Blogia
El Blog de Sergio del Molino

UNA LECTURA DE MALAS INFLUENCIAS

Alberto de Frutos, redactor-jefe de la revista Historia de Iberia Vieja, antiguo compi de andanzas matritenses y, por encima de todo, lector fino, esmerado y puntillosísimo, me ha enviado su pormenorizada valoración de Malas influencias. Le he pedido permiso para colgarla aquí, porque creo que puede ayudar mucho a orientarse a lectores indecisos, ya que repasa los relatos uno por uno. Es una crítica técnica y serena, de la que me fío.

Antes de cederle la palabra a Alberto, he de aclarar que la persona de lógica ilógica de la que habla cuando comenta el cuento titulado Calle Velarde es una antigua amiga nuestra. He creado un trasunto de ella para ese relato. Alberto la conoció tan bien como yo, y me alegra que reconozca su voz en el texto. Eso es que no lo he hecho del todo mal. Ahí va:

Es un libro para recomendar, y estoy convencido de que hay en él historias que durarán, aunque eso sea lo menos.

Me ha parecido atrevido y chispeante. Sostienes los cuentos con una pirotecnia invisible y gustosa, que se despliega sobre todo en el relato final, el más juguetón y adolescente. Los diálogos son creíbles, las situaciones posibles o, en algunos casos, reales, y el estilo terso y contenido.

Me gustan los anzuelos con que atrapas al lector y los finales sin urgencia, el cosmopolitismo de los escenarios, y que la vida sea como un juego.

También la alternancia entre relatos cortos y largos, que haya niños y abuelos, hombres malos y solos, y mujeres desesperadas (por distintas razones).

Con cierta premura, te comento lo siguiente de cada cuento:

1. ¿Puedo ir al servicio? Es un buen relato para abrir. Me ha interesado mucho la cantidad de preguntas que hay, que definen la perversión del protagonista, el hecho de que el mal sea algo tan próximo y emplee un disfraz tan respetable, y, cómo no, las referencias al “libro”.

2. Aurora. Una narración escueta, a la que no le falta ni le sobra nada, sobre el paso del tiempo (un tema sobre el que abundas en otras historias), y lo que sigue quedando de nosotros cuando ni siquiera el espejo nos llama ya por nuestro nombre.

3. Las putas feas. Buen cuento, un ejercicio de estilo brillante por la edad del narrador, con un final sorprendente, a lo “Leviátán” de Auster.

4. Malas influencias. El más cinematográfico de los relatos, en el sentido de que… ¿a qué están esperando para adaptarlo? Stephen Daldry haría virguerías con esa relación, ya que el Billy Wilder de “Sunset Boulevard” y “Fedora” ya no está por la labor. El mejor relato del libro. Una idea magnífica y unos personajes inolvidables, sobre los que puedes volver cuando quieras, y seguir contando más cosas. Funciona todo, incluso la amplia digresión literaria que te permites al principio acerca de las diferencias entre las corazas anglosajonas y el pecho al descubierto mediterráneo.

5. Valle, Arizona. Como “Perros de Pavlov”, una broma íntima. Los seguidores de tu blog disfrutamos mucho con tu “dietario voluble” por tierras americanas, y es agradable volver sobre tus pasos y disfrutar con la fuerza de esas carreteras desoladas y esos bares que frecuentaste.

6. Calle Velarde. Por razones sentimentales, me ha gustado mucho. El otro día, la leí en la “Revista de la Unión de Actores” y, a menudo, me topo con su fantasía en “Leer”. Espero que su lógica ilógica no haya cambiado. Quizá prefiera no saberlo, por si acaso. Hay que ser un escritor enorme para atreverse a plasmar esa dulce y devastadora explosión.

7. Huellas digitales. Un relato simpático, que demuestra la variedad de tu registro. Tienes un personaje y un lugar, y les sacas todo su provecho.

8. Ideales. Impactante el párrafo: “Pero yo conozco el secreto de su cicatriz. Yo sé por qué no quería hablar de ella…”. Es un buen relato sobre la Guerra Civil. Una historia entre muchas, llevada con respeto, y escrita con la precisión acostumbrada.

9. El doctor Chase. Uno de los relatos más complejos por su protagonismo coral y por la variedad de temas que toca. Quizá por ello yo le habría dado más páginas, aunque manteniendo las impetuosas revelaciones finales: “¿Sabía Raquel que…?”; y la riqueza de ese personaje exhausto, que cometió el error de confiar en “la bondad de los desconocidos”.

10. Perros de Pavlov. Un apunte del natural gracioso. El más “bloguiano” de los relatos. Ten cuidado, Sergio.

11. El emperador de Buenos Aires. Interesante historia y muy sorprendente (pardiez). Nunca la eutanasia fue más compasiva. Aquí, fíjate, le habría dado menos cancha a la conversación inicial entre el exiliado y la criada, y quizá más a describir al juez y el cambio que se opera en él, por ejemplo. En todo caso, muy bueno, con piruetas amables y un aire de madura bisoñez.

Un breve apunte de orden burocrático: sois muchos los que me decís que habéis ido a preguntar por el libro y no os dan razón de él en algunas cadenas de librerías. Bien, la distribución acaba de empezar, y los ejemplares se van colocando poco a poco. Al parecer, en el Ministerio de Cultura llevan un atasco enorme para terminar el trámite del ISBN, fundamental para que encuentren el libro las pequeñas tiendas en las bases de datos. Un poco de paciencia, que todo se irá normalizando en las próximas semanas, cuando empiecen a aparecer las reseñas en los medios de comunicación y los libreros hagan sus pedidos. Está ya disponible en la Fnac. Si no lo tienen en la sucursal de esa cadena de vuestra ciudad, pedidlo, que os lo servirán. En Zaragoza, que es donde yo controlo el asunto, el libro se vende ahora mismo en la Fnac (está bien a la vista en la mesa de novedades), en Librería París, Cálamo, Portadores de Sueños y Antígona. Todos esos establecimientos lo tienen en sus estantes, no tenéis más que ir y cogerlo (y pasar por caja, claro, que os veo venir). Gracias por el interés, pero tranquilidad, que el libro irá llegando a todas partes a su debido tiempo. En cuanto se pueda comprar online, avisaré.

La presentación en Madrid será en abril, y el Día del Libro estaré en las casetas del paseo de la Independencia de Zaragoza para firmar ejemplares, charlar con quien pase por allí o ser vituperado por lectores decepcionados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Gilgamesh -

No olvides por nada del mundo la promesa de avisar cuando esté disponile la compra on-line...

Javier -

¡Qué casualidad! Llevo leyéndote mucho tiempo y ahora descubro que "compartimos" a Alberto como amigo.
Precisamente el lunes y el martes estuve con él, en la redacción de Historia de Iberia Vieja. Tenía en la agenda comprar "Malas influencias", pero viendo los comentarios de Alberto, creo que estoy tardando en salir a por un ejemplar. :-)
Por cierto, Alberto tuvo la gentileza de obsequierme con su libro, "Utopías" (Ed. Cydonia), que ayer comencé a leer en el AVE y prácticamente he devorado. Aprovecho para recomendarlo.
Saludos

Txema -

Hola!!
Interesante el blog con mucha literatura. Nunca es lo mismo leer por la pantalla del pc que con el libro en la mano, pero de vez en cuandome paso por blogs de este tipo para disfrutar de un ratito de lectura.
Si os parece os dejo una web donde podreis comprar libros. Es una web con un largo catalogo con bastantes tematicas. Creo que puede ser de vuestro interes.
Un saludo y hasta pronto.

Javivi -

Ay, amigo, que me parece que la Feria del Libro será este año y desde ahora, por obra y desgracia de nuestra santera alcaldía, en el Parque del Agua...Así leí ayer en tu periódico. Para los no zaragozanos: en el ojete de la ciudad post-Expo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres