Blogia
El Blog de Sergio del Molino

¿ME PUEDO DESFACEBOOKIZAR?

Me apunté a Facebook, sí, lo reconozco, caí. Pero como tengo propensión a las adicciones y un carácter obsesivo y compulsivo, he decidido pasar del tema, no me vaya a enganchar y acabe en una espiral de destrucción electrónica. No lo he usado nunca. De verdad. Ni siquiera he colgado una foto ni he escrito un perfil. Me he limitado a abrir la cuenta y a aceptar todas las proposiciones de amistad que me hacían, cual zorra sedienta que se tira al primero que le echa una miradita.

Aun así, pese a mi nula actividad, ahora mismo tengo 61 amigos. Personalmente, sólo conoceré a diez o doce. Otros me suenan de otras vidas y otros bares, pero a la mayoría juro que no los conozco. Por estas. No sé quién es Ben Clark, ni Buba Lu, ni Nacho Montoto, ni Marcus Versus. O a lo mejor sí que lo sé, pero les he olvidado. Lo siento, el alcohol ha destruido muchas de mis neuronas, no te tomes a mal que no te recuerde.

Todos los días me invitan a mil eventos, me invitan a unirme a grupos como "Yo no iré al concierto de Rosana" o "Todos con el CAI Zaragoza". ¿Todos? Yo no. Por mí, que le den bien dado al CAI. Y a Rosana. Y a los que no van al concierto de Rosana.

Cada mañana, abro el correo y me encuentro no menos de diez mensajes relacionados con una cuenta de Facebook que no uso. Quiero darme de baja, pero siento que sería una descortesía para la gente que me manda mensajes a través de la red social y que me pide cosas en ella. De verdad, lo lamento, yo sigo anclado en el mail y en el chat del Gmail. No me pidáis que pase de ahí: no tengo tiempo ni paciencia. Os agradezco mucho que me agreguéis como amigo y tal, y siento ser una presencia hueca y fantasmal en Facebook, un tipo borde que nunca responde a nada, pero es que me da una pereza horrible.

Dejaré a mi fantasma registrado en Facebook, pero recordad que no soy yo, es sólo éter. Yo estoy aquí. Y aquí espero seguir, mientras me dejen.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Cris Monteoliva -

Yo también tengo una personalidad adictiva, pero no me voy a quitar del facebook ahora que llega el verano y tengo que dejar los chutes de nutella y chocolates varios...
Le veo mucha utilidad al asunto: aparte de conocer a gente, te enteras de cosas que antes ni sabías, promocionas tus cosas y las de las demás (no nos engañemos: yo no valgo para promocionarme, pero lo que es a los demás...)

Mario -

Pal feisbuk hay que nasé, picha, hay que nasé

angel -

¿Pero quién te manda meterte en ese lío de las amistades por Internet???? la verdad es que eso del "cara libro" como apuntan arriba, nunca lo he entendido demasiado bien, torpe que es uno, seguro .... prefiero los encuentros en los bares, eso también es seguro. Y si, sigo con el blog. Pero eso es puro hedonismo.

Un abrazo

Rondabandarra digital lapse -

Yo también me estoy desdigitalizando. Si he dejado el blog porque lo que ponía últimamente me parecía insulso, de hacerme del Caralibro ya ni hablamos, que debe de ser el summum de la chorrada.
A ver si te pillo un día en el chat del Gmail, que no lo he estrenado.
Un abrazo

Enrique -

Lo mío aún es peor. Yo tengo una larga cola de gente (con perdón) por admitir. Igual que tú, me hice un día y ya no volví por ahí. Ni foto, ni perfil, ni nada tampoco.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres