Blogia
El Blog de Sergio del Molino

CURSOS, BLOGS Y VIAJES

Tengo este chiringuito algo desatendido, pero entenderéis que son días complicados. No sólo por todo lo que rodea al libro, sino porque estoy en vísperas de irme de vacaciones y tengo mil flecos que apurar en el periódico. A mis días les faltan horas. En cualquier caso, dentro de nada estaré montado en un avión rumbo a Nueva York, en una revisita a la Gran Manzana, esta vez en tiempos de Obama I el Grande. Mandaré algunas croniquillas desde allí, si el wifi del hotel me deja. Lo siguiente que cuelgue aquí lo escribiré allá. Será curioso, porque tengo previsto hacer un intercambio de libros con un dominicano-neoyorquino que es profesor de instituto allí y escribe cuentos en spanglish (los he leído y son muy sugerentes). Espero poder contarlo.

Mientras aterrizo al otro lado del charco, un par de apuntes publicitarios:

Cursos. El 28 de marzo empiezo a dar un taller de escritura periodística de tres meses de duración en la Escuela de Escritores de Zaragoza. La matrícula está abierta. Serán dos horas semanales todos los sábados y está pensado para gente que quiera iniciarse o perfeccionar las técnicas del reportaje y del articulismo. Tenéis todos los detalles en este link, incluido el formulario de inscripción. Corred la voz, que a lo mejor a alguien le interesa.

Nuevo blog. El jueves arranca una nueva aventura bloguera. Estreno De reojo, en la plataforma de blogs de heraldo.es. No os pongo el link porque todavía no está activo, pero estad atentos el jueves a la versión en papel y la digital de Heraldo, que allí se informará de todo. Aunque yo esté de viaje, estos días saldrán algunos posts que he dejado previamente escritos (pero no se lo digáis a nadie, que mis jefes se creerán que los escribo en el momento). Os pego la presentación que he preparado, para que os vayáis haciendo una idea de por dónde irán los tiros:

Si los amigos no se dan consejos, tampoco deberían recomendarse libros. Por eso aquí no se recomienda nada. Solo se lee, compulsivamente, con bulimia, con atragantamiento, y se comenta a vuelapluma lo que se lee. Esto es un cuaderno de lecturas que abre trecho en la espesura de las novedades editoriales. Un blog para lectores que buscan de reojo sin saber lo que buscan y que acaban encontrando lo que no se esperaban. Sin protocolos ni academicismos. Pasen sin llamar.

En cuanto al libro, este jueves sale una reseña en el suplemento Artes y Letras de Heraldo, y el jueves que viene, 19 de marzo, se emitirá una entrevista que me han grabado para el programa Borradores, de Aragón Televisión. Yo estaré en Nueva York y no podré verla, ya me diréis si he salido más feo de lo normal.

Y ya está bien de autobombo. Lo siento, pero están saliendo demasiadas cosas y creo que debo anunciarlas en esta ventanita, no tengo ánimo de aburriros. Prometo que desconectaré mucho en el viaje (mi cerebro me lanza advertencias: necesita descomprimir desesperadamente). En las próximas crónicas me limitaré a contar cómo veo la maravillosa ciudad de Nueva York, cuatro años después de mi última visita. Pasaré el día de San Patricio en ella, así que me pondré algo verde y brindaré por vosotros con una buena pinta de Guinness en algún pub lleno de borrachuzos con ganas de bronca.

Ah, y se me olvidaba. Carmen Santos, autora del blog-libro (o libro-blog, ya no sé qué fue primero) Días de menta y canela comparte conmigo los premios Dardo y Blog de Oro. Un honor grandísimo que seguramente no merezco. Gracias mil.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Severiano -

Ahora que Sergio se nos ha ido a Nueva York y ha dejado el chiringuito con la puerta abierta, quiero aprovechar esta oportunidad que se me brinda para decir que estoy harto de Pedro Almodóvar, ese trotskista del cinematógrafo que, así como Leon Bronstein abogaba por la revolución permanente, nos empacha año tras año con su campaña de promoción permanente.

No pasa primavera sin que Antonio Gala publique otra vez el mismo libro meloso de siempre ni sin que desde los humedales de La Mancha, las laurisilvas canarias o la jungla de espías madrileña, emerja el Homo almodovariensis (que se alimenta de grandes cantidades de pisto manchego), para deleitarnos con la promoción de su próxima película, que será genial, como todas. El guión es el siguiente:

Almodóvar está pensando en varias ideas para su próxima película.
Almodóvar ya tiene la idea de su próxima película y se dispone a escribir el guión.
Almodóvar ha terminado el guión (muy secreto) y comienza el casting.
Almodóvar ha terminado el casting (entrevistas en la prensa a las seleccionadas para que declaren que están muy contentas).
Almodóvar busca localizaciones para su próxima película.
Almodóvar comienza el rodaje de su próxima película (muy secreto, pero como él es bueno deja algunas pistas).
Almodóvar se deja entrevistar para dar a conocer oficialmente que está haciendo una nueva película.
Almodóvar difunde algunas fotos del rodaje.
Almodóvar termina el rodaje y anuncia la fecha de estreno. Se difunde un avance.
Almodóvar publica un publirreportaje con sus actrices en El País Semanal (que parezca una entrevista). Muchas más entrevistas y reportajes en todas las televisiones y periódicos.
Almodóvar estrena la película y toda la crítica se rinde ante una película genial, maravillosa, con una fabulosa interpretación de todas las actrices, sabiamente dirigidas con mano maestra por un Almodóvar que en cada ocasión se supera a sí mismo.
Almodóvar consigue que su película sea seleccionada para el Goya a la mejor película o para el Oscar en representación del cine español.
Almodóvar está pensando en varias ideas para su próxima película.
Almodóvar ya tiene la idea de su próxima película y se dispone a escribir el guión.
Etc.

Hace años que no voy al cine a ver ninguna película de Almodóvar. ¿Para qué, si con tanta promoción te enteras de todo sin pretenderlo?

Almodóvar, majo, ¿no podrías contener un poco tu ego?

velocity -

Very interesting article

Velocity
[url=http://www.vegas.cc/]Vegas[/url]

Javivi -

Un respeto al pre-funcionariado!Aún no estoy para rascarme el Pirineo, me conformo con la sierra de Guarra.

S. del Molino -

No me tires del perineo, Javivi, no me tires del perineo... Que éramos pocos y vino el funcionario a hablar de tocamientos genitales, jajajajaja.

Wikinota -

Entre el escroto y el ano está el perineo, que tiene nada menos que ocho músculos:

http://es.wikipedia.org/wiki/Perineo#Perineo_masculino

Enrique -

Estoy de acuerdo en lo que cuentas. Yo también tengo que sufrir comentarios similares. Me parece muy bien que te largues por ahí.

Javivi andrólogo -

PD. Acabo de recapacitar, y entre el escroto y el ano no hay frenillo, que yo recuerde. A lo sumo, pliegues musculares, pelo y restos. Por lo demás, ¡sodomita!

Javivi -

Anda, anda, que vives mal, tú. Suertudo, que no eres otra cosa, que sales de cerrar el periódico y te vas a cerrar bares, que trabajas en Jueves Santo y te alegras porque al menos no aguantas los tamboreos, que cierras el domingo y luego hasta el martes no das palo al agua. Y luego, todo el santo día cogiendo vacaciones, y cursitos por aquí, libritos por allá, presentaciones y blogs... Tú el único callo que tienes es el del frenillo entre el escroto y el ano, de tanto rascártelo.
Jódete y disfruta de tus vacaciones, cacho cabrón.

S. del Molino -

Jajajajajajaja.
Uy, Enrique, tema sensible ese que tocas... No le pinches mucho a un periodista con esas insinuaciones. Nos da mucha rabia que nos digan los amigos: "jo, qué suertudo, cuántas vacaciones". O cuando te llama alguien un martes y te dice: "te estaba llamando a la redacción y no estabas". Contestas: "Es que hoy tengo fiesta". Y te suelta: "Jodo, qué bien vivís".

Te juro que un día estrangularé a quien me haga ese comentario. ¿Que qué bien vivimos? Nadie nos recuerda lo bien que vivimos los cientos de domingos en los que, a las diez de la noche, seguimos cerrando páginas. O los días de cierre en los que sales de trabajar pasadas las 12 de la noche. O esos días de Año Nuevo en los que nos arrastramos a la redacción esquivando borrachos y restos de fiesta. O esos Jueves Santos en los que te quedas metiendo crónicas de lo bien que se lo está pasando todo el mundo en la playa...

Estas vacaciones son para compensar todas esas servidumbres. Porque parece que nadie repara en que el periódico sale todos los días, incluidos domingos, lunes y fiestas de guardar.

(sin acritud, obviamente).

En cualquier caso, me la pela todo mucho: me voy de viaje, así que ande yo caliente...

Enrique -

De todas formas, ¿en el Heraldo hay muchas vacaciones, no? (sin acritud...)

Chewi -

De vacaciones? a Ny? no te envidio nada...
-.-

Enrique -

¡Maño, estás que no paras! Enhorabuena por todo y feliz viaje a Nueva York.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres