre los que no me cuento) la película de Paul Auster podía ser algo distinto a un bodrio? Siempre podía dar el campanazo, claro, pero lo esperable (y no la he visto, igual luego me tengo que introducir mis palabras por el orto) es que sea una miasma de celuloide. ¿Por qué si no la iba a estrenar en San Sebastián? Lo que pasa es que al tito Paul ya se le queda un poco pequeño su estudio de Brooklyn y ha descubierto un país europeo con buen clima donde le dejan barra libre y le dan premios a troche y moche. Así que nada, a presidir jurados y a presentar defecaciones fílmicas en las que el reparto lo encabeza su hija (cuyo talento actoral a duras penas llega para un anuncio de teletienda de las cuatro de la mañana). Así que nada, a pasar unos días en Donosti, que dicen que hacen unos pinchos muy ricos y se puede decir al camarero que apunte el txacolí en la cuenta al Ministerio de Cultura. Aprenden pronto estos yanquis: se ve que los intelectuales españoles que viven en su país les enseñan cómo se pilla cacho en el solar ibérico.

Y lo dice un lector que te admira y que disfruta con tus libros, Pablito, pero que también dice sin rubor que tanto Auster ya carga un pelín. ¿No hay más países europeos en los que chupar del bote? ¿O es que salir en la portada de Le Monde des Livres sale más caro que en la de Babelia? En fin, a mí sí que me está decepcionando Paul Auster, pero no por sus pelis, sino porque soy un ingenuo enamoradizo.

Así que voy a desausterizarme por un tiempo y me voy a sumergir en la recomendación que Mariano García hacía este viernes a los lectores del Muévete, de Heraldo: Cormac McArthy. A ver si llego a sus novelas antes de que a Bardem le den el Óscar por No Country For Olf Men. Os mantendré informados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Lord Derfel -

Y te has acabado liando en tu propia provocación :D

Muchas gracias y adios.

S. del Molino discrepado -

O yo me explico muy mal o no se me lee bien. No me sorprende la discrepancia. De hecho, lanzo bastantes anzuelos para que piquen los discrepantes. Lo que me sorprende es que alguien dedique tiempo y esfuerzo a contraargumentarme, en lugar de pasar de mí. Ni más ni menos.

Lord Derfel -

Ayyy... esos prejuicios!

Me sorprende que te sorprenda (valga la rebuznancia) que alguien manifieste su discrepancia sobre el contenido de tus posts, creo que deberías saber que es a lo que uno se expone cuando decide hacer un blog público. Ni más ni menos. No creo que sea para alucinar ¿o sí?

S. del Molino defecador -

Gracias por la recomendación mcarthyana.

Y claro que resalto lo peor de Auster, para eso he escrito ese post. Lo mejor ya lo he resaltado comentando otros libros suyos que leí con algo más que placer. Por lo demás, no defiendo ninguna postura porque carezco de ella y, cuando me empeño en tener alguna, me salen contracturas. Aquí simplemente escribo lo primero que me viene a la mente, y como mi mente es así de blandurria y estúpida, sale lo que sale. Ahora, me halaga mucho que gente inteligente (y no estoy ironizando, lo juro) se tome en serio mis sandeces y dedique tiempo y esfuerzo en comentarlas y refutarlas. Te sientes como cuando ligas con una chica de belleza apabullante: "Podía estar con cualquier otro y está conmigo, con este pringao". Pues eso mismo: gente que podría estar dedicándose a sus tesis y a cosas realmente interesantes, gasta unos minutos de lo más valioso que tenemos los humanos en cabrearse o alegrarse conmigo. Gracias mil, de verdad. No dejaré de alucinar con el blog y las reacciones que provoca.

A pesar de eso, creo que te equivocas de medio a medio: a mí no me molesta que la mujer del conserje lea a Auster o a quien le salga de ahí, pero no puedo evitar que me cargue abrir el periódico y encontrarme siempre a los mismos diciendo lo mismo. A tí a lo mejor te carga ver al entrenador del Real Madrid todos los días, a mí me jode que me quemen los escritores que me gustan.
Y reitero lo de defecación fílmica, aunque, como ya he dicho, corra el riesgo de tener que introducirme más tarde mis palabras por el culo (cosa que haría con sumo placer si la peli mereciera la pena), más que nada porque una obra protagonizada por Sophie Auster (curioso que comparta nombre con la hija de Coppola, que también intentó joder con su presencia la tercera de El Padrino) tiene que ser necesariamente horrorosa.

Lord Derfel -

Hombre, puede que sea la pereza dominical del redactor o puede que sea el inmediato silogismo que te hace esperar (tal vez engañosamente, sí) que un novelista de éxito internacional pueda ser capaz de realizar un film notable (me suena que “Smoke” y “Blue in the face” no eran precisamente decepcionantes y eso a lo mejor también contribuya a alimentar la falacia deductiva que tan mal te ha sentado).

Claro, para defender tu postura (¿criticar a los críticos de cine? ¿a Auster? ¿a los dos pájaros de un tiro?) tenías que resaltar únicamente lo peor de Auster, olvidándote de lo mejor. La verdad parcial que tanto criticamos de nuestros dirigentes, esa visión periférica cercenada que suele convencer a mucha más gente de la que a veces creemos.

No defenderé desde aquí el nuevo film de Paul Auster porque no he tenido el placer de verlo aún, pero lo que tampoco voy a decir es que sea un bodrio o, peor, una defecación fílmica (aunque se me llene la boca de baba al leer y releer tal genialidad calificativa) sin criterio alguno, al menos, sin más criterio que el de cinco críticos de cine (prefiero verla con mis propios ojos antes de utilizar dichas expresiones).

A mí tanto Auster no me carga en absoluto, quizás porque no me he leído más que dos o tres novelas suyas, y porque me jode más ver a escritores de medio pelo, auténticos farsantes dándoselas de divas por periódicos, televisiones y revistas culturales. Además, no me considero un lector egoísta, me gusta compartir lo que disfruto y no me importa que Saramago, Auster o quien sea salga hasta en la sopa y lo lea incluso la mujer del conserje, de verdad. Ni que hubiera sido un servidor el que los descubriera de la nada.

Recomendación: lee pronto a McCarthy o preveo que te pasará lo mismo que con Auster… Empieza por “La Carretera” que está tanto de moda y es más cortita que su obra maestra “Meridiano de sangre”.

S. del Molino -

No, no, si me parece estupendo. ¿Qué culpa tiene él de que le den premios y le quieran en todos los saraos? Lo único que digo es que me cansa el papanatismo español.

jcuartero -

Estoy en parte de acuerdo contigo y en parte no. El fuerte de Auster no es la realización cinematográfica. Lulu on the brigde es una mala (tirando a muy mala) película. "The inner life of Matin Frost" tiene pinta de ir por los mismos derroteros. Una historia densa desarrollada con ritmo cansino, de hecho aparece ya en la novela "El libro de las ilusiones". Es la única de las películas que el protagonista llega a visionar de Hector Mann. En la propia novela se hace pesada y eso que está contada en unas pocas páginas. El ritmo narrativo de Auster no llega a cuajar en el lenguaje fílmico (Ya sé que ahora la gente pensará en Smoke y Blue in the face. Toda regla tiene sus excepciones). Por el contrario su peso en la literatura contemporánea es abrumador pese al descenso de calidad de sus últimas obras. En lo que no estoy de acuerdo contigo es en que no se le pueda nombrar como presidente del jurado de un festival de cine (ya fue miembro de Cannes, Venecia y Tokio) o que se le den premios en España. Elegir a un escritor entre los miembros del jurado es una práctica más o menos común, en 2004 fue Vargas Llosa el presidente en San Sebastián. Si ha venido es porque se le ha invitado. Auster es bastante renuente a los actos público, pero si te invitan y además estás de promoción de tu última película es de tontos no ir. Puestos a que el Ministerio de Cultura se gaste los cuartos prefiero que se los gaste con Auster que con otros

Anakrix -

Yo tampoco la he visto (más que nada, porque no la han estrenado aún), pero por lo que he leído hoy en las críticas de los periódicos, me suena a versión cinematográfica de "Los viajes por el Scriptorum". O sea, una rayante divagación sobre el escritor y su universo creativo. Al menos, cabe pensar que Auster no es cineasta y puede permitirse fracasar en su aventura tras las cámaras. Lo del "Scriptorum" me toca un poquito más las narices. ¿Por qué esa obsesión por mirarse el ombligo y dejarnos claro lo complicado, fascinante y trascendente que es escribir? Auster sabe construir buenas historias, lo hemos visto en otros de sus libros. Así que a ver si se deja de experimentos, vuelve a la literatura y nos regala una novela en condiciones. Nada más... y nada menos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres