Blogia
El Blog de Sergio del Molino

DEGENERACIONES

Varias cosas me han llevado a reconsiderar estos días el concepto de degeneración, pero no el que entendemos ahora, sino el molón, el que definieron los psiquiatras en el siglo XIX. Bueno, en realidad, los abuelos de los psiquiatras actuales, llamados alienistas. Muy brevemente: en el siglo XIX triunfa Darwin y triunfa el positivismo, la convicción profunda de que el progreso científico y la evolución son lineales y de que cada nueva generación humana se acerca un punto más a la perfección en todos los sentidos, sin que nada pueda detenerlo. Sin embargo, los alienistas creían que ciertas formas de locura podían revertir la evolución y devolver al ser humano a un estadio evolutivo anterior: es lo que se llamó la teoría de la degeneración. Así, si el loco mostraba rasgos deformes en el cráneo, era un síntoma de que estaba involucionando. Más tarde, los mismos psiquiatras pudieron comprobar que aquella teoría tenía de base científica lo que yo de erótica cupletista, pero, como se suele decir, difama que algo queda. A los novelistas burgueses les moló mucho la idea de la degeneración y, con Galdós a la cabeza, la aplicaron en sus obras. Los personajes galdosianos más miserables son degenerados en el sentido alienista del término, y don Benito se empeñaba mucho en que sus retratos y perfiles encajaran bien en ese patrón seudocientífico.

De acuerdo, la degeneración humana es una estupidez sin base alguna, pero, ¿qué pasa con la degeneración de la sociedad en general? ¿No notáis como un atontamiento generalizado, como una involución colectiva progresiva? No digo que cualquier tiempo pasado fue mejor (ni de cogna), pero sí que las sociedades precedentes, en sus manifestaciones y comportamientos colectivos, parecían algo más inteligentes que las actuales. Cito tres ejemplos de gilipollismo masivo actual:

1.- La que se ha liado con el estúpido vídeo de las Juventudes Socialistas. La mera factura del vídeo ya indica una preocupante tontuna. Me imagino que los jóvenes socialistas estarían reunidos un jueves por la tarde después de la "uni" y alguien dijo: "Bueno, chicos, ¿qué hacemos? ¿Nos metemos unos picos de caballo o grabamos un vídeo en favor de Educación para la Ciudadanía?". La opción inteligente hubiera sido: "Picos de caballo, sin duda, y súbeme la dosis, que luego tengo cena con los padres de mi novia y son insoporteibols". Pues no, ellos pusieron su privilegiada neurona a hacer un vídeo que, si insulta a alguien, es a la inteligencia de los militantes y votantes del PSOE, porque es tan de vergüenza ajena que para qué. Pero la cosa podría haberse quedado ahí, sin poner en ridículo a nadie más, hasta que los del PP saltaron y se enfadaron, poniéndose ellos mismos en evidencia también y demostrando que comparten una capacidad intelectual igual de limitadilla que la de sus congéneres sociatas. La rematadera llegó cuando en Intereconomía TV (canal al que apenas se le presta atención, pero que, a su lado, la COPE es un panfleto ácrata que llama al amor libre) hicieron su parodia, igual de graciosa y chispeante que el vídeo original. ¿No creeis que una sociedad que dedica tanto tiempo y esfuerzo a esta mamonada se está degenerando? Qué vergüenza ajena tan grande, por favor.

2.-  Cultura alternativa. Recibo por correo electrónico una nota de prensa del ayuntamiento de Caspe con el programa de las III Jornadas de Cultura Alternativa. Dejando al margen que se les cuela un mensajito privado de algún concejal dirigido a su secretaria en el que dice "Añádeles el tríptico y el cartel, ok? Gracias, mona", y que suena a un hispano palmeo culero de los de antes, de los que atizaba José Luis López Vázquez a las suecas, resulta que en Caspe no tienen muy claro lo que es la cultura alternativa. O no lo tengo yo. Hace tiempos, unos amigos publicábamos una revista que se definía en la mancheta como "de cultura alternativa, debate y opinión". Podrá ser más o menos discutible, claro, pero nosotros y nuestros lectores entendíamos por cultura alternativa aquella marginal (underground se decía en tiempos del abuelo Robert Crumb), la que se queda fuera de las subvenciones ministeriales, la que habla de otros temas ajenos a los intereses de las elites... En fin, no es que estuviera muy acotado el término, pero quien quería entender, entendía. Pues mirad lo que es la cultura alternativa para el ayuntamiento de Caspe según los títulos de las charlas: "Los hábitos cotidianos como causantes del dolor de espalda", "Aplicación de la cromoterapia a las zonas reflejas", "Las técnicas orientales para el equilibrio del cuerpo y la mente". Toma ya. De las teorías culturales de Theodor Adorno y sus refutaciones, al tenderete de la bruja Lola. En eso ha quedado la cultura alternativa. Pos bueno, pos fale, pos malegro. Menos mal que en Caspe siguen teniendo un antro tabernario llamado El Cazador donde sirven unos huevos fritos con jamón con su vasito de vino que despiertan a los muertos, que si no, se me quitaba todo interés por la ciudad.

3.- Pa el Pilar sale lo mejor, y se lo llevan a Soria o así. Hoy empiezan oficialmente las Fiestas del Pilar de Zaragoza. No son unos Sanfermines ni unos carnavales de Cádiz, pero si algo interesante tienen es que son unas fiestas populares que transforman la gran ciudad por unos días y, sobre todo, que permiten ver muchos conciertos buenos y baratos en unos pocos días. Hasta ahora. Porque algún munícipe lumbreras ha decidido llevarse el recinto del jolgorio a un barrio nuevo y desangelado a unos 9 kilómetros del centro llamado Valdespartera (que tiene cojones el nombre, es bonito, bonito). De hecho, yo no lo he pisado y no lo ubico muy bien en el mapa: sé que está en algún sitio del desparramado extrarradio, donde el cierzo se pelea con las autopistas. Dicen que linda prácticamente con Soria y que se ha visto al despistado fantasma de Machado vagar entre los bloques de los pisos de protección oficial y preguntando por aquel olmo viejo entre los arbolillos enclenques que planta el ayuntamiento. Pues nada, han exiliado a las Fiestas del Pilar, unas fiestas que presumían de ciudadanas y callejeras. Pues al descampado soriano todos. Y eso, en una ciudad donde el transporte público es peor que penoso, donde no hay metro -aunque dicen que lo habrá pronto- ni nada que facilite el desplazamiento rápido de grandes masas, donde las líneas de autobús se han trazado a golpe de protesta vecinal, sin que nadie pusiera orden, y donde los autobuses tardan un montón en llegar y siempre van llenos, y los taxis son una especie más rara que el lince ibérico. Muy inteligente, señores munícipes, muy inteligente. 

Por suerte, los chicos del festival Zaragoza Latina, dedicado este año a México, han organizado un combate de lucha libre mexicana este domingo en la Plaza del Pilar. Promete mucho. Lo uno por lo otro.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rondabandarra fiestero -

¡Totalmente de acuerdo!
-Lo del vídeo es una parida con pasta.
-Lo de Valdespartera, para qué hablar... Menos mal que los irreductibles interpeñistas se han quedado donde estaban ¡y nos trajeron a Peret! ¡Qué gozada! ¡Que levante la mano!
P.S.: El que ande flojo de pasta que vaya a Interpeñas, que te dan 5 € por cada litro que te bebas. Yo pagué un litro de calimocho con 50 € y me devolvieron 55 :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres