Blogia
El Blog de Sergio del Molino

QUIERO QUE LE DES UNA PALIZA

QUIERO QUE LE DES UNA PALIZA

Qué torpe es Ana Obregón. Mucho Ana y los siete y mucha carrera de Biología, pero no ha visto una peli de mafiosos en su vida. ¿Qué es eso de "quiero que le des una paliza a Cantizano"? ¿Pero qué capo utilizaría una frase tan explícita, y con la Guardia Civil pinchando el teléfono? Se dice: "saca al perro a pasear", "ponle dos zapatos de ya sabes qué a ya sabes quién", "haz que el pájaro deje de cantar", "envíale un mensajito de mi parte", "que le quede bien clarito"... En fin, frases lo bastante ambiguas como para que un abogado hábil y con el pelo bien engominao te pueda sacar la cara ante un juez. Pero si quieres ser más explícito, al menos date el gustazo y entona el clásico e imperecedero "que parezca un accidente".

Y luego está la vulgaridad de la "paliza". Qué falta de clase y de imaginación. ¿Dónde quedaron las advertencias, los avisos, las inquietantes palmadas en la espalda? Se empieza con una visita confianzuda, le ofreces un puro y le dices: "Tienes una bonita cara, sería una pena que se te rompiera". Luego, vas incrementando el nivel. Le mandas una carta y en el remite pones la dirección de su madre, para que vea que sabes donde vive; otro día, paras el coche a su lado en la calle y le invitas a dar un paseo por las afueras, y para rematar le dejas la advertencia sublime: matas a su caballo y le metes su cabeza en la cama mientras duerme. En fin, Ana, ¿para qué está el cine? Dale un poco de color a tus tácticas matonas. La paliza está demodé. Es un impulso primario de brutos, no un acto de refinada maldad. Además, el gusto de la paliza estriba en darla tú mismo y quedarte a gusto. Por encargo no puede dar satisfacción.

Por cierto, coincidencias de la vida: en los capítulos de Dirt que estoy viendo ahora, un famoso agraviado está metiendo miedo a Lucy Spiller. Por supuesto, no se ha rebajado a encargar una paliza, sino que le está metiendo verdadero miedo en el cuerpo, dejándole en el maletero de su coche fotos en las que sale ella en su casa. Acoso y derribo de los de verdad, para que aprenda Anita cómo se hacen las cosas en Hollywood.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

S. del Molino -

Gracias, Mari, sabía que podía contar contigo.

María -

Tranquilo, Toni, si alguna vez esa malévola bióloga se propasa contigo, yo haré con la pérfida algo que parecerá un accidente... Ana, que lo sepas: te vigilo.

Enrique -

No subestiméis el poder de Ana Obregón... Ella sabe lo que se hace. Y tened cuidado con lo que comentáis en este blog. No digáis luego que no os advertí. Ana os observa.

Gabriel -

Demasiado aficionadillo por ahi. A esta mujer es que el Botox le ha atrofiado el cerebro.

Anakrix -

Así es, Sergio. Pero lo que de verdad no entiendo es cómo a una guionista televisiva de la talla de Anita no se le ha ocurrido pensar en ello...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres