Blogia
El Blog de Sergio del Molino

A LA GRESCA

Carnaza, más carnaza, por favor. Este país necesita sangre, sangre y esputos. En cuanto dos gallitos se lanzan dos pullas, alguien silba, nos pone sobre aviso y hacemos un apretado corro en la arena para ver cómo se destrozan los pollos. Nos da igual quien gane. Bueno, hay favoritos, claro, pero se repiten los mecanismos del boxeo: aunque tu racismo atávico inclina las simpatías hacia el púgil blanco, tu sentido común te dice que debes apostar por el negro. Ding, que empiecen las hostias, que se den fuerte, sin tregua.

¿Cómo no disfrutar de las intrigas del PP, que empezaron teniendo un aire shakespeariano y ahora apenas alcanzan para sainete de Arniches? ¿Cómo no gozar ante esos divos de la cocina sacudiéndose delantalazos? Se embisten con sus altos gorros como ciervos en berrea. ¿Cómo no llorar de puro placer cuando Jiménez Losantos y Gallardón se dan manotazos y tirones de pelo como colegialas de monjas? Vamos, queremos más bronca, que no pare.

Queremos que los dos pechos de Ana Obregón discutan a pezonzazo limpio. Queremos que el Dúo Dinámico se dinamice a hostias, que Ortega le dé lo suyo a Gasset, y Zardoya a Otis. Que Víctor Manuel le pise la estrofa a Ana Belén, que Faemino se acueste con la mujer de Cansado, que Andy le dé un sopapo a Lucas, que Labordeta le ponga los cuernos a su mochila con una Samsonite de las caras, que María Jesús descubra que su acordeón ha estado tocando con otra, que Almodóvar quede con Carmen Maura y le diga que es una zorra, que sólo fingió reconciliarse -y que Chus Lampreave diga algo ad hoc para rematar la escena-, que Héroes del Silencio vuelvan a hacer una gira un poco más larga, a ver si en esta se tiran de verdad de los pelos, que Anguita vuelva a repartir collejas a IU, que los taxistas nos cobren de más y que el vecino de arriba nos joda la siesta con sus zapatos de tacón (es que es un vecino fetichista), para que podamos cagarnos en sus progenitoras.

Así somos. Nos va la sangre. ¿Quién lo niega? Si existe el espíritu mediterráneo, ese espíritu lleva una navaja al cinto. ¿Y qué pasa? ¿Preferiríamos ser civilizados y tolerantes como los austríacos que secuestran a sus hijas en los sótanos de sus casas? ¿Banqueros presbiterianos de día y zorrones coprófagos de noche? Pues a mí me mola más así, el revoltijo nacional, el morbillo impúdico y cachondo de la plaza pública. A ver quién tira la próxima piedra. Y, por favor, que no esté libre de pecado, que no lo soportaríamos.

¡Viva el mal, viva el capital!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

S. del Molino -

Jajajajajaja. Sí, sin duda, ése es el espíritu conciliador de UCD.

OYE TU CABRON -

COMO VUELVAS A MENTAR A UCD NO SE LO QUE TE HAGO, FIJATE LO QUE TE DIGO!!!

S. del Molino -

Pero este es un exaltado falso, Chelita: ¿no ves que usa el verbo "mentar", que es propio de persona seria, reflexiva y ex votante de UCD?

Chelita -

Je, je, me encantan estos exaltados.

OYE TU CABRON -

VALES MENOS QUE UNA ALMORRANA DE BUNBURY!!! COMO VUELVAS A MENTAR A LOS HEROES NO SE LO QUE TE HAGO, FIJATE LO QUE TE DIGO!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres