Blogia
El Blog de Sergio del Molino

TOREROS MUERTOS

En la facultad de periodismo te dicen que la crónica taurina es un ejemplo de belleza estilística sin igual, un género del que debemos aprender todos los plumillas. Más tarde te encuentras a gente a la que no les gustan los toros, pero que lee las crónicas de la fiesta nacional por aquello del bello verbo, porque se extasía con esos fugaces destellos de prosa donde el castellano refulge con la pasión de los siglos.

Yo debo de ser un zote, un ser intelectualmente inane, un corazón de esparto. Y por obligación laboral he leído muchas crónicas taurinas, y no sólo las he leído, sino que las he corregido, apañado y titulado. Pero cuando leo algo parecido a esto (es una parodia mía, no responde a una crónica real), me entra un no sé qué en el cuerpo:

Se rebencó la trastámara. Amaneció en cuartos, se frunció a los medios y una soberbia pañolada tiñó de añil las ñoñas trancas del burlete. El cabestro rubricionose, mas el diestro no acertó con el estoque, y unos sisantros desmañados, entre verónicas y marsupinos, acabaron por malograr una faena que se presumía arrentronilada. Palmas y ovación. Unas orejas inmerecidas para una tarde en la que faltó retruque y se echó en falta la esbajancia.

Pues eso, que será cosa mía, falta de sensibilidad literaria o algo, pero es que no sé de qué coño están hablando.

Al margen de eso, hoy me han mandado la convocatoria para la tradicional manifestación antitaurina de las Fiestas del Pilar. Este año viene en vídeo, que es más molón. Aquí os lo dejo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

jl -

joder, pobre solís! con lo grande que es.
Parece un cacho de rayuela!!!

Anakrix -

Ja, ja, ja... tiene mucho mérito, Del Molino. No tiene sentido ni una sola frase y sin embargo parece de verdd un texto taurino!

álvaro ortiz -

cristo, sabe usted un montón de palabras!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres