Blogia
El Blog de Sergio del Molino

SINDERÉSICOS

Me apuntan por lo bajini mis amistades eruditas que la traducción correcta de seny en castellano es sindéresis, término usado por Gracián y definido por el diccionario de los académicos como "Discreción, capacidad natural para juzgar rectamente". Constato que yo tengo la sindéresis tan atrofiada como mis bíceps, ya que mis juicios tienden a torcerse y a fofear.

¿Cómo será tener una sindéresis vigorosa, con bien de chicha, con la que puedas atizar un buen hostión? Envidio a los atletas sinderésicos. Los torpes normalitos solemos dejarnos deslumbrar por una chica en la barra de un bar y, a la mañana siguiente, descubrimos con la luz del día que es una besuga con menos interés que una ameba. Los sinderésicos, sin embargo, perciben a la besuga-ameba al primer golpe de vista. La miran y la juzgan rectamente: es una besuga-ameba, sentencian, y le dan otro trago al gin-tonic (que juzgan rectamente como garrafón del chungo, pero se lo beben por no incomodar a sus torpes amistades, ya que son tan discretos como eficaces juzgadores).

Los sinderésicos crecen en los jardines del Queen's College de Cambridge, mimados por eficientes gardeners de bigote ralo y leve cojera. De pequeños, ganan a sus padres al ajedrez, y de mayores resuelven conflictos de Oriente Medio en dos sentencias yuxtapuestas que contienen sendos juicios rectos. Por supuesto, nadie les hace caso (por eso el mundo va como va), pero adornan un montón, como unas hermosas gardenias para tí o unos clavelitos de mi corazón.

Si son críticos literarios, los sinderésicos reconocen una obra maestra por el lomo. Si son jurados del premio Planeta, también, pero por el lomo de la chequera o del fajo de billetes. Aunque las transacciones con tarjeta de crédito les han puesto las cosas díficiles, porque todas las tarjetas son iguales y se hace difícil juzgar rectamente cuál de ellas está asociada a la cuenta de más ceros. Eso sí, siempre con la discreción y la prudencia que les caracteriza: se la guardarán en el bolsillo interior de la americana y hablarán de otras cosas.

Los sinderésicos te juzgan rectamente y concluyen, en la mayoría de los casos, que eres un gilipollas. Por eso te invitan amablemente a salir de su despacho con un suspenso, una carta de despido o un crédito denegado.

En fin, los sinderésicos son esos individuos que siempre ganan las guerras, aunque quieren aparentar (mirada melancólica, falsa actitud reflexiva, si hubiera sabido que íbamos a acabar así...) que las han perdido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Jorje -

Quió!!!!

S. del Molino -

Hay que joderse con los políglotas.
Por cierto, Chela, lo que ya te he dicho: haré lo que pueda por no perderme ese jolgorio, pero tienes que cocinar alguna guarrería oriental de las que tú sabes.

Javivi -

Minchia!!!

Plauto -

1 TS filos., nella filosofia medievale, la naturale capacità dell’animo umano di distinguere immediatamente il bene dal male e di avere consapevolezza della legge morale
2 BU estens., capacità di giudizio, discernimento; perdere la s.: perdere la bussola, non essere in grado di ragionare

Plauto -

sin

Chelita -

Illo, que te vengas a mi cumple el sábado 3 de noviembre y dejes de mascarla con este pretencioso e intelectualoide blog copón ya
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres