Blogia
El Blog de Sergio del Molino

VADE RETRO, PAGANO

VADE RETRO, PAGANO

Menos mal que aún queda en este país gente con lo que hay que tener. Menos mal que Sigüenza, además de parador nacional, torreznos y diez grados bajo cero a mediodía en diciembre, tiene un obispo con todos sus atributos episcopales. Un obispo al que no le tiembla la voz al denunciar el paganismo que nos invade y nos subyuga. Con españolísimo y fiero ademán, monseñor José Sánchez (según puede leerse aquí) nos advierte de los peligros de Halloween, ese "rito importado" y pernicioso que se celebrará este finde. Dice su eminencia:

"Si todo quedara en un juego de niños, con sus regalos y travesuras... Pero también podemos correr el riesgo de que, a impulsos del comercio, del consumo y de la moda, costumbres como ésta, paganas, importadas, prevalezcan y hasta desplacen costumbres cristianas".

No se crean que monseñor habla de un riesgo hipotético. Las buenas manos que rigen la iglesia ya han visto con anterioridad cómo otras costumbres paganas, importadas, han prevalecido y hasta han desplazado costumbres cristianas:

La perniciosa y afrancesada moda de la democracia, por ejemplo, que desplazó la costumbre de los autos de fe, tan ibérica y tan del gusto del buen pueblo.

La extranjerizante moda de tratar con respeto a los niños, que desplazó la costumbre cristiana de abrirles la cabeza contra el pupitre y atizarles con la regla en los dedos. Por no hablar de esa otra moda pagana que dice que no se puede juguetear con los genitales de los monaguillos, arraigada costumbre del orbe cristiano (porque si un sacristán no puede tocarle el culo a un monaguillo, ¿para qué diantres quiere un monaguillo?).

La iglesia ha asistido con silencioso e imperturbable dolor a la imposición de tales costumbres paganas, que han convertido a los buenos y penitentes cristianos en cretinos afeminados y masones. Pero, si no escuchamos al obispo de Sigüenza y no hacemos algo por atajar pronto el problema, en muy pocos años veremos desaparecer de nuestras ciudades y pueblos costumbres españolísimas, que serán barridas por los vientos que se cuelan entre los picos de unos Pirineos que han demostrado no ser lo bastante altos, o a través de las redes infernales de internet.

Aparcar en doble fila, pagar en dinero B, irse de los bares sin pagar, reírse de la gente que lee libros, descargarse politonos de Camela, gruñir y gesticular como pitecos en celo cuando la selección gana un partido, recalificar terreno rústico en urbanizable, alancear y prender fuego a reses bravas, trucar los taxímetros, intoxicar con salmonela a los guiris o reutilizar el mismo mondadientes durante un mes entero. Todas estas costumbres, orgullo y emblema de lo hispánico, tienen los días contados si seguimos dejando que los universitarios prefieran irse de erasmus a ingresar en la tuna, si subvencionamos a los cines que proyectan en versión original subtitulada o hacemos carriles-bici para los perroflauta que no contribuyen a que la industria del automóvil salga del pozo.

Sí, señores, la batalla no se libra sólo por Halloween. Se libra por la hispanidad. ¿Acaso queremos ser como esos franceses que tanto hemos odiado? ¿Acaso somos suizos de mierda? ¿Acaso aspiramos a vivir como esos escandinavos de los cojones, que tienen el seso reblandecido de tanta sauna?

No, caballeros, no. Hay que tomar medidas pronto. Si esta noche de Halloween te viene un niño vestido de Drácula pidiéndote caramelos, dale dos buenas hostias, un rodillazo en los huevos y enciérralo en un cuarto oscuro un par de horitas con el obispo de Sigüenza. Si después de ese tratamiento de choque no sale cantando el Hala, Madrid y bebiendo un sol y sombra es que ese chaval no tiene remedio, bien porque es hijo de un belga o porque es maricón.

Que se entere de que es español, cojones, y que viva como tal.

Foto: buscando imágenes de calabazas de Halloween me ha salido esta bruja china, que es mucho más graciosa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Linda -

Me gusta tu artículo Nostalgias y decepciones. De esas decepciones he vivido varias al releer, pero mejor no generalizar. Dice Borges (cito de memoria): "Un libro que no merece la pena ser releído es que no merece ser leído". De esos, de los que merecen ser leídos y por tanto releídos hay, afortunadamente, muchos.

S. del Molino -

Jonatan: jajajaja.

Tocayo: piteco. Apócope de pitecántropo. Estadio homínido anterior al 'homo'. En griego, 'pithekos' es mono.

Sergio -

La de trabajo que me das. Voy a tener que abrir el diccionario para buscar "pitecos"...
Abrazos!!!

JONATAN -

Y KE PASA CON LOS POLITONS DE CAMELA?.... NO TIENS OTRA COSA PA TOKR LS GUEBOS?.....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres