Blogia
El Blog de Sergio del Molino

EN EL CALDO Y EN LAS TAJADAS

EN EL CALDO Y EN LAS TAJADAS

¿Conocen ustedes a esos tipos que siempre quieren contentar a todo el mundo, que ríen todos los chistes, hasta los de su suegro, que nunca están a mal con nadie y que defienden por encima de todas las cosas la máxima de tener amigos hasta en el infierno? Esos vendedores de enciclopedias, esos eternos adolescentes que buscan desesperadamente la aprobación del prójimo, que amoldan su armario a los gustos de la pandilla, y que siempre están dispuestos a corroborar las afirmaciones y opiniones de todo quisqui. Seguro que conocen a alguien así, que lo mismo encaja en una misa adventista que en un grupo de nu metal kropotkiniano. Esos que no se cambian de chaqueta, sino que directamente hacen ilusionismo con ella.

La cuestión es sentir la aprobación general, molarle a todo el mundo.

Son gente que vive en una angustia permanente: de tanto retorcerse para amoldarse a los gustos ajenos, pueden acabar rompiéndose. Llega un día en el que te pescan, una noche en la que tu compañera de la congregación adventista entra por casualidad en un bar heavy y te pilla maquillado y con tachuelas tocando en plan air guitar un tema satánico de Slayer. Y entonces, lo único que te puede salvar es que tanto tu compañera de la congregación adventista como tus colegas adoradores de Satán sean lo suficientemente gilipollas como para tragarse las excusas que balbucearás.

A Zapatero le ha pasado. Este domingo le han pillado in fraganti. Pero, por suerte, su parroquia tiene la gilipollez muy desarrollada, y se ha tragado su "no es lo que parece". Item más: eran tan gilipollas que Zapatero ni siquiera ha tenido que esforzarse en inventarse una excusa, pues nadie se la ha pedido.

El PSOE, partido del que Zapatero es secretario general, estaba entre los convocantes de la marcha para protestar contra la invasión de Gaza. Y ese mismo Zapatero ha estado fumando puros metafóricos y dándose palmetazos en el lomo con los que mandan los tanques y los aviones sobre Gaza. ¿Se puede coleguear al mismo tiempo con los invasores y con los que protestan contra la invasión? Sí, se puede.

Sí, es cierto, ayer mismo, Zapatero pidió a Israel un alto el fuego. Y después, mandó a su partido a la mani. Superbien. Superguay que te cagas, tío. Qué firmeza la tuya.

Hablando en plata: ¿cómo tiene el PSOE los santos testículos de convocar una manifestación contra una invasión mientras el gobierno -que, que yo sepa, depende del PSOE y está presidido por su secretario general- no hace nada por frenar esa invasión? Esta manifestación contra la guerra debería ser también una manifestación contra el gobierno, contra un gobierno que no ha movido un dedo, más allá de una bravuconada retórica sin efecto político alguno, para que Israel se retire de la franja. Esta manifestación tendría que haber servido para exigir al gobierno que llame a consultas a su embajador en Tel Aviv, que retire las credenciales al embajador israelí en Madrid, que corte las relaciones diplomáticas y comerciales con Israel, que promueva un bloqueo comercial en la UE, que promueva una declaración de condena en la ONU, que promueva el envío de una fuerza de paz como se han enviado a otros sitios. Por ejemplo, entre otras muchas cosas que se me ocurren que puede emprender la maquinaria de un Estado poderoso e influyente.

Repito: ¿qué coño hacía el PSOE manifestándose? ¿Protestan contra su propia pacatería, contra su propia parálisis, contra su propia cobardía? Si el PSOE quiere de verdad parar la invasión, que utilice todos los mecanismos diplomáticos y económicos del Estado que administra. Que demuestre la influencia que dice tener en el mundo. ¿O me van a decir que un gobierno que perdió el culo por sentarlo en una mesa de mandamases en Washington para mariposear sobre la crisis financiera no es capaz de hacer nada por Gaza? ¿Me van a decir que la novena economía mundial, la que tiene cogida por los huevos a Latinoamérica, no puede hacer nada más por Gaza que enviarles una caja de tiritas, un par de cartones de leche y unas bolsas de las que usa el SAMUR para llevarse a los fiambres?

Por supuesto, estas reflexiones no se han formulado en la manifestación. Porque el PSOE, entidad convocante, no va a decir tales cosas de sí mismo. Eso sí, para la foto, todos han salido muy guapos. Ana Belén, la que más. Bellísima, divina, radicalmente bella. Mirándola al frente de las masas, tan radiante ella, se me venía al hipotálamo esa gloriosa teta de Delacroix, pero no sé si la cirugía estética ha alicatado esa zona del cuerpo de la bella Ana Belén, así que mejor dejémosla tapada, no vayamos a maldecir a Newton y su ley de la gravedad.

Ay, José Luis, que te han visto el plumero. Y no contento con todo, le reprochas a Rajoy que no condene la invasión. Señor presidente: puedo ser muy ignorante, pero, que yo sepa, quien controla las embajadas y la política exterior de España es usted, no el PP ni Aznar ni nadie. Usted y el ministro y los embajadores que nombró. Pídase cuentas a usted mismo. No fuerce su suerte: esta vez se ha librado, pero hasta los más tontos de los tontos acaban por descubrir al farsante adulador. Y el día que eso pase, ni Carmen Machi ni Ana Belén podrán salvarle.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Nandara -

He leido el enlace que cita Chorce y quedo sin palabras.
Llevas toda la razón, Sergio.
¡No nos falles, ZP! :(

S. del Molino -

Pues si es un hombre de paz, que lo demuestre, y que utilice los mecanismos del Estado cuyo gobierno preside para tal fin. Yo creo más bien que esa presunta izquierda está demasiado unida: ahí estaba IU, desfilando al paso del PSOE sin desmarcarse y sin decir ni mu.
Y da lo mismo que sean empresas públicas o privadas: las exportaciones son competencia del Estado, que las aprueba, las deniega y las grava, obteniendo ingresos de ellas. Es decir, que parte de la carretera por la que circulas se ha pagado con los impuestos que gravan las exportaciones de armas a Israel.

Nandara -

Supongo que una cosa es política de partido y otra de gobierno. Que no tendría porque ser así, pero...
Sí que me gustaría que ZP lo aclarase, porque creo que es un hombre de paz.
Sabes qué me fastidia más, que la izquierda se pelee entre sí, poca y peleada.
A todo esto, recuerdo unas sabias palabras de Joaquín Leguina: "La izquierda está para eso, para pensar".
No sabía que España vende armas a Israel. ¿Empresas públicas o privadas?
Salud. :)

Chorce -

Al respecto de eso... http://www.purnas.com/2009/01/13/espana-aumento-el-ano-pasado-la-venta-de-armas-a-israel/

S. del Molino -

Chorche: cierto, España vende armas a Israel. Qué guay que por la mañana vayas a una mani contra una matanza y por la tarde, los aduaneros de tu administración le pongan el sello a un cargamento de armas con destino al ejército que perpetra esa matanza.

Señor Ornat: efectivamente, al final, todo se reduce a eso. Pero no sé si Zapatero y su corte son lo más casposo de España. Mira que en España hay mucha competencia casposa, de eso producimos a mogollón.

Mornat -

Preguntas: "¿Qué coño hacía el PSOE manifestándose?". Pregunta recurrente, desde luego. Yo sólo le encuentro explicación aplicando esa máxima sobre si miramos al punto que señala un dedo o al dedo que señala un punto. Por desgracia, para saber qué quiere el PSOE cuando hace algo, no hay que mirar a lo que hace, sino esperar a que lo cuente la SER. Y la SER lo contó, en su informativo del mediodía de ayer, haciendo hincapié en este matiz: que el PP no estaba allí, ni entre los convocantes ni entre los participantes. Y ahí me pareció entrever el sentido del sinsentido que tan bien desmenuzas. La muy sencilla y perversa estrategia del aislamiento, que tanto beneficio le ha dado al PSOE. Y le dará.
Zapatero y su corte de anabelenes son, hace rato, lo más casposo que ha producido este país en medio siglo.

Chorche -

Y no sólo eso, sino que además, consienten y alientan con cargo al presupuesto la investigación en desarrollo armamentístico que después voilá, se vende lista para desparramar sesos palestinos.

S. del Molino -

Jajajajajaja.
Es cierto, Slayer son judíos ortodoxos. Tienen un disco conceptual en el que ponen música al Talmud.

Por cierto, me encantaría verte palpar algo con las pupilas. Eso sí que es una habilidad.

Javivi -

Lo que dices es indignante. ¡Indignante!.
Jamás antes te había leído mentira semejante, y eso que los que te leemos desde hace tiempo, con respeto y a veces con admiración, deberíamos estar ya curados de espanto. Pero lo de hoy, lo de esta entrada, no lo admito. Yo he estado ahí y lo he visto. Lo he palpado con mis propias pupilas. Y te digo: mientes, Sergio. No aceptas la realidad. Eres tendencioso, un Piomoa más, un jiménezlosantos, o peor. Mientes deliberadamente, sabiendo que lo haces. Pero o no lo acepto, y lo denuncio: jamás, jamás, me harás creer que Slayer sean satanistas!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres