Blogia
El Blog de Sergio del Molino

NIMG

Estoy consternado. Muy triste. De verdad que creía que la Expo iba a cambiar un poco (un poco, por dios) las cosas en esta Zaragoza, pero ya veo que no, que sigue siendo una ciudad-vertedero donde España coloca lo que no quiere tener a la vista. Ahora es un centro de internamiento de extranjeros en Plaza. Un campo de concentración en las puertas de la ciudad. Y nadie va a alzar la voz, a todo el mundo le parecerá bien o, a lo sumo, le dejará indiferente.

En Estados Unidos hay un movimiento llamado NIMG (siglas de Not In My Garden, "no en mi jardín"). Es el culmen de la hipocresía, pero les funciona. El movimiento NIMG viene a decir: "Vale, de acuerdo, entendemos que la sociedad necesita cárceles, bases militares, centrales y cementerios nucleares, industria pesada, aeropuertos y, si es necesario, hasta campos de concentración, pero no los queremos en nuestro jardín, no queremos ver esas cosas ni sentir su presencia cerca de nuestro pueblo". Por eso, cada vez que se propone la construcción de una de estas estructuras en una ciudad, los NIMG se movilizan hasta que consiguen que se la lleven a otro sitio. Al final, se las quedan las ciudades más pobres, las que menos capacidad tienen de plantar cara a la administración. La hipocresía de los ricos, la vieja fórmula de esconder la mierda debajo de la alfombra.

No me explico cómo no ha surgido un fuerte movimiento NIMG en Zaragoza. Siempre ha sido una minoría sin influencia la que se ha opuesto a todas las barrabasadas que se han hecho en la ciudad. Tenemos el campo de maniobras más grande de Europa en el mismo término municipal, y no pasa nada. Tenemos un aeropuerto con un uso civil restringido por los militares, y no pasa nada. Querían colarnos una base avanzada de la OTAN, y sólo unos pocos maldijimos la idea. Y ahora esto, un campo de concentración, porque eso es lo que es.

No seré NIMG, no seré hipócrita. Estos centros de internamiento me parecen vergonzosos y escandalosos se instalen donde se instalen, pero como me lo van a poner en mi jardín, aprovecho para hablar de ello y mostrar mi pesar (no ya mi furia, porque sería una furia sorda, ya que me resigno a que lo van a hacer le pese a quien le pese. Eso sí, no nos callaremos).

Cuando estuve en Melilla conocí el asfixiante y espantoso Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). "¿Están detenidos?", pregunté en la Delegación del Gobierno. "No, por dios, no hay base jurídica ni justificación para detenerlos", me respondieron. "Pueden salir, entonces", comenté. "Eeehhhh, no, creo que no", me dijeron. "Ah, pero, ¿puedo entrar yo y hablar con ellos?", inquirí. "Pues no, no... Ya sabe... Está al lado de una frontera extracomunitaria... Las medidas de seguridad nacional... Ejem...".

Estupendo: no están detenidos, pero ellos no pueden salir y yo no puedo entrar. ¿No hemos vivido ya esto antes en Europa?

Me he leído a fondo la Ley Orgánica 11/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España, y la Ley Orgánica 14/2003, que modifica parte del articulado de la primera norma. Y todavía no salgo de mi asombro.

Estar dentro de España sin documentación que acredite tu situación o tras cruzar la frontera sin pasar por un puerto de entrada oficial no es un delito. En ningún caso. Es una infracción administrativa grave (ni siquiera muy grave), y se sanciona con multas de entre 300 y 6.000 euros o la expulsión del país y la prohibición de entrada en él durante tres años, que debe ordenar un juez (en una orden motivada y prestando atención a cada caso). Como al resto de ciudadanos, sean españoles o no, esta infracción habilita a la policía a detener por un período máximo de 72 horas al infractor, pasado el cual pasa a disposición judicial o queda libre.

Pues no. En el caso de extranjeros indocumentados, se establece que si no se puede proceder a su expulsión en 72 horas, el juez puede dictar su reclusión en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) hasta que se resuelva la repatriación o por un período máximo de 40 días. Según algunos supuestos, ese período puede ser de hasta seis meses. O incluso de dieciocho.

¿Cuarenta días de internamiento por una infracción administrativa? ¿Dónde están los criterios de justicia y proporcionalidad que según la Constitución rigen el ordenamiento jurídico español? ¿Quiere esto decir que si aparco en doble fila me puedo pasar cuarenta días detenido?

No encuentro justificación legal para esta medida. El juez sólo dicta prisión preventiva cuando hay indicios claros de delito y riesgo de fuga. Aquí no hay delito, y el riesgo de fuga... ¿De fuga de quién y de qué? Si es una infracción administrativa, por dios. ¿Se criminaliza una irregularidad administrativa, una cuestión de papeleo? ¿Me van a meter en la cárcel por escribir mal mi segundo apellido en la declaración de la renta?

Creo que esa ley está cogida con alfileres, es claramente abusiva y atenta contra derechos básicos reconocidos en la Constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos: no se puede restringir la libertad de circulación de nadie por cometer una infracción administrativa. Esta ley debería haber sido recurrida ante el Tribunal Constitucional (todavía se está a tiempo, señor Defensor del Pueblo, o señores del gobierno, o todos aquellos que están autorizados a interponer recurso de inconstitucionalidad). Las asociaciones de inmigrantes lo denuncian. Amnistía Internacional lo denuncia. Pero no pasa nada. Se siguen construyendo campos de concentración que facilitan la deportación masiva de inmigrantes. No están detenidos, dicen, sólo "internados". Hay que joderse.

Nos rasgamos las vestiduras con Guantánamo y su limbo legal. ¿Y este otro limbo, qué tal, qué os parece?

Brave new world, que diría Huxley. Qué asco de país. Y qué asco de ciudad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Peter -

Zaragoza es una ciudad inmóvil. Hay una minoría combativa, pero es demasiado pequeña dentro de un rebaño enorme. Es lo que hay, somos folk a tope, y si piensas que eso va a cambiar, échale un vistazo a su historia.

Me ha gustado el artículo. Tu foto es hostiable hasta el infinito. ¿No tienes amigos? En mi antiguo grupo te hubiera valido para cachondeo varios años.

S. del Molino -

No, Marta, hay que ladrar mucho. Las cosas ya están pasando de castaño a oscuro.

en -

Hola, Sergio,
y
a sé que estás en el mundo real, es una forma de hablar.

Centros de Internamiento

Lo primero que hacen cuando visitas esos centros es arrancarte la cámara. Al menos en el año 2002-2003.
Trabajé en dos casos muy complicados y tuve que ir a centros de internamiento.
Salía de allí con el estómago líquido y con la rabia como el mármol.
Creo que no será difícil que en las organizaciones que trabajan directamente tengan fotos. Estoy segura que SOS Racisme en Cataluña tiene.

Nuestra ciudad.

No sé si has leído que el día 1 de mayo se ha convocado una manifestación racista que pasará por Conde de Aranda. Lo puedes leer en el blog de Chorche Romance.

Un abrazo y gracias por dejarme ladrar aquí un rato.

Marta

S. del Molino -

Hombre, no me des la bienvenida, que mi mundo siempre ha sido el real, no vengo del reino de la piruleta.

Tendríamos que hacer algo, en serio, no podemos consentir que haya campos de concentración en este país. Voy a buscar las fotos que hicimos en el CETI de Melilla, y luego las comparamos con cualquier campo de concentración de los históricos, a ver si alguien ve las siete diferencias. ¿Tienes fotos de tus visitas?

Es jodido, porque, por mucho que nos asquee, la postura mayoritaria de este mundo real es que los negros tienen que estar encerrados o quedarse en su país.

Entrenomadas -

Bienvenido al mundo real!!!
Hace años tuve que visitar varios centros de internamiento y cuando lo contaba a mis colegas me cambiaban de tema. Eso sí, eran los primeros en indignarse con Guantanamo y sus apéndices.

POr cierto estamos apoyando burradas en Agfanistan con nuestras pulidas y orgullosas tropas y parece que eso está bien.
La hipocresía parece estar en el ADN o es la inercia de las cosas, ya no lo sé.

Bienvenido al mundo ¿real?

Marta

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres