Blogia
El Blog de Sergio del Molino

RETÓRICA DE CASINO DE PUEBLO

Le defenderé como escritor siempre. Estoy convencido de que, si alguien del grupito del boom latinoamericano se merece el Nobel, se lo tendría que haber llevado él, por encima de García Márquez. Y hasta de Cortázar -aunque me duela-, porque su obra es más recia, extensa, consistente e influyente. Pero Mario Vargas Llosa tiene días en los que te pone difícil separar su genio literario de su mezquindad humana. Hoy es uno de ellos.

Qué ascazo de artículo el de hoy en El País. Leedlo primero, echadle un ojo si tenéis cuerpo. Qué argumentos tan repugnantemente trasnochados, qué retórica de señorito de cortijo, que paternalismo tan baboso.

Ya sabéis de qué va la vaina, ¿no? Los pobladores de las regiones amazónicas de Perú se han rebelado contra el proyecto gubernamental de abrir la veda a la explotación de los recursos naturales de la selva por parte del capital privado. La revuelta ha provocado algunos muertos y ha obligado al gobierno a recular y a retirar los decretos.

¿Qué dice Vargas Llosa a todo esto, amparándose en su conocimiento de la Amazonía y en la constatación de las terribles condiciones de miseria en las que viven sus pobladores? Que los indiecitos son gilipollas. Que han perdido la oportunidad de hacer negocietes con Repsol y con Zara y desarrollar su región por fin, como han hecho en otras partes de Perú. Qué lerdos son, dice Vargas Llosa. Así se van a quedar pordioseros de por vida.

Dice Don Mario -repantingado en su mesa del casino de pueblo, con el cohiba soltando pilares de humo desde su gesticulante mano derecha y el coñac calentándose en la ronroneante copa de balón- que Hugo Chávez y Evo Morales les han comido el coco a los ingenuos moradores de la Amazonía. Son buena gente, pero de limitadas entendederas. Se han dejado encizañar por (cito textualmente) "una minoría de resentidos y nostálgicos de Stalin, Mao Tse Tung y Sendero Luminoso".

(Pausa dramática. Don Mario aprovecha para dar un sorbo a su coñac mientras los contertulios de la mesa celebran la ocurrencia con risitas y codazos intercostales de camaradería ricachona).

Peste de indios, ¿verdad, Don Mario? Uno se desvive por llevarles riqueza y bienestar y ellos, ¿cómo lo agradecen? Mordiendo la mano dadivosa que les da de comer. Sí, señor, tienen lo que se merecen. Que se pudran en su miseria, ya nos llevaremos las inversiones de Repsol a otras regiones donde sepan apreciarlas.

Que nos vinieran con estas hace veinte años, mal. Pero que nos venga ahora, con la que está cayendo... Que nos diga que los que se oponen al modelo salvaje de capitalismo que ha generado esta enorme crisis son "una minoría de resentidos y nostálgicos de Stalin, Mao Tse Tung y Sendero Luminoso"... O sea, que si yo me niego a que Gas Natural excave en la puerta de mi casa para sacar un gas que ni siquiera va a servir para que yo me caliente, pues se lo van a llevar a otra gente, soy un jemer rojo, un violador de niños, ¿no? Bravo, Don Mario, bravo.

¿Queréis otro chiste? Ya sabéis que el Gobierno de Aragón está empeñado en montar un mini Las Vegas en los Monegros llamado Gran Scala -aunque la cosa está muy turbia, porque parece que los presuntos y fastuosos inversores no tienen panoja para sacar adelante el proyecto, y el asunto huele a timo de la estampita berlanguiano-. Esta semana, las Cortes de Aragón han aprobado la Ley de Centros de Ocio de Alta Capacidad, que deroga la anterior Ley del Juego y permite la construcción de macrocomplejos de casinos en Aragón, cosa que antes estaba prohibida. Como toda ley, en su fase de proyecto, pasó por una serie de comités que la evaluaron antes de llevarla al parlamento, y los servicios jurídicos de la cámara aragonesa presentaron uno advirtiendo de la inconstitucionalidad de no pocos aspectos de esa ley. ¿Sabéis cuál ha sido la respuesta del vicepresi aragonés? Pues que hagan otro informe, y este, que salga bien.

Salió mal. Los juristas volvieron a decir que aquello olía a choto podrido en varios artículos.

Pues el vicepresi, de nombre Biel, se ha limpiado el orto con ambos informes, ha cuestionado públicamente la competencia de los profesionales que lo han hecho y, muy gallito, ha espetado a todos los aragoneses: "Bueno, y si es inconstitucional, ¿qué? Para que el Tribunal Constitucional emita un dictamen tiene que presentar alguien una cuestión o recurso de inconstitucionalidad, y eso sólo lo puede hacer muy poquita gente en España". Vamos, que aquí mando yo y vosotros, a callar. Acto seguido, sometió la ley a votación. Y tan pancho.

A Don Mario le admirarían las formas del señor Biel. Así se hacen las cosas, hombre. Nosotros sabemos lo que le conviene al pueblo, ese hatajo de ignorantes perroflautas y comelechugas. No saben la de sacrificios que hacemos por ellos, por llevarles el progreso y la riqueza con gaseoductos, casinos e Ikeas. El señor Biel no se ha achantado, como el presidente de Perú, que ha retirado la ley. Él los tiene mejor puestos. En el casino de su pueblo le van a hacer socio de honor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Anselmo Rural -

Oiga don Luis. No sólo los pueblos monegrino están muertos. Todos los pueblos están llenos de abuel@s moribundos. L@s jóvenes emigran a Zaragoza, y los (los en masculino) cuatro que se quedan con la faena de sus padres (ya sean tierras, cochinos u otros) se dan a las drogas, al alcohol y al puti del pueblo de al lado. El mundo rural muere. Teruel y Soria mueren también.
No digo que no haya que hacer algo contra eso. Lo que creo es que no hay que hacer gran scala para arreglarlo. Y menos de manera tan injusta (que no ilegal, todo es posible en democracia).
¿Por qué se lleva tanto tiempo diciendo que es imposible llevar agua en condiciones para los monegros y ahora de repente se puede? Si los monegrinos pagan sus impuestos, ¿por qué no se han hecho buenos accesos para promover que el desarrollo normal llegue al pueblo?
Conozco gente de Ontiñena, y por supuesto que están encantados con ILD y con sus millones; pero ¿qué será de Ontiñena si gran scala se hace real, aunque sea sólo la primera fase? Cuando salgan l@s abuel@s a tomar la fresca junto al hoyo 16 estarán encantados de ver pasar unos lamborllinis: "¿Era el Vladimir el del coche rojo?"
Ahora dices que Ontiñena es un pueblo que se muere. De aquí a unos años podrás decir que es una mierda de un color precioso y bañada en oro, pero no un pueblo.
Igual me equivoco, que no tengo estudios, pero ya veremos.
Dices que no hay alternativas... colectivizad las tierras y herramientas, sacaréis mayor producción trabajando menos, y luego repartid los alimentos e ir a vender el sobrante a la ciudad (eliminando intermediarios). Toma alternativa. Y matar a l@s polític@s y a l@s jefes/as y el mundo será mejor y golerá menos a podrido. O no hagas caso de nada.
Salud

S. del Molino -

Querido Luis:
No he hecho ningún alegato eco-indígena de buenro, sea lo que sea eso. Ni tampoco he dicho que los monegrinos sean indígenas amazónicos retrasados. Ni creo que los indígenas amazónicos sean o tengan que ser más retrasados que yo o que tú. Así, a priori, si no son amigos míos, no me merecen mejor o peor consideración un señor de Ayacucho que uno de Ontiñena. Hay dos hechos inapelables: los pobladores de la Amazonía no querían ser "salvados" por el progreso impuesto de Repsol, y hay unos señores juristas que dicen que la ley de Gran Scala puede ser inconstitucional, y en lugar de hacerles caso, la DGA ha tirado palante. Si eso no es caciquismo...

¿Qué tendrá eso que ver con mi ecologismo de pacotilla? Yo hablo de abusos de poder, de imposiciones, de salvapatrias que quieren colocarnos sus "soluciones" caiga quien caiga, aunque los moradores de la selva no quieran sus soluciones y aunque sus proyectos monegrinos atenten -por lo visto- contra la Constitución. Eso es lo que equiparo en ambos casos, eso es lo que tienen de equiparables las dos situaciones.

Lo que tú planteas es otro debate. Yo no entro (aquí, puedo hacerlo en otro momento) a valorar la obsesión desarrollista de la burguesía aragonesa, pero, al margen de que asuntos como Gran Scala sean o no la panacea para nadie, está claro que a la DGA nunca le ha interesado debatir ni esta ni otras cuestiones. Te venden el paquete cerrado, y tragas con él o te opones (poniéndote en el bando de los ecologistas de pacotilla, bonito calificativo para un debate en el que todos nos escuchemos, por cierto). Eso es lo que me jode: ese caciquismo ramplón y pueblerino. Yo debato todo lo que se quiera, lo que no estoy dispuesto es a que me tiren al pilón gritándome ecologista de pacotilla.

LUIS -

Querido Sergio:
Pensaba tan igual que tú que te creía mi alter-ego, pero a este tu alegato eco-indigena de buenro le falta la solución alternativa para el desarrollo real.
Yo soy de los Monegros y me sirve que nos veas como lo que somos esos indigenas amazónicos de secano retrasados. A ver si os enterais los ecologistas de pacotilla: NO HAY ALTERNATIVAS REALES A GRAN SCALA. Ontiñena y el resto de los pueblos ESTÁN MUERTOS SIN ESTE PROYECTO y otro no vendrá. Invertirías tu en algo que no sea el juego en Ontiñena, ¿en qué?. Porque hasta ahora no ha venido nadie con una alternativa. Los poligonos a Zaragoza o a Lima y los monegrinos y amazonicos bien retrasadicos y a mantener el paisaje cuando vengan los turistas de la capi. Ay señor!... vete a vivir a Ontiñena y te harás pro-granscala, aunque todo sabemos que es granstafa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres