Blogia
El Blog de Sergio del Molino

GENTE DE OTRO PLANETA (1)

GENTE DE OTRO PLANETA (1)

Ya he vuelto del glamour y del fariseísmo barcelonés. Ya puedo sacar tripa, despanzurrarme en el sofá en gayumbos, comer bocatas de chorizo de Pamplona y decir "coño", "joder", "mierda" y "puta" otra vez. Qué alivio, amigos. La americana-de-las-bodas-y-de-las-cosas-de-gala-y-lujosas ya cuelga tranquila en el armario y los zapatos lustrosos de las noches de bienquedar duermen en su caja. Espero que por mucho tiempo.

Ha merecido la pena conocer de cerca este sarao, con tanto adulto haciendo un paripé de niños, con tanta gente supuestamente importante haciendo como que se traga la pantomima, con unos escritores fingiendo sorpresa cuando anuncian su premio. Os aseguro que antes de sentarnos a cenar, en el cóctel de bienvenida a la gala, todos los periodistas sabíamos ya los nombres del ganador y de la finalista. De hecho, un compañero de una agencia de noticias se acercó a Vallvey y le dio la enhorabuena, y ella lo agradeció con toda normalidad. Faltaban casi tres horas para que se hiciera público el fallo, y el jurado, supuestamente, vota minutos antes de anunciarlo.

Wonderful, my friends. Una cosa digna de ver. Podían ahorrarse el paripé, podían ahorrarse que esos pobres jurados paseen la poca dignidad que les queda, atiborrados de jamón ibérico, vino y ginebra. El señor Lara podría salir diciendo: "Este año gana Fulano, porque me sale de ahí, porque es un tipo que mola y vende mogollón". No cambiaría nada, la gente se lo pasaría igual de bien y el Planeta vendería exactamente los mismos ejemplares. Pero no es suficiente: Lara tiene que montar esta orgía decadente que tanto le gustaba al difunto Terenci Moix y llevar de aquí para allá a un Bryce Echenique que apenas se tiene en pie, a un Pere Gimferrer que pasa de todo (pero con un pasotismo reconcentrado), a una Rosa Regàs que nunca le hace ascos a una buena comilona y a una Carmen Posadas que, si pudiera, se enrollaría consigo misma de lo mucho que se adora. Lara nos hace creer que son ellos quienes eligen al premio Planeta y nosotros nos lo creemos. Mientras nos saque jamón del bueno y vino del Penedés, yo de Lara me creo lo que haga falta.

Al acabar la rueda de prensa donde Savater y Vallvey recibieron los aplausos de una prensa encantada de tutearse con la crema literaria, corrí al baño a evacuar todo el Penedés y el cava que llevaba dentro, y allí coincidí con un miembro del jurado, no diré cual. Cuando dos caballeros se encuentran subiéndose la bragueta surge espontáneamente un sentimiento de camaradería. No sé por qué, pero es así: la gente es franca cuando mea, tiene ganas de contar confidencias. Cuántas exclusivas se habrán arrancado junto a la cisterna de un Roca. Así que este buen señor, sordo como una tapia y con el etilismo algo subido de tono, me dijo, literalmente: "La novela que era buena de verdad es la que ha quedado tercera, que no se lleva ningún premio. No era buena, era cojonuda, excelente, soberbia. Pero claro, la ha escrito un chaval colombiano al que no conoce ni dios (¿chico colombiano? ¿No se supone que el jurado no conoce la identidad de los autores?), y esta gente se juega muchos millones. Supongo que la acabarán publicando en alguna colección pequeñita, porque para el gran público, pues no. Hala, sin duda era la mejor de todas, con mucha diferencia".

¿Les queda claro? Pues eso.

Por lo demás, viva el grupo Planeta, oiga. He pasado tres días en Barcelona a todo trapo y sin gastar un duro, en hotelazo y en restaurantes fetén. También he tenido mucho tiempo para mi, he paseado un montón por mis rincones favoritos de la ciudad, he bebido té en una tetería marroquí de la calle Avinyó, he husmeado viejas ediciones de Pla en librerías polvorientas y un tipo de TV3 me asaltó micro en mano haciendo una encuesta sobre barbas, y forcé mi acento catalán para hacerlo más "normativo" (porque yo lo hablo con deje valenciano) y creo que el tipo no notó que no soy catalán, así que me fui satisfecho, como un estafador que ha dado un buen golpe. También conocí a colegas periodistas de muchas partes del país, y constatamos que la profesión está igual de jodida en todas ellas, intercambiamos tópicos quejosos y le dimos al vino con alegría.

Pero ya de regreso me he puesto un punto melancólico, por motivos personales que no tienen nada que ver con la farándula literaria. Por eso esta crónica lleva el número 1, porque escribiré una segunda que también podría titular Los orígenes de mi misantropía.

PS: preguntábais en el post anterior sobre el contenido del Manifiesto 99.00. Creo que Severiano ha respondido acertadamente, pero quedándose corto, porque nosotros íbamos más allá, no nos conformábamos con cambiar el arte radicalmente, sino el mundo en su globalidad redonda. No recuerdo nada de lo que ponía ese manifiesto, supongo que muchas tonterías y alguna que otra barbaridad para escandalizar a algún bienpensante. Nos planteamos repartirlo a las puertas de ARCO, pero luego pensamos que nuestras convicciones militantes no eran tan poderosas como para aguantar que los seguratas de IFEMA nos calentasen los morros. Ya sabéis como tituló don Pío el primer tomo de sus memorias, ¿verdad?: Juventud, egolatría. Los años que llevamos de siglo XXI me han hecho mucho más irresponsable, disperso y estúpido. Por suerte.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

FRANCISCO ANTONIO CAMACHO -

Generalmente los problemas humano esta en la relacion misma. Este tipo tiene su forma de ser, sus valoraciones, pero habra que preguntarse por que estoy enojado con los valores que me muestra, que es que me falta o que estoy reclamando que me enoja tanto. Uno como persona tambien es tal cual es y nos relacionamos con gente hermosa como nosotros pero tambien en la relacion humana somo disparador de enojos por valores que mostramos. Por que nos enojamos?

David -

Me parece que no he dicho suficientes "me parece", me parece.

David -

Quiero aclarar que yo admiro a Savater, y me parece una persona necesaria en el cotarro cultural de este país. Es más, me parece un lujo. Sólo que, me parece, que en este caso se ha "vendido" un poco. Supongo que también es débil, el hombre.

Severiano -

Me ha parado un poco a estudiar la geografía humana del planeta Agostini, que no deja de ser curiosa.

En 1988 ganó el premio un hombre, en 1989 una mujer y en 1990 Antonio Gala. A partir de entonces el planeta incrementó su censo a razón de dos personas al año: ganador y finalista. Del 91 al 93, dos hombres al año. Del 94 al 97, un dúo hombre-mujer. En el 98, mujer-hombre. En el 99, mujer-mujer. En el 2000, mujer-hombre, y en el 2001 mujer-mujer. En 2002 y 2003, para compensar, hombre-mujer. En 2004, Lucía Extebarría-hombre, y en 2005 mujer-Jaime Bayly. En el 2006 volvemos al clásico hombre-mujer, en el 2007 hombre-Boris Izaguirre y en el 2008 regresamos al típico misionero planetusco: hombre-mujer.

No me digáis que no es curioso, en un concurso donde en teoría el jurado desconoce la identidad de los concursantes, que cada año se produzca el milagro del reparto equilibrado por sexos, incluso con la participación de la minoría homosexual. Como diría Sherlock Holmes, aquí pasa algo.

Nota. Para evitar mosqueos, aclaro que en este comentario "hombre" quiere decir "varón heterosexual", pero no quiere decir que los gays no sean hombres. O sea, y tal.

Enrique -

¡Que no me sulfuro hombre! El sulfurao es el Vasili. Pero tampoco me callo. A mí el pseudónimo me sigue pareciendo el de un gallina.

andres -

enrique a mi el pseudonimo de vasili zaitsev me parece más que apropiado por lo acertado de su comentario. Un excelente tirador desde luego.

andres -

sergio aparte de fernando savater los quetognatos, por ejemplo, son gusanos que también tienen ojos, aunque no se sabe de ninguno que escriba libros.

S. del Molino -

Ángel: pues sí, pues sí. Como performance, el reparto de octavillas en la puerta de Arco hubiera estado bien.

Vasili: ¿al mayor gusano que jamás haya escrito un libro? Creo que los gusanos no tienen manos ni pulgar oponible, así que probablemente sea el único gusano que ha escrito un libro. Meritorio, sin duda, porque creo que tampoco tienen ojos. Igual dictan las páginas, qué sé yo.

Severiano: no estoy de acuerdo. Yo por menos de 100.000 euros no me dejo sobetear por Lara. Dicen que hay tres o cuatro ganadores del Planeta que desaparecieron y cuyo rastro se perdió en su papada.

Rondabandarra: pues los agostinianos tienen hasta ocho brazos, pues los necesitan para llegar a todas las bandejas de canapés sin saltarse ni una y poder estrechar manos de infantas y consellers de la Generalitat sin dejar de zampar.

David: no sólo van al baño, sino que no tiran de la cadena. Una azafata con MBA en Harvard tira de la cadena por ellos.

Enrique: no te sulfures. Y sí el aroma a pólvora es delicioso. Lo sé por las Fallas de Valencia, que dejan ese olor prendido por todas las esquinas. La sangre no sé si huele tan bien, con ese tufillo a óxido que desprende.

Enrique -

Decir que Savater es el "mayor gusano que jamas haya escrito un libro" es de una profundidad literaria, de una honestidad intelectual y de una inteligencia tan poderosa como probablemente sólo Vasili Zaitsev tenga. Por cierto, bonito pseudónimo tras el que esconder las cualidades que te adornan, me trae un delicioso aroma a pólvora y a sangre.

Enrique -

Zaitsev y Melar se están poniendo estupendos con sus halagos a Savater...

David Melar Cuartero -

¿Pero los de ese Planeta van al baño? ¿Seguro?

¿Mean?

¿Igual que nosotros?

No. Seguro que ellos colonia.

¿Para cuándo un "Ética para Savater"?

Saludos

Rondabandarra Sheckley -

¿Y qué aspecto tienen esos agostinianos? ¿Vienen en son de paz o a invadirnos? ¿Se merendarán nuestros cerebros? ¿Vuelan en bicis y sus siluetas se recortan contra la luna? ¿Conociste al Hipnosapo?
Cuántas incógnitas estelares, Dios mío...

Severiano -

Pues le han pagado 601.000 euros (820.000 dólares USA). Por cierto, hace años que no lo actualizan con el IPC. Y a mí tampoco me importaría que me encargaran una novela por la que pagan 601.000 euros (820.000 dólares USA). Es más, mi dignidad literaria se conformaría con 100.000 euros. O con 10.000. Bueno lo dejamos en 1.000. Por menos de 500 euros no escribo nada. No es mucho ¿no?

vasili zaitsev -

yo a fernando savater le daria el premio al mayor gusano que jamas haya escrito un libro. Cuanto le han pagado por el planeta?? su dignidad vale mucho menos, seguro.

Ángel -

Chaval, casualmente hoy he purulado, con mi querido jefe, por el Signe (ahora lo llaman Viscon, o no sé que cojones), en fin la feria del Diseño y la Comunicación. Cómo todos los años me he codeado con la jet del diseño español y como todos los años he vuelto a casa con náuseas y con ganas de poner el disco más salvaje que encontrara entre mi repleta colección.
Al leer este post me he sentido totalmente identificado. Y ahora pienso ... si no nos hubiera ido mejor dándonos de hostias en las puertas del Arco (¿edición?) a pamfletazo limpio. Ahora ya sería un problema ha añadir, nuestro querido alcalde ha prohibido el reparto de octavillas. Es muy malo dejar pasar las oportunidades.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres