Blogia
El Blog de Sergio del Molino

LO QUE ESCUCHO

Dos canciones suenan mucho en el iPod estos últimos días. Curiosamente, ambas en español.

La que dice:

En los dedos de mis pies
crecen hongos de colores,
me los como y crecen flores
más allá del horizonte.

Es Hongos, de Albert Pla, de su último disco, La diferencia.

La otra dice:

Plantaron en Puerto Madero
un almorzadero de trabajador.
No hay que reservar primero
donde el piquetero tiene el comedor.

Es Comedor piquetero, de Calamaro. También de su último disco, La lengua popular.

De la primera me gusta su guarrismo lisérgico, y de la segunda, el guiño porteño (que no bonaerense, como me recriminó Mecha una vez: "Los españoles usan mal bonaerense. Un bonaerense es alguien de la provincia de Buenos Aires. Los de la capital son porteños"): Puerto Madero es la zona de los restaurantes pijos, donde los ricachos van a zampar carne a doblón, donde está el hotel Hilton y toda la pesca. Un comedor piquetero sólo puede instalarse en Puerto Madero a la fuerza, después de guillotinar a unos cuantos en Plaza de Mayo.

Son ligeras y estivales. Me ayudan a mantener la cabeza fresca con este insoportable calor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres