Blogia
El Blog de Sergio del Molino

UN FOLIO EN BLANCO

Tarde de abuelos cebolleta. Han reabierto El Plata, un viejo cabaret mugriento y fascinante que cerró hace no sé cuanto. El local fantasma se había conservado intacto, y todos los años saltaban dos o tres alarmas de reapertura. Rumores que acababan en el periódico y que se desinflaban meses después. Pero esta vez ha sido de verdad. Se enteró mi amadísima (qué cursi este superlativo, ¿no? Pues lo voy a dejar) Ana Usieto, siguió la pista y destapó el pastel: el mismísimo Bigas Luna estaba detrás de todo, como director del espectáculo que se va a poder ver en el escenario.

Zaragoza y yo todavía no éramos pareja de hecho cuando El Plata era El Plata, y todo lo que sé del lugar me lo han contado mis amigos viejunos, que se corrieron sus buenas juergas allí, cuando las vedettes eran las pescaderas del Mercado Central. Ellos se enamoraron de su aire decadente, de su aroma desconchado, y lloraron su cierre como el fin de su particular belle époque. Hoy, en la redacción, estaba rodeado de antiguos parroquianos del viejo Plata, y todos se han desmelenado como grandísimos abuelos cebolleta. Ha sido divertido, aunque mucho más para ellos.

A su lado, me he sentido como un folio en blanco. He visto los Plata que me quedan por cerrar, los gigantes que veré caer y los mitos que oiré desplomarse (aunque en el desplome apenas hagan un leve ruido sordo, nada de estruendos), y he sentido los ojos palpitar con ansia. Qué arda Troya, y que me dejen ver cómo se quema.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Antonio -

Me muero por volver a escuchar aquella preciosa pieza, cuya letra decía: ¡Tócame el "fandango", tócame...!
(Impagable zagal)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres