Blogia
El Blog de Sergio del Molino

EL COSO DE AL LAO

Ya está bien de hablar de hijos de puta y de cabrones con pintas.

Hablemos de buena gente.

Es más, hablemos de gente extraordinaria. De gente por la que merece la pena vivir. De gente que goza y hace gozar, y que, cuando sufre, no lo hace por un cash flow mustio ni por el índice Nikkei.

Hace mucho, escribí una columna sobre Cristóbal Repetto. Bastante tiempo después, la colgué en este rinconcito. La tenía olvidada, no había vuelto a pensar en ella. Hasta esta mañana. Al abrir el correo, me ha saltado un mensaje extraño. En la marabunta de tonterías cotidianas, un nombre destacaba en los "de". Allí ponía claramente "Cristóbal Repetto". Y el asunto se titulaba: "Cristóbal Repetto, desde Argentina". No me lo podía creer.

El tanguero de la voz imposible se ha topado con mi pobre columnica. Y el tanguero de la voz imposible se ha emocionado y me ha escrito una carta bellísima, trenzada con un verbo claro y fresco, lleno de ternura. No reproduzco nada de la carta ni de mi respuesta porque entiendo que es correspondencia privada, pero sí que quiero dejar constancia del bien que me ha hecho. No importa lo mucho que el día haya podido torcerse. No importan los tropezones, las malas caras ni las zancadillas con las que he tenido que bregar durante la jornada. Las miserias cotidianas han quedado disminuidas, como si les hubieran colocado una enorme sordina. La carta de Repetto me ha inmunizado contra todo y contra todos.

¿Hay algo más bonito que emocionar a quien te emociona a ti?

He buscado en YouTube una versión de Los cosos de al lao, un tango que en su voz eriza hasta la piel del hígado por su profunda simplicidad sentimental. Dice:

De pronto se escuchan
rumores de orquesta.
Es que están de fiesta
los cosos de al lao.

Ha vuelto la piba
que un día se fuera
cuando no tenía
quince primaveras.

Hoy tiene un purrete
y lo han bautizao,
por eso es que cantan
los cosos de al lao.

Esas frases, cantadas por Repetto, me llegan al alma, si es que alguien tan mundano como yo gasta de eso. A falta de Los cosos de al lao, os dejo una grabación de Organito, un viejo tango que compuso Juan Carlos Graviez en los años 20 y que recuperó Repetto con su voz de pizarra de 78 revoluciones. Es una pequeña historia del tango cantada:

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Javivi -

Yo te contraprogramo: en www.barricada.com.es ya está colgada la primera canción de La tierra está sorda, el disco de Barricada sobre las y los perdedores de la guerra civil. Una de tango y otra de rock, qué tal si nos marcamos un reguetón? Creo que Mago de Öz tienen varios, según me dijo el autor de este blog.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres