Blogia
El Blog de Sergio del Molino

UN TIPO DURO QUE NO BAILA

UN TIPO DURO QUE NO BAILA Norman Mailer se muere en el Monte Sinaí de Manhattan. Está hospitalizado en cuidados intensivos, y a sus 84 años esas cosas nunca pintan bien. Quizá ya esté muerto cuando leais esto. Es probable que a nadie le importe -y no me parece mal: no veo por qué la desaparición de un escritor debe preocuparle a alguien que no sea lector suyo-, pero con Mailer se disolverán los restos de una cultura (o contracultura, qué más da) en la que nos hemos formado un par de generaciones, pero que hace tiempo que dejó de dar respuestas a nuestro mundo. Yo, de todas formas, me quedaré con el placer oscuro que sentí cuando le descubrí a través de Los tipos duros no bailan, ese homenaje obsceno a John Updike con un título que parece prestado de Dashiell Hammet.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

anro -

Hace muchos años trabajaba en un restaurante irlandés en Londres. Cuando me cambiaba en el vestidor un amigo tenía en su mochila un libro que se titulaba "The naked and the dead". Me llamó la atención y poco tiempo después me lo prestó. Mi inglés era muy precario, en aquel entonces, para llevar a buen término aquella lectura.
Años más tarde pude leer "Los desnudos y los muertos", "El fantasma de Harlot" y "Los hombres duros no bailan".
Sí que se siente cuando un buen escritor se va, y es muy importante que muchos sepan quien es.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres