Blogia
El Blog de Sergio del Molino

LA O CON UN CANUTO

LA O CON UN CANUTO

La crisis económica no ha traído una revolución con profusión de sangre, con guillotinas eléctricas funcionando a toda máquina en la Puerta del Sol (era el sueño húmedo de Valle-Inclán, cuando no le daba por cabalgar en pos del legítimo rey Don Carlos). Los rascacielos de la Castellana Bis de Florentino tampoco han sido asaltados, incendiados y reducidos a escombros. Y sobre esas brasas humeantes no se ha asado, cortados en chuletillas, a los banqueros y ladrilleros que se lo han llevado crudo todos estos años.

No, la gente se ha ido al paro ordenadamente y sin molestar. Era previsible, hace tiempo que desistimos de asaltar el Palacio de Invierno, pero hay recochineos que se salen de madre.

Ayer vi la última apuesta de esa cadena buenrollera y tan supuestamente izquierdosa que dice ser La Sexta. Se llama El aprendiz y es la adaptación de un reality americano (of course, en España no hay un solo programa original) que al otro lado del charco apadrinaba Donald Trump y aquí un tal Lluís Bassat.

Igualico, vamos. Mientras que Trump es casi un personaje de cómic, un icono -risible y caricaturesco, claro, y precisamente por eso más icónico todavía-, Lluís Bassat es un señor que a duras penas conocen los alumnos de las escuelas de marketing y de publicidad que no se pasan las clases jugando al mus en la cafetería.

Pero, claro, en España, el equivalente más próximo a Donald Trump era Jesús Gil, que sólo presentaba programas montado en Ponderoso o con dos chatis en un jacuzzi.

Dejémoslo pasar: Bassat tiene menos carisma que tu profesor de matemáticas de segundo de BUP, pero a los tontacos pijines que han hecho un MBA en Georgetown seguro que les pone palote la perspectiva de encontrarse con este señor. Supongo que querrán ser como él de mayores.

Hay más diferencias con la versión americana del reality: en Estados Unidos empezó a emitirse antes de que estallase la crisis. Estaba en sintonía con unos tiempos en los que cualquier licenciado en empresariales acumulaba millones de dólares cada mañana comprando y vendiendo acciones falsas de Madoff. Pero, entre el estreno de aquel programa y el de El aprendiz se ha hundido el sistema financiero que el programa glorificaba, millones de personas se han visto en la puta calle y miles de empresas se han ido al garete. Y se ha derrumbado precisamente por el dominio de personajillos de esa calaña, de tiburones empresariales que, tras la tormenta, han mostrado su verdadera faz de chanquetes hipertrofiados.

Pues en La Sexta, en vez de instarles a agradecer que el pueblo al que han dejado en bragas no les haya guillotinado en masa y esparcido sus higadillos en un foso lleno de hienas, vienen encima con recochineo. A buenas horas, mangas verdes. Emprendedores, dicen.

El programa no ha tenido audiencia. Lógicamente: en las otras cadenas estaba Belén Esteban. Y, francamente, para ver a unos niñatos con la estupidez subida y satisfecha hablando de cash flow y de beneficio neto antes de impuestos, yo también me paso a la Esteban. Y al arsénico también.

Y eso que he de reconocer que, como programa de humor, tenía un punto. En el que vi, la prueba consistía en vender aceitunas y encurtidos en un mercadillo. Les dieron material por valor de 700 euros y tenían que obtener el mayor beneficio posible.

Madre mía, la que liaron.

Era reconfortante ver a una cuadrilla de pijos con veinte masters del universo y expertos en no sé cuántas cosas que terminan en -ing intentar hacer una cosa que el gitanillo menos espabilao hace a diario sin despeinarse.

Con 700 euros de encurtidos, el Charly y el Jonatan -los gitanillos del rastro aludidos- se sacan, tirando por lo bajo, 2.000 euracos. Y, además, mientras colocan la mercancía, mangan siete relojes y diez carteras a sus clientes, que se van satisfechísimos y pensando que el Charly y el Jonatan son la mar de majos y que hay que volver a comprarles aceitunas el próximo día de rastro.

Pues estos troncos no supieron sacar más de 90 euros de beneficio después de tirarse una mañana planificando estrategias de venta y calculando márgenes de beneficios. Uno que, al parecer, era "experto en cálculo", vendió las aceitunas por debajo del precio de coste, porque después de tres horas haciendo cuentas en un cuaderno y calculando porcentajes de margen de beneficio, resultó que el tío no sabía sumar ni restar. A las tipas se les cayó al suelo un bote entero de manzanilla -y no las vimos recogerlas: dejaron la calle hecha un asco-. Qué maligno gusto daba verles incapaces de atarse los zapatos.

Pero es un confort momentáneo, porque luego te paras a pensar que tipos así son los que dirigen la mayoría de las empresas. Y por tiparracos como esos se va la gente honrada y currela a la calle, mientras ellos se quedan tan panchos en su traje de Armani, mirando el horizonte con cara ovina y perorando sobre sinergias e implementaciones, satisfechos de su cultivadísima ignorancia (porque hay que esforzarse mucho para ser tan tonto).

Yo, como retrato de estos neoyuppies, me sigo quedando con American Psycho (en la foto). Por lo menos, allí se decían frases con sentido, como: "Sé que mi comportamiento de homicida masivo es completamente inaceptable, pero no encuentro otra forma de realizarme".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

S. del Molino -

Del PSOE y del 90% de los productos que se venden en el mercado español.

Chelita -

Sí, déjalo que está gracioso, y como nombre para acompañamiento equino de nuevo rico hortera está muy conseguido. Aunque no es real, sí podría ser verídico ¿no?

S. del Molino Gil y Gil -

Jajajaja. He hecho un híbrido entre Jesús Gil y Bonanza (el rancho se llamaba la Ponderosa, ¿no?). Lo voy a dejar sin corregir, que queda gracioso.

Chelita -

Pues sí, te puedes reír mucho de ellos pero cuando caes en la cuenta de que se convertirán en tus jefes se te congela la sonrisa, seguro.

Apunte: Gil y Gil no montaba en Ponderoso, sino en Imperioso. Y te lo confirmo porque este individuo fue alcalde de mi pueblo, como bien sabemos.

Anakrix -

Sergio, criatura, pero de dónde sacas estos comentaristas?? En fin, ni caso. En cuanto a "El aprendiz", tienes más razón que un santo. A mí me daba mucha pereza el programita, pero el otro día me puse a verlo en un zapping y ya no pude escapar. Aún me estoy carcajeando de ver a esa panda de soplagaitas haciendo "análisis de mercado" y "estrategias de márketing" para vender pepinillos en el rastro. Cómo me recuerdan a la mayoría de los jefecillos que se han impuesto ahora en las empresas!!! Usan expresiones del tipo "management consulting" y "flujogramas", pero luego no saben sumar dos más dos. En fin, que "El aprendiz" es de los mejorcitos retratos de la sociedad actual que he visto en mucho tiempo... y así nos va

Rafael del Barco Carreras -

LLUIS BASSAT cuenta que tuvo la suerte de conocer a PASCUAL MARAGALL en el colegio y a JORDI PUJOL de excursionistas...es evidente que yo no la tuve...

Y FÉLIX MILLET TUSELL dice "en Barcelona somos 400 y siempre somos los mismos".


LA FISCALÍA VE ANOMALÍAS EN LAS CUENTAS DEL FÓRUM.



Rafael del Barco Carreras



La Vanguardia del 30-09-09, pero aparte del titular no copiaré datos. Sabidos y repetidos en www.lagrancorrupcion.com, y tal parece que la Fiscalía y La Vanguardia no tengan más remedio que pronunciarse, pasados cinco años, sobre el clamor popular; EL FÓRRUM.

Sin embargo en el artículo no se cita un personaje crucial en este tema y en mi Historia, ¿prudencia?, a pesar que con la crisis han disminuido o desaparecido las abundantes cifras de publicidad y patrocinio del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, la única gran inmobiliaria barcelonesa (Ayuntamiento y Estado) sin “problemas que se sepa”, y de la que es vocal y secretario general;

GUERAU RUIZ PENA, LIQUIDADOR DEL FÓRUM, repito por enésima vez, y repetiré, nada menos que uno de los primeros socios de Bufete de Luís Pascual Estevill. Enchufado por Narcís Serra en su Alcaldía y ascendido con Pascual Maragall a concejal (íntimas amistades), y de ahí monta bufete con otro socio de Pascual, Eduardo Soler Fisas, contratados por 25 millones de pesetas al año para “defender a los bomberos”. ¡Y vocal del Consorcio de la Zona Franca! ¿En pago a su gran servicio en el Caso Consorcio porque su íntimo Pascual Estevill era por desgracia mi abogado defensor? Yo en la cárcel, acusado por el Ayuntamiento, y ellos de “negocios” con Javier de la Rosa, verdadero culpable...y puedo asegurar por propia experiencia que compartían además del bufete CATADURA MORAL o CARADURA. Guerau prometiendo que el Ayuntamiento me excluiría si contrataba a Pascual, y Eduardo consolándome en sus visitas a La Modelo con “paciencia Rafael es un tema político” (en catalán) ¡Si Eduardo pretendió ser juez cuando Pascual fue nombrado vocal del Consejo General del Poder Judicial! Comprobadas las ganancias de su colega, y ya juez, en sus visitas conjuntas a Suiza…solicitó el nombramiento por “abogado de reconocido prestigio”. Aparece en Internet rechazada su solicitud cuando su padrino fue expulsado del CGPJ.

Entre los absurdos y cómicas mentiras (maletas de dinero de origen desconocido o quien aparcaba lejos de su lujoso piso de Núñez y Navarro para pasar desapercibido) oídas estos días en el juicio a la corrupción en la Delegación de Hacienda de Barcelona, a pesar del tiempo entre la llamada “época del pelotazo” y el FÓRUM, se cruzan personajes… y hasta en el escándalo del PALACIO DE LA MÚSICA.

En Barcelona los corruptos son tantos que además de la magnitud y duración de las corrupciones, descubiertas y denunciadas, se sobreseen o se juzgan pasados decenas de años. Aquí jamás se han acusado a 109 o 97, casos Marbella o Gurtel, siendo los dos niñerías comparados con las cifras barcelonesas. Pululando por la Política y Administración los corruptos forman una clase social endogámica, o son vecinos de barrio (de los selectos) y de los mismos colegios, aunque parezcan divididos en irreconciliables derechas e izquierdas, y subgrupos (catalanistas, independentistas o diferentes escalas del progresismo), pero no hay tal, ¡pura ficción! tras el Poder y Dinero.

Lo sabía bien Félix Millet, un clásico, un repartidor, un De la Rosa en pequeño, para “tenerlos contentos”. Ana Balletbó, socialista de pro, presidenta de la Fundación Olof Palme, y del COMITÉ DEL PALAU DE LA MÚSICA recibió 1000 €. ¿Solo?, donde hay un recibo, hay más. Otro personaje de mi “Barcelona, 30 años de corrupción”. Alguien viviendo de subvenciones que subvenciona a la vez a otros subvencionados. ¿Melómanos?, ¿amor a la música o al dinero y figurar?

¿Y esos “estudios sin lógica” tan abundantes en la Generalitat y Ayuntamiento no son simples “metida de mano en la caja” que deberían obligar a Fiscalía y Mossos a actuar de oficio deteniendo sin más al ladrón?
Ver imágenes en www.lagrancorrupcion.blogspot.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres