Blogia
El Blog de Sergio del Molino

UN CARETO DE LOS QUE YA NO SE LLEVAN

UN CARETO DE LOS QUE YA NO SE LLEVAN

Si fuera escultor, volaría a Los Ángeles para hacerle una escultura. Sólo de su careto. Se llama Kevin McKidd, del clan McKidd de toda la vida, es escocés y actor (una combinación hasta ahora sólo sintetizada con éxito por Sean Connery) y los amantes de las series le descubrimos en la inigualable y despiadada Roma, donde fue el bravo Lucio Voreno. Quién sabe, quizá con él esté descubriendo mi lado homosexual, porque cuando aparece en la pantalla, me pego a ella cual mosca.

Su careto tiene una capacidad de atracción brutal. Como intérprete se defiende, incluso tiene algún chispazo de brillantez, pero no descuella precisamente. De hecho, dadas sus limitadas capacidades actorales, su mérito en Roma fue aguantar el tipo en un reparto de los de levantarse de la butaca (incluso de la del salón) y dejarse las manos en carne viva aplaudiendo. Ese Marco Antonio interpretado por un James Purefoy desconocido por estos pagos, pero muy famoso en los hogares ingleses por sus aclamados trabajos en la BBC; esa trágica y malvada Atia encarnada por la igualmente desconocida en España Polly Walker... Sus dos interpretaciones en las dos temporadas de la serie me recordaron lo muchísimo que puede llegar a emocionar un buen actor si le dejan hacer su trabajo.

Kevin McKidd no es un actor que emocione. Su talento no llega a tanto y está en otro sitio. Su fuerza está en su rostro antiguo. Es una cara de las que ya no se llevan, es un dios ario, un viejo icono nazi descontaminado y sonriente.

Con Roma le vino el éxito y el salto a Estados Unidos. Ahora interpreta a Dan Vassar, un reportero de San Francisco que viaja en el tiempo en una serie llamada (oh, originalidad) Journeyman. He visto los dos primeros episodios y es un bodrio sentimentaloide sin pies ni cabeza, pero merece la pena por ver su careto desfilando por la pantalla.

Pues aquí tenéis a un maromo-actor que me gusta, para que no digáis que sólo hablo de actrices escotadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

El futurible ingeniero -

Gran serie (aunque estoy pendiente de ver la segunda...)

Por cierto, y emulando al repelente vicente, le has cambiado el nombre al actor en el artículo... Todd es el hijo de Flanders.

Ex-compañero de piso -

Para mí, la mejor serie de la televisión de lejos en mil años.

Lástima de licencias históricas a la hora de vestuarios. ambientación y sobre todo, personajes y trama. Pero se disfruta igual, que cojones...

Chelita -

Me ha encantado Roma! Entre el reparto creo que destaca especialmente el actor que interpreta a Marco Antonio. ¡Qué grande!

Vicente el repelente -

Follar se conjuga como se puede. En mi caso irregular, muy irregular.

S. del Molino el ágrafo -

Mucho trabajar y no dormir hacen de Sergio un verbo regulero. Ya está corregido.
¿Follar también se conjuga follea?

Vicente el repelente -

descollar, como degollar, regoldar y asolar, es irregular: descuella, degüella, regüelda, asuela.

Anakrix -

Qué grande, Atia. Mi escena favorita de Roma, y mira que me gusta la serie, es su última gesto, sentada tras el trono de Octavio. Cómo se puede decir tanto con una sola mirada...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres