Blogia
El Blog de Sergio del Molino

CORRIJO Y AMPLÍO

Dije ayer que lo más equiparable a Donald Trump en España sería el dijunto (sic tanguero: Gardel siempre se veía a sí mismo dijunto, nunca difunto) Jesús Gil. Me quedé muy corto. Para que un ente español se aproxime un tanto a Trump tendrían que batir en la misma coctelera a Jesús Gil, Bertín Osborne, Julio Iglesias, Andrés Montes y Ruiz Mateos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Enrique -

No he visto el programa, pero si no me equivoco Bassat (De Bassat & Ogilvi) es quien suele hacer las campañas electorales del PSOE, ¿no?

S. del Molino -

Item más: con Donald Trump no tendría sentido hacer un equipo de tías y otro de tíos, pues los maromos no tendrían nada que hacer.
Y es cierto: la elección de Bassat es un error. Ese hombre, con esa cara, sirve para invitarte a una calçotada el domingo en su masía o para acompañarte a probar vinos de Costers del Segre en un atardecer otoñal, pero no le veo yo de tiburón hijoputa. Despide a la gente sin convicción, sin rudeza.

Rondabandarra con un master del universo y dos etiquetas de Anís del Mono -

No te digo yo que no, pero de momento no se les ha visto en su hábitat -donde pueden, como bien dices, ser igual de inútiles-, sino intentando aplicar todos esos conceptos acabados en -ing en la vida real con estrepitoso descalabro. Y ahí es donde está el chiste. Me meaba de la risa cuando esperaba el OK, ¿OK? para comprar la comida y en el ínterin les cierran el super.
La gracia del asunto es que les mandan sumar 2 y 2 y en vez de contar con los dedos, se empeñan en que nos enteremos de que saben usar una calculadora científica.
Respecto a lo que comentas de la diferencia con Trump, para mí es un gran fallo haber fichado al Sr. Bassat, don Luis (que antes le había catalanizado el nombre). Como digo, parece un yayo al que apetece ir a ver el domingo a que te de la propina. Al amigo Donald le dicen que van a ponerle el nombre de Stamina a un equipo y se pule a todos y dice que le traigan otros siete menos idiotos.
¡¡Benjamín, a por ellos, tigre!! Juas, juas, juas…

S. del Molino -

Sólo disiento en una cosa contigo, querido y erudito amigo: "niñatos pijos a los que si sacas del despacho enmoquetado no saben por dónde les da el aire". ¿Es que acaso en el despacho sí saben por dónde les da el aire? Son igual de ridículos y patéticos en su oficina acristalada, pero como en el despacho mandan, nadie se atreve a reírse de ellos.

Rondabandarra MBA -

El primer día me negué a aguantar a esa recua de pijos encantados de conocerse, pero ayer, después de leer tu post, le eché un ojo y me quedé enganchado al espectáculo, porque no es otra cosa. Que se desengañen los alumnos de Empresariales que quieran sacar ningún provecho de ahí: para mí no es otra cosa que la "Real Life" de Paris Hilton, pero en vez de en una granja, en un mercadillo, en un restaurante, etc.: niñatos pijos a los que si sacas del despacho enmoquetado no saben por dónde les da el aire. Totalmente de acuerdo contigo en que vale más no pensar en que estos ineptos nos darán por culo a todos.
Pero con lo que más disfruté fue con ese gran personaje (no es una persona, de puro arquetípico es un personaje) que es Benjamín, que de niño se haría pajas viendo "Wall Street" y llevará al cuello una medallita de San Gordon Gekko. La pedantería y chulería de toda esta cuadrilla se condensan en ese payaso que no sabe ni hablar. Sublime.

P.S.: Lluis Bassat parece el abuelito de Heidi. Bueno, no, el de Tarradellas, que para eso es catalán. En la próxima reunión, seguro que llame a la secretaria para que les entre un poco de espetec.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres