Blogia
El Blog de Sergio del Molino

MADUREZ

De pronto, he madurado.

Al despertar, noté una presión en la nuca. Me palpé y encontré una silla. Estaba incrustada entre los omóplatos, bien encajada.

-Vaya, parece que al fin has sentado la cabeza -me ha dicho Cris.

La silla es de estilo imperio. Una silla clasicota, nada de diseños modernos y fatuos. Una silla de verdad, para culos fondones y largas sentadas.

No es el único cambio que he notado.

De repente, he prestado atención a los anuncios de ING Direct, y no sólo no he sentido ganas de estrangular y descuartizar en pequeños trocitos a los actores que en ellos salen, como me suele suceder, sino que me he sorprendido diciendo: "Tengo que contratar un buen plan de pensiones".

Me han venido otros pensamientos a la cabeza. Por ejemplo:

-Hay que regular los flujos migratorios, esta política de puertas abiertas va a acabar con la civilización occidental tal y como la hemos conocido.

-Los jóvenes deberían conciliar su derecho a la diversión con el derecho al descanso de los vecinos.

-Una cosa es que haya libertad de expresión, y otra muy distinta que todo el mundo pueda decir lo que le dé la gana.

-La factura, sin IVA, por favor.

-El rey es el garante de la democracia en España.

-No, no me sirvas otra copa, que me voy a poner piripi.

-Qué barbaridad, esta juventud cada día escribe peor.

-Con sacarina, por favor.

-En mis tiempos sí que se hacía buena música, no la ruidera que escuchan ahora.

-Le echaré un ojo a las oposiciones, que de la literatura no se puede vivir y el periodismo da muy mala vida.

-Algún día aparecerán las armas de destrucción masiva de Sadam.

-Esa corbata de lunares le iría muy bien al tono de mi cutis.

-Estos de Intereconomía dicen verdades como puños, eso es lo que les jode a los sociatas.

-Hum, esos chalets pareados de tres dormitorios de la Urbanización Atomarporculo del Centro tienen muy buena pinta... ¿Puedo ver el piloto?

Eran pensamientos que nunca había tenido. No los controlaba, y su continua ebullición, unida a la presión que la silla de estilo imperio ejercía sobre mi nuca, me han provocado una jaqueca espantosa. No encontraba explicación, hasta que he escuchado:

-¡Felicidades!

¿Felicidades? Ah, así que era eso...

He cumplido 30 años, y la madurez se ha instalado en mí con todas sus consecuencias. Ya no soy aquel chaval que perdía el tiempo leyendo novelitas, emborrachándose en bares donde no limpiaban el polvo y viendo pelis de Zhang Yimou a las cuatro de la mañana. He madurado. Tendré que quemar mi colección de inapropiadas camisetas pretendidamente chistosas y aprender a peinarme con un peine de verdad. Y empezar a hablar en pasado. O en pretérito imperfecto, pues el presente de indicativo y el futuro me están vedados para siempre. Sólo puedo agarrarme a los verbos conjugados en condicional o en modo subjuntivo, pero eso sólo lo hacen los peterpanes, los quieroynopuedo y los silohubierasabido.

También se supone que debería recapitular y tener una pequeña (o enorme) crisis de identidad. Debería llenar muchos folios repasando frustraciones y lamentando errores. O aprender a montar en moto, comprarme una y recorrer la península de Anatolia viviendo una pasión turca en cada pueblo, hasta que se me pasara la quemazón y la mala hostia de la madurez sin asumir. Pero, ¿sabes una cosa? Me siento de puta madre, a pesar de la silla de estilo imperio que me machaca las cervicales.

No suelo celebrar los cumples, porque caen en agosto y la ciudad suele estar vacía -y soy un poco tacaño y así me ahorro las cañas a las que debería invitar a la gente-, pero creo que este año sí que voy a hacer algo. Hay motivos: en este 2009 he cambiado de década, he publicado mis dos primeros libros (así que la gente ya no sonríe con condescendencia cuando les cuento que me dedico a escribir) y pronto nacerá mi hijo. Un año más que redondo, sublime. Crisis a mí.

No voy a plantar ningún árbol, pero sí que pienso brindar con la gente a la que quiero.

Y contigo también. Chin, chin. À la notre, mon ami!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

idéntico -

me sumo a la felicitación, sr. del molino. no por el cumpleaños, que ya pasó y no es cosa relevante, que hasta los perros lo hacen, sino por el tono y la agudeza del post. ha usado usted el tópico muy rebién, y el yoísmo propio de los blogs ha quedado bien engarzado con el motivo del post. le felicito.

Rondabandarra treintañero -

Llego un pelín tarde, pero no importa: ¡muchas felicidades! Por el cumpleaños y por todas esas cosas buenas que te están pasando.

Bienvenido a la treintena, déjame contarte algo como hacía Sofía de Las chicas de oro: Zaragoza, 2006. Se aproxima mi trigésimo cumpleaños y veo que desde hace unos meses las resacas se me hacen muy cuesta arriba, así que decido retirarme de la mala vida haciendo un fiestorro de cumpleaños con todos mis amigos, un canto del cisne. Me bebo el agua de los floreros y al día siguiente estoy tan fresco. ¡¡¿¿??!!
Moraleja: ¡¡los 30 son los nuevos 20!!
Claro, que yo no esperaba un pequeñuelo. De no ser por ese pequeño detalle, mi recomendación sería que te dieras al alcohol con más energía si cabe de lo que lo hacías hasta ahora. Eso sí, siempre mirando dónde pones los pies.

¡Salú!

S. del Molino -

Gracias, once again, pichulines.

Cernícalo Primilla -

¡¡¡¡ muchas felicidades triples chapulín !!!! desde estos calientes madriles aunque por las noticias parece que vosotros en Zgz lo estáis pasando peor.

Enrique -

¡Muchas felicidades retrasadas!

Mario -

30 años tío... Vaya, plan de pensiones... Bueno, como dice mi filósofo de cabecera, ese peazo Maki, vamos a gastarlo en putas que es la única forma de ahorrar.

S. del Molino -

Gracias, amiguetes. Veo que no todos los comentaristas están de vacaciones... Es curioso, porque el bajón de comentarios no se corresponde con el bajón de visitas veraniegas.

anro -

Felicidades!!!...yo también cumplo...ejen, ejen,,,un mogollón de años...Ah!...y también ejen..ejen...aniversario. Ni me atrevo a poner las cifras...pewro tú gózalo que te queda muchíiiiiiisimo por delante.
Un abrazote.

Chewi -

Cheers! :)

Felicidades.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres