Blogia
El Blog de Sergio del Molino

HELIO 3

HELIO 3

Columna Del revés publicada ayer en el suplemento MVT de Heraldo.

 

Adiós. Despídanse de la luna, amigos, porque la hemos perdido. Dicen los que saben de cosas serias que en 2020 se instalará en ella una base permanente para extraer helio 3, un gas que no existe en la Tierra y que debe de arder mejor que Troya. Mejor que el petróleo y mejor que un adolescente en celo. Así que adiós, luna. Goodbye. Ahora cotizarás en Wall Street.

Me compraré un telescopio para ver las batallas galácticas entre las naves que traigan el gas a la Tierra y los piratas que quieran robarlo. Espero que las naves de carga tengan forma de galeón supersónico y los piratas se llamen Sir Francis Stardrake. Con algo habrá que entretenerse cuando muera Antonio Resines y dejen de emitir “Los Serrano”. Será divertido, pero seguro que a la luna no le hace ninguna gracia.

Pues que le den. Se lo tiene merecido. Eso le pasa por juntarse con poetastros, cantores, artistillas y señoritas en edad casadera. Ahora viene la flota intergaláctica de las petroleras y a la luna le entra miedito, ¿no? Pues que llame a Gustavo Adolfo Bécquer, a ver si le defiende.

No dudo que Julio Verne, con su pinta de mesonero de Nantes, pueda romper alguna que otra mandíbula si se tercia, pero no sé si tendrá dotes de mando para armar un ejército que defienda a su amado satélite de las garras imperiales, ávidas de helio 3.

Aspirantes a soldado no le faltarían. Claude Debussy se alistaría con su “Claire de lune”, y seguro que haría buenas migas con John_Fogerty y los miembros de la Creedence Clearwater Revival, que andarían cantando su marchoso “Bad Moon Rising”. Sin duda, arrastrarían a John Landis, que rodó una peli llamada “Un hombre lobo americano en Londres”, en cuya banda sonora incluyó las mejores canciones populares dedicadas a la luna, desde el “Moondance” de Van Morrison al “Blue Moon” de Sam Cooke.

Detrás de Landis, además de todos los rockeros que le han aullado a la luna, marcharía Boris Karloff sin afeitar. Y los que se enamoraron al ver el reflejo de la luna llena sobre las gárgolas de Notre Dame, y las adolescentes de Alabama que fueron asesinadas después del baile de graduación, y E. T. con Elliot flipando en la bici, y Segundo de Chomón con sus pelis mudas.

Todos juntos, como un ejército de guerrillas, defendiendo su amada luna frente a los expoliadores de helio 3.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres