Blogia
El Blog de Sergio del Molino

BELLEZA REAL

Hace unos años, la marca de jabones Dove empezó sus campañas "por la belleza real". Dejaron de usar a modelazos para sus anuncios y reclutaron a chicas normales que enseñaban sus carnes desprejuiciadas. La cosa ha tenido tanto éxito y ha crecido tanto que hasta han creado una fundación, la Fundación Dove para la Autoestima (sic, sic y mil veces sic). En su texto de presentación se lee:

Debido a la influencia de algunos medios y de la sociedad, las mujeres y adolescentes de todo el mundo quieren ser más delgadas, más altas, más rubias, con más pecho. Descubre cómo la Fundación Dove para la Autoestima está ayudando a las mujeres a superar los complejos que perjudican su salud, afrontando la belleza desde una nueva perspectiva.

¿Afrontando la belleza desde una nueva perspectiva?

Picasso afrontó la belleza desde una nueva perspectiva.

Munch afrontó la belleza desde una nueva perspectiva.

Baudelaire afrontó la belleza desde una nueva perspectiva.

Sigo leyendo:

La Fundación Dove para la Autoestima se ha creado para apoyar diversas iniciativas que ayuden a educar e inspirar a las mujeres y adolescentes en una definición más amplia de la belleza.

Estupendo. ¿Van a poner a las "jovencitas" (así las llaman, los muy victorianos) a estudiar a fondo Las señoritas de la calle Aviñón? ¿Desentrañarán el ansia palpitante de Las flores del mal? ¿Descubrirán el tormento expresionista de El grito?

Más bien, no. La Fundación Dove para la Autoestima (lo siento, no puedo escribirlo sin que me dé la risa) organiza un taller llamado Body talk. Leo en qué consiste:

Con la ayuda de la Fundación Dove para la Autoestima, EDA ha desarrollado en el Reino Unido un taller, llamado BodyTalk, diseñado para ayudar a los adolescentes a entender y enfrentarse a los sentimientos sobre su apariencia física, y para que entiendan cómo las imágenes “ideales” de belleza son creadas.

Bueno, hasta aquí he llegado. No aguanto más.

Propongo a la Fundación Dove para la Autoestima una variante, un campo nuevo para trabajar con esos pobres y desgraciados adolescentes. Les expongo mis ideas:

Debido a la influencia de algunos medios y de la sociedad, los hombres, las mujeres y adolescentes de todo el mundo quieren comprender la composición de la materia oscura, ganar el premio Nobel de Matemáticas (si es que existe), resolver millones de sudokus sin equivocarse y llevarse el bote gordo del Pasapalabra. Descubre cómo la Fundación Dove para la Autoestima está ayudando a los hombres y a las mujeres a superar los complejos que perjudican su salud mental, afrontando la inteligencia desde una nueva perspectiva.

La Fundación Dove para la Autoestima se ha creado para apoyar diversas iniciativas que ayuden a educar e inspirar a los hombres, las mujeres y adolescentes en una definición más amplia de la inteligencia.

Con la ayuda de la Fundación Dove para la Autoestima, EDA ha desarrollado en el Reino Unido un taller, llamado Mind Talk, diseñado para ayudar a los adolescentes a entender y enfrentarse a los sentimientos sobre su capacidad cognoscitiva, y para que entiendan cómo las imágenes “ideales” de inteligencia son creadas.

En otras palabras: no tienes por qué esforzarte por ser más listo. Hay todo un mundo de politonos, talleres de tunning, diarios deportivos, porno casero y violencia neonazi en el que tu lenta y enmarañada masa encefálica encontrará buen acomodo. No sufras: esa gente de los concursos de la tele, de las páginas de Revista de Occidente y del programa de Punset no existe en realidad. Están ahí para acomplejarte, para hacerte ver que eres un miserable y para que te gastes el sueldo en complejos vitamínicos y en cursos para aprender inglés con mil palabras. Los que se ríen con Faemino y Cansado fingen en realidad: ellos tampoco entienden esos chistes. Y, por supuesto, tu cuñado no ha leído los tochos esos que tiene en el salón. Están expuestos para apabullarte, nada más.

Ven a la Fundación Dove para la Autoestima y encontrarás tu sitio. Verás que hay gente tan lerda y zopenca como tú, y que se sienten orgullosos de serlo.

Señores de Dove: la belleza -como la inteligencia, o como la caries, o como los arcos de medio punto romanos- existe. Las imágenes "ideales" de belleza no son creadas. Hay cosas y seres bellos. Por supuesto, hay mucha intersubjetividad en su percepción. Es un tema apasionante, y los filósofos y los poetas llevan siglos y siglos dándole vueltas. Pero, ¿saben qué? Por más que discutamos, jamás podremos obviar que hay tipas y tipos que nos dejan sin sentido. Hay bellezones por los que quemaríamos nuestras naves, y las erecciones y humedades que provocan a su paso son reales, no son fruto de una conspiración de Margaret Astor para vender más pintalabios. De la misma forma que hay mentes maravillosas, capaces de llegar a donde los demás no llegamos.

Premiamos a los bellos y a los listos. Sí. Pues claro. Faltaría más. ¿Que no se lo han currado, que les venía de serie en los genes? Pues mejor para ellos. No admiramos el mérito: no me interesa cómo algo ha llegado a ser bello, me interesa su belleza en sí.

Por la belleza real. ¡Es que no hay otra! Lo feo no es bello, aunque, con cierta luz, en ciertos bares y con cierta cantidad de alcohol en sangre, a veces, pueda parecerlo. Pero no mientan a las chicas. No les digan que la belleza del cine y los anuncios es irreal porque no es cierto: hay bellezones, hay personas de una belleza deslumbrante, cegadora, hipnótica. Son pocos, por eso están tan cotizados. En la multitud triunfa el gris, lo que no es ni bello ni feo. Pero haberlos, haylos.

Y yo no sé a los demás, pero a mí me gusta ver cuerpos bellos. De las celulíticas de los anuncios de Dove, paso.

Otra cosa es que, como dice Don Draper en Mad Men: "El amor es algo que inventamos en Madison Avenue para vender anillos de diamantes". Pero ese es otro debate. No confundamos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Ziklia -

Bellos hay cuatro. La mayoria de la gente es normal tirando a mediocre y algunos/as, apañandose un poco nos engañan y parecen de la elite. Pero los más somos imperfectos y muchas incluso somos celulíticas. Sin pasta y sin buena genética no queda mas remedio que aceptar que este es tu destino. Menos mal que, al final, la mayoría de los hombres se tienen que conformar con una de nosotras, que acabamos sorprendidas al descubrir que incluso les ponemos. La mayoria de los hombres tampoco es que den el tipo de belleza griego. Por lo general empiezan a perder pelo y a echar tripa a edad temprana.
Y no entiendo para que necesitan las tipas de los anuncios productos de belleza. A las del antes y después se les nota el truco del photoshop y si uno se fija un poco te das cuenta de que en realidad son mediocres apañadas.
No esta mal que se nos recuerde de vez en cuando que no pasa nada por ser del montón, que hay muchos tipos de belleza al igual que muchos tipos de inteligencia. Eso si, las fundaciones privadas ligadas a empresas, no me dan confianza.

Mario -

Special K, eso no era una canción? No me extraña... Ande esté el pan con tomate y jamón pal desayuno...

Gilgamesh -

Bueno, señoras... he de anunciar que, por fin, me han llegado Malas Influencias.
El retraso no lo provocó ese libro, sino otro que venía en el mismo pedido.
PD: ¿Una dedicatoria con firmita virtual o qué?

S. del Molino -

No, en realidad me ponía a filosofar conmigo mismo, que soy el único que me aguanto.
Es que estas cosas y los desayunos Special K me ponen enfermo.

Mario -

yo debo ser un zafio, porque las tipas de Dove me ponen mucho más que los pibones oficiales...
Idependientemente de que, colega, todavía te pones a filosofar con una fundación que promueve una empresa privada con accionistas y todas esas cosas...?
Hablales de belleza a esos que verás...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres