Blogia
El Blog de Sergio del Molino

UN FAROL BIEN TIRADO

UN FAROL BIEN TIRADO

Eres periodista-escritor-juntaletras. Profesional. Esto es, que escribes para ganarte el parné, y si no escribes, no ingresas pasta en la cuenta. Como nos pasa a muchos. Nos gustaría ser señoritos, dejarnos arrullar por el suave son de las musas y dejarnos macerar en una costra bohemia, pero hemos nacido currantes, así que hay que darle candela al teclado. Los periódicos alimentan, pero exigen material a cambio, y tú vas y se lo vendes. Le dices a tu periódico: si te consigo una entrevista con Abimael Guzmán, el de Sendero Luminoso, os quedáis contentos una temporada, ¿no? Pues claro, sería la rehostia en verso. Venga, cójete un avión, vete a Lima y nos cuentas.

Entonces, Santiago Roncagliolo, que es peruano periodista-escritor-juntaletras con cierta capacidad de maniobra, se va a su país natal. Problema: su entrevistado está en una prisión en medio del Pacífico, custodiado bajo siete llaves y no recibe visitas. Que no, que no hay entrevista, te pongas como te pongas. Muchos lo han intentado antes, ¿qué te creías, Santiago, que eras el primero? Anda, aprovecha para ver a los amigos de la universidad, come algo de cocina nikei y vuélvete a España, le dicen.

Problema dos: hay que escribir algo, lo que sea. Uno no hace una promesa a un periódico y vuelve con las manos vacías. Las páginas se llenan como sea, así que Roncagliolo decide ir primero por el camino fácil y cuenta cómo no consiguió entrevistar al líder de Sendero Luminoso. Es lo que en póker se llama tirarse un farol.

También es lo que diferencia a los vivos talentosos de los torpes sin talento. A un torpón que no consigue la entrevista, le agarra una crisis de ansiedad, llama por teléfono a su jefe del periódico, soporta la bronca llorando y se vuelve a casa de sus padres a buscar dinero. Un vivo talentoso, en cambio, te la cuela con elegancia. Y Roncagliolo, al contarte cómo no consiguió hacer una entrevista, cuenta más cosas que muchos audaces entrevistadores que sí consiguen entrevistar a quien sea.

La cuarta espada es un librito interesante, pero no es, ni mucho menos, lo que propone la editorial en la solapa. No es un retrato del mal, ni siquiera de Abimael Guzmán. Esas historias ya estaban escritas por otros y él sólo las adorna y las encaja en su relato. En realidad, Abimael Guzmán acaba importando bastante poco. O al menos a mí me acaba importando bastante poco. Lo que me interesa de verdad es cómo el aspirante a posmoderno Santiago Roncagliolo, hijo de intelectuales marxistas (pero no senderistas), se enfrenta a lo más oscuro de su país y, en parte, de su propia vida.

Me importa cómo relata una noche en la que él era adolescente y Sendero Luminoso atentó en Lima. Él había salido con una chica y su madre pensaba que le había pasado algo en el atentado. Me importa cómo las ideas preconcebidas de Roncagliolo se van diluyendo como azucarillos y cómo va acercándose a un relativismo perplejo y anonadado ante el complejo mogollón al que se está enfrentando. Me importa ver la maduración reflexiva de alguien a quien le han presentado la vida en términos de indios contra vaqueros y acaba con una manifiesta incapacidad para extraer conclusiones, y no le asusta reconocerlo.

Claro que eso me importa a mí. Al editor de Debate, probablemente no, porque estas cosas no se pueden comprimir en una solapa o en una faja roja.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

FER!!!! -

Leo mucho, es decir, mas que un pasatiempos, lo tomo como parte de mi rutina, he leído a muchos autores latinos, y el simple hecho que lo sean me pone muy feliz ( OSEA, ESCRITORES LATINOS), soy escritora, poetiza, novelista y cuentista, trabajo en uno de los diarios mas importantes de MI país en una columna llamada PERIODISMO JOVEN…. Tengo 15 años y soy de ASUNCION PARAGUAY, un país muy similar al país natal de RONCAGLIOLO, siempre dije, al pan pan, y al vino vino, PUDE notar, que existen muchas personas, que aprovechan estos blogs para descargarse, es decir, proporcionan criticas que no son muy constructivas, y pueden herir a aquel que les son dirigidas,

Personalmente, me gusta mucho la forma y el genero que santiago utiliza al escribir, y si otra persona opina lo contrario y se considera decente, es bueno que opine, y critique, al menos si tiene un mínimo conocimiento de lo que va a refutar.

Bueno, creo que es suficiente, si alguien dice que SANTIAGO escribe mal, que lo demuestre escribiendo una mejor novela y superando el premio alfaguara, pero si lo va a decir porque no tiene otra cosa que hacer, seria muy bueno que se quedara callado, ya que lo único que haría, seria en síntesis, ridiculizarse…..

Si alguien sabe, o tiene la manera, forma y modo de contactarme con este escritor tan peculiar, háganme el favor, y si SOS santiago, por favor, nesecito charlar con tigo, soy una fans aparte escritora que desea con todo su corazón, conocer a la fuente de su inspiración…..

GRACIAS A AQUELLOS QUE AOYAN LO QUE DIGO, Y A LOS QUE NO TAMBIEN, PERO ME GUSTARIA QUE SE REFUTEN ANTES DE DECIR ALGO….

Desde Asunción paraguay: ANDREA MARIA FERNANDA ARANDA DIAZ.

Gracias y abrazos….

S. del Molino -

Claro que no. Las cosas horribles las compro yo. Ella me ha regalado un Bender.

Sergio -

Estoy convencido de que este libro no es el regalo de Reyes de tu chica, seguro que te ha tratado mejor... La portada retrae... Un abrazote y feliz nuevo año, no nos dejes, jeje...!!!
Sergio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres